Acierto, la reforma en telecomunicaciones: EPN

Sin cambios legales, el país habría sido condenado al rezago, asegura; se concretó una profunda transformación para impulsar la conectividad, afirma
El presidente Enrique Peña Nieto conmemoró el cuarto aniversario de la reforma de telecomunicaciones (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
27/06/2017
01:55
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

Al conmemorar el cuarto aniversario de la reforma en telecomunicaciones, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que habría sido un error no transformar el marco legal de este sector, pues se hubiera condenado a los mexicanos, especialmente a niños y jóvenes, al rezago.

Afirmó que México se atrevió a proponer un nuevo paradigma e iniciar una profunda transformación en el sector, consciente de que los cambios tecnológicos en marcha exigían establecer bases de un nuevo modelo de desarrollo sustentado en la conectividad y en la tecnología digital.

Aceptó que este cambio no estuvo exento de diferencias y de dificultades, pero afirmó que los resultados de esta gran transformación “hoy están a la vista de todos... es nuestro deber que se mantenga el rumbo en su implementación, en un marco de absoluta transparencia y rendición de cuentas”.

“No haber cambiado habría sido irresponsable, habría significado condenar a México al rezago, habría implicado condenar a la población, en especial a niños y jóvenes [a no acceder] a los beneficios de la era digital en su vida diaria, en su educación y en sus posibilidades de esparcimiento y emprendimiento.

“Habría impedido que las empresas fueran más eficientes y competitivas, habría limitado su acceso a la manufactura digital avanzada, que genera productos de alto valor agregado, habría reducido las posibilidades de México de contar con telecomunicaciones modernas que incentivan una economía más productiva y un desarrollo más incluyente”, dijo.

En el Salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, Peña Nieto hizo un balance de lo ocurrido en los últimos cuatro años en el sector y destacó que se incrementaron en más de 60% los usuarios de internet, al pasar de 40 a 65 millones, con lo que 80% de los jóvenes están conectados a la red.

Agregó que en este periodo aumentaron en 20 millones los mexicanos con teléfono celular para sumar 80 millones. Dijo que el sector de las telecomunicaciones ha crecido en los últimos cuatro años a una tasa anual de 10%, cuatro veces superior a lo de la economía en su conjunto.

Explicó que gracias a que se derribaron barreras para la inversión, se han destinado recursos privados por más de 230 mil millones de pesos a infraestructura de telecomunicaciones, gracias a que los empresarios ven ventajas en un sector abierto a la competencia, innovación y regulado por un ente autónomo como el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El Presidente dijo sobre la reducción de tarifas de telefonía en el país, que con esta reforma se eliminó el cobro de la larga distancia nacional, con lo que los mexicanos ahorraron 20 mil millones de pesos anuales, al tiempo de que las tarifas de larga distancia internacional han disminuido 40% y las de telefonía móvil 43% en promedio.

“La reforma tiene una dimensión social importante que debemos tener presente, quizá este es el resultado más trascendente del cambio que hemos impulsado: la reducción de la brecha entre quienes tienen acceso a la tecnología digital y de aquellos que no lo habrían tenido”, expuso.

Destacó tres aspectos de la reforma: con el programa México Conectado se puede acceder a internet gratuito de banda ancha en más de 100 mil espacios públicos; la Red Centro de Inclusión Digital México Conectado, galardonada por la ONU, ofrece en sus 32 centros estatales educación y capacitación en tecnologías de la información, y tres, la transición a la televisión digital liberó la banda de 700 megahertz, lo cual permite desarrollar la red compartida que comenzará a operar en 2018 y que da acceso a la cobertura de telecomunicaciones de alta calidad y velocidad para más de 100 millones de mexicanos hacia 2024.

“El diseño de esta red es de vanguardia y, posiblemente, quizá única en su tipo de todo el mundo, al permitir que distintos operadores compartan una misma infraestructura y que, por lo tanto, puedan trasladar el ahorro que ello implica a sus clientes”, detalló.

Advirtió que algunos pensaron que los cambios alcanzados en el sector eran inevitables, que se habrían dado por sí solos, pero “nada más alejado de la realidad”. Hay países que se están rezagando, porque a diferencia de México, no cuentan con una política pública ni con instrumentos ni con empresarios de las telecomunicaciones activos y participativos, añadió.

El Presidente se dijo convencido de que “el futuro se construye desde hoy” y que México ha sentado en estos cuatro años las bases para participar con éxito en la nueva economía digital, a partir de mayor y mejor uso de las tecnologías de la información.

Aseveró que así lo reconoció la ONU al ubicar a México como líder en América Latina y El Caribe en servicios digitales y participación en línea, además de que Inventario de Datos Abiertos del Open Data Watch coloca a México por segundo año consecutivo como líder regional en datos abiertos.

Asentó que esta reforma busca generar para la sociedad mexicana inclusión mediante el uso de las herramientas en comunicación.

Mantente al día con el boletín de El Universal