Reconoce la UNAM a defensores de migrantes en EU

Promueve rechazo a políticas xenófobas de Donald Trump; entre los galardonados, Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles
El galardón Alfonso García Robles es una de las medidas que el rector Enrique Graue anunció para combatir la xenofobía de Donald Trump (ARCHIVO EL UNIVERS)
13/06/2017
02:12
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Dolores Huerta, quien luchó junto con César Chávez por los derechos de los trabajadores inmigrantes agrícolas que vivían en Estados Unidos en la década de 1960, será una de los cinco primeros homenajeados con el reconocimiento Alfonso García Robles para labores destacadas en favor de personas migrantes, que creó la UNAM como una de sus medidas para defender al país contra las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump.

Esta iniciativa se lleva como parte de las siete medidas que anunció en febrero el rector Enrique Graue Wiechers para reconocer la oposición a la xenofobia y para contribuir a la defensa del país en el contexto de las amagos que ha lanzado Trump en contra de los inmigrantes y de México.

El premio les será entregado a organizaciones civiles defensoras de derechos humanos y a luchadores sociales. En 1962 Dolores Huerta y César Chávez fundaron la Asociación Nacional de Trabajadores Agrícolas, que después se convirtió en la Unión de Trabajadores del Campo Unidos, una de las voces más importantes en la época para defender los derechos de los trabajadores agrícolas en Estados Unidos.

En la actualidad y tras la muerte de Chávez en 1993, Dolores Huerta continúa abogando por los derechos civiles y la igualdad de los grupos vulnerables como los trabajadores agrícolas, las mujeres y los niños.

Recibirá el reconocimiento al abogado especializado en la defensa de inmigrantes, Kalman D. Resnick, fundador del Centro para el Servicio Legal para Inmigrantes, el cual atiende principalmente a los integrantes de la comunidad mexicana en Chicago, Illinois, una de las más numerosas en la Unión Americana.

Resnick tiene 40 años de experiencia como abogado especializado en la legislación migratoria.

La directora Ejecutiva de la Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes (Coalition for Humane Immigrant Rights), Angélica Salas, también recibirá la medalla.

Es portavoz para la reforma migratoria y miembro activo del Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (Fair Immigration Reform Movement). La organización que dirige provee servicios y asesoría legal a bajo costo a inmigrantes indocumentados para obtener la ciudadanía estadounidense, reunirse con sus familias y aplicar para convertirse en beneficiarios del programa DACA, jóvenes indocumentados que llegaron de niños con sus padres y crecieron en aquel país.

Entre otras acciones, la Coalición logró una reducción en el monto de las colegiaturas de universidades públicas en Estados Unidos para estudiantes inmigrantes indocumentados.

También será reconocido el alcalde de Los Ángeles, California, Eric Garcetti, cuya administración ha desarrollado programas para integrar a los migrantes a la comunidad y ha convertido a esta ciudad en una de las llamadas “ciudades santuario”.

Esto lo ha logrado con medidas como prohibir a los policías cuestionar a los residentes sobre su condición migratoria, hacer arrestos basados en ella o mantener a personas bajo custodia con el argumento de haber sido detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Garcetti propuso la creación de un fondo de 10 millones de dólares para contratar a abogados defensores de los migrantes indocumentados locales.

También se entregará el premio al Sindicato Americano de Libertades Civiles (American Civil Liberties Union), que encabezó la defensa de los jóvenes llamados dreamers contra la orden ejecutiva de Donald Trump que afectaría a los indocumentados y limitaría el acceso a ese país de personas provenientes de naciones árabes. La organización se ha pronunciado en contra de las políticas discriminatorias de esa administración estadounidense.

Creado en 1920, el sindicato ha llevado demandas colectivas e individuales para defender a niños y adolescentes en contexto de migración y a partir del año 2001 asumió abiertamente la lucha y defensa de los derechos de los migrantes.

El premio consiste en un diploma y una medalla que serán entregados en una ceremonia solemne, aunque la UNAM no especificó cuándo se llevará a cabo esta ceremonia.

“El propósito es honrar en vida o de manera póstuma, a servidores públicos, autoridades e instituciones que hayan realizado labores destacadas en defensa, promoción, protección o garantía de los derechos humanos de migrantes en condición de vulnerabilidad”, informó la UNAM.

El lunes 6 de febrero, la Gaceta Universitaria publicó la creación del reconocimiento “Alfonso García Robles, en honor al premio Nobel de la Paz mexicano, y cuya finalidad será reconocer a alcaldes, gobernadores, agrupaciones e instituciones de educación superior que se opongan a la xenofobia del gobierno estadounidense.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS