Morena pide a Sedena prohibir mano de obra infantil en pirotecnia

La diputada Paola Félix Díaz detalló que la fabricación y el manejo de fuegos artificiales representa un alto riesgo no sólo para los adultos que se dedican a esa actividad, sino también para decenas de menores de edad que participan en dichas labores
Foto: Especial / Archivo
25/06/2017
16:09
Suzzete Alcántara
Ciudad de México
-A +A

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados exhortó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a supervisar y prohibir la mano de obra y la entrada de menores de 18 años de edad a cualquier fábrica o local donde se elabore pirotecnia.

La diputada Paola Félix Díaz detalló que dentro de la industria manufacturera, la fabricación y el manejo de fuegos artificiales representa un alto riesgo no sólo para los adultos que se dedican a esa actividad, sino también para decenas de menores de edad que participan en dichas labores, por lo que se debe prohibir el trabajo de éstos en los establecimientos donde se manipule pólvora y otros materiales explosivos.

Señaló que por lo anterior, presentó una iniciativa de reforma al artículo 43 de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, con el fin de que la Sedena supervise y prohíba la entrada de menores de 18 años de edad a cualquier fábrica o local donde se elabore pirotecnia.

La diputada sostuvo que los materiales que se utilizan para los fuegos pirotécnicos afectan la salud de niños y adolescentes, y su manipulación resulta muy peligrosa para su integridad física.

“El hecho de que los menores de edad trabajen en esa actividad, también los priva de un sano crecimiento, el derecho al juego y a la educación”, añadió en un comunicado.

Paola Félix explicó que la fabricación de fuegos artificiales está considerada como una de las peores formas de trabajo infantil, debido al contacto con productos altamente explosivos y tóxicos, además de que se lleva a cabo en hogares o talleres carentes de medidas de seguridad e higiene, que ponen en grave peligro la vida de niñas, niños y adolescentes.

“Si bien no existen cifras oficiales sobre la cantidad de menores de edad que laboran en la pirotecnia, en gran medida se constituyen como un negocio familiar de tradición arraigada, cuyos miembros desde muy temprana edad aprenden y apoyan en distintas etapas de la fabricación de estos productos”, recalcó.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS