Legisladores de derecha de AL reclaman a la OEA por imponer políticas

Firman declaración contra visión de la organización sobre familia y aborto
Los legisladores criticaron la intervención de la OEA en países como Venezuela, ya que creen que va más allá de la soberanía de las naciones. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/06/2017
02:09
Horacio Jiménez
-A +A

horacio.jimenez@eluniversal.com.mx

Legisladores de partidos con tendencia de derecha de 18 países de América Latina, reunidos en el Primer Congreso Hemisférico de Parlamentarios firmaron una declaración de 10 puntos en la que se oponen a los “agresivos” esfuerzos de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana, por imponer a sus Estados miembros políticas y perspectivas ideológicas que atentan contra el derecho a la vida, la familia y las libertades de expresión y de asociación religiosa.

Los 650 legisladores de América Latina, quienes entregarán su documento en la 47 Asamblea General de la OEA, que se llevará a cabo en Cancún, Quintana Roo la próxima semana, expresaron su rechazo de cualquier interpretación que promueva la creación de una supuesta obligación internacional de autorizar o subsidiar el aborto voluntario o de ampliar supuestos de éste no punible.

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, el panista Javier Bolaños, pidió que en el marco de la 47 Sesión de la OEA haya una definición precisa y se levante la voz desde México para que no haya complicidades y pisoteo a los derechos humanos como en Venezuela.

“Esperamos que una abrumadora mayoría de los Estados que estén presentes condenen, denuncien y levanten la voz sobre lo que padecen, lo que están sufriendo hoy en la República de Venezuela”, destacó.

En este encuentro de legisladores de derecha también quedó plasmado que están en contra de cualquier interpretación que busque alterar la definición del matrimonio, como la unión entre el hombre y la mujer, en el ordenamiento jurídico interno de los Estados partes de la Convención o que busque crear una supuesta obligación estatal de autorizar la adopción de niños por parejas del mismo sexo.

También manifestaron su rechazo a cualquier interpretación que califique como discriminación la oposición moral o religiosa al reconocimiento o protección legal de las uniones entre personas del mismo sexo.

De México firmaron el decálogo los legisladores panistas: Daniel Ávila, Adriana Díaz Lizama, Guadalupe González Suástegui, Víctor Hermosillo, José María Martínez y Sonia Mendoza, así como Israel Fierro Terrezas (PES) y María de la Paz Quiñones Cornejo (PRI).

“Su reconocimiento de que estas intervenciones indebidas de la OEA, la Comisión y la Corte en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembro representan un ataque sin precedentes a la independencia y autodeterminación de las naciones, así como a su ordenamiento constitucional”, establece el tercer postulado.

Imperialismo. Sobre la importancia de estos encuentros internacionales de legisladores, el diputado de Chile, José Antonio Kast, adelantó que si bien “la OEA nació para resguardar la libertad, la democracia y el respeto de los derechos humanos, nos preocupa el giro que ha tenido en los últimos años, ya que va más allá de la soberanía de nuestros países. Vemos con preocupación que se está tratando de imponer un imperialismo cultural sobre nuestras naciones”.

A nombre de los parlamentarios que signaron la Declaración México, Kast sentenció: “No aceptamos que haya una injerencia de un superpoder sobre nuestros tribunales de justicia y nuestros parlamentos”.

A nombre del Comité de Presidencia del Congreso Hemisférico de los Parlamentarios, Kast concluyó: “Evitemos que la OEA se convierta en un suprapoder por sobre la determinación de nuestros países”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios