Anaya y Riquelme se proclaman vencedores

Aspirantes presumen pruebas de triunfo; instituto Electoral tarda en dar mensaje
A partir de las 8:00 de la mañana los funcionarios de casilla empezaron con la colocación de mamparas para recibir el sufragio ciudadano que definiría al nuevo gobernador (FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
05/06/2017
03:06
Saltillo, Coah.
-A +A

[email protected]

Ayer fue un día vertiginoso para Coahuila, un estado de más de 2 millones de habitantes, de acuerdo con la lista nominal electoral y que busca elegir a un nuevo gobernador.

Después de las 11:20 de la noche el Comité Directivo Estatal del PAN de Coahuila se convirtió en una gran fiesta. Sonrisas, porras y gritos de “¡Memo gobernador!”, inundaron el ambiente.

El panista Guillermo Anaya, candidato de la Alianza Ciudadana al gobierno de Coahuila, se declaró ganador de la contienda y dijo que las tendencias son irreversibles, con 70% de actas computadas y dijo que “por primera vez en la historia habrá alternancia en Coahuila”.

Si se cristaliza el triunfo de Guillermo Anaya se convertirá en el panista más ganador de la historia en competiciones electorales de mayoría.

El ánimo en la sede del PAN decía más que todas las encuestas que mostraron por la tarde los candidatos.

Desde muy temprano, en las calles y las casillas se percibía el olor a cambio. De acuerdo con el equipo del abanderado panista la clave fue “sí salieron a votar los coahuilenses” y eso, al parecer, le dio el triunfo a Guillermo Anaya Llamas.

En pláticas en la calle, algunos ciudadanos que acudieron a votar, aseguraron que más que sufragar convencidos por el panista, importaba el voto de castigo contra del PRI.

Incertidumbre. En punto de las 18:00 horas, los dos principales candidatos a la gubernatura, el priísta Miguel Ángel Riquelme y el panista, Guillermo Anaya Llamas no esperaron los resultados oficiales ambos se declararon ganadores y aseguraban que las tendencias a su favor eran contundentes y no había reversa.

El primero en salir a ofrecer una rueda de prensa fue Miguel Ángel Riquelme, candidato de la Alianza Por un Coahuila Seguro, quien presentó cuatro distintas encuestas en las que, según él, llevaba una ventaja de entre ocho y nueve puntos.

Segundos después, el abanderado de la Alianza Ciudadana, Guillermo Anaya Llamas, también se pronunciaba ganador y presentaba otras cuatro encuestas en donde explicaba que le daban una ventaja de entre uno y siete puntos.

En su mensaje a medios, Miguel Ángel Riquelme adelantó que a las 10 de la noche haría un festejo y le pidió a Guillermo Anaya reconocer su derrota.

Autoridad electoral. El Instituto Electoral de Coahuila no pudo despejar las dudas que se generaban en la sociedad y después de la medianoche emitió un mensaje.

Desde el jueves pasado, la presidenta del órgano electoral de Coahuila, Gabriela de León, anunció que el estado sería en último en dar los resultados de los comicios por la complejidad de los mismos, en los que participaron 15 partidos políticos; además de elegir gobernador, diputados locales y alcaldes, por las largas distancias que hay entre los distintos municipios en el estado.

Ayer fue el día en que, al parecer y de acuerdo con las cifras de los panistas, la alternancia podría llegar a Coahuila y dejar atrás casi 90 años de gobierno del PRI.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS