Crónica. Festeja PRD su aniversario con medio millar de pastelillos de chocolate

El partido del sol azteca festeja en el Hemiciclo a Juárez sus 28 años
Fotografía de Juan Carlos Reyes EL UNIVERSAL
06/05/2017
02:14
-A +A

La hora es de celebrar 28 años del PRD con mariachi, medio millar de pastelillos de chocolate, un paquete de discursos de líderes que hablan de las hazañas perredistas, y algunos cientos de amas de casa y colonos, la mayoría de Iztapalapa, con banderín en mano y la camiseta partidista bien puesta: #NoAlGasolinazo.
Pleno sol de casi mediodía. Sobra espacio en la ancha banqueta del Hemiciclo a Juárez. Una fila de líderes locales y del comité ejecutivo nacional perredista, varios diputados federales y a la Asamblea Legislativa, acompañan a la presidenta del partido, Alejandra Barrales Magdaleno, y su secretaria general Beatriz Mojica Morga.
Ellas vienen de meses de desgarramiento de su partido, de renuncias a la militancia, mientras brilla la estrella que los opaca de uno que fue su presidente, Andrés Manuel López Obrador, y otra vez salen a la calle para que se vea que allí están.
Han colocado a los lados del Hemiciclo dos pantallas y dos muros con ilustraciones relativas a la efeméride. Un retrato de perfil de Heberto Castillo, da a entender que se resalta el espíritu fundador de esta organización que cuando nació fue un volcán eruptivo. Otra foto es de Cuauhtémoc Cárdenas con la mano derecha alzada y los dedos en “V” de victoria. Otra imagen: Amalia García y Cuauhtémoc Sandoval. Y se acabó. Ya no hubo espacio para otros fundadores.
Han formado allí un muro de la desmemoria. En los discursos se menciona a Heberto Castillo y las fuerzas vivas de Iztapalapa –“¡Dione, Dione, Dione!”--, aplauden y gritan “bravo”.  Ifigenia Martínez aquí está, perredista para siempre: “Mientras no cumplamos lo que queremos, yo aquí seguiré”, dice. 
Ella dice los nombres de tres líderes fundadores: Gilberto Rincón Gallardo, a lo que el público no reacciona; al inventor de la Tridilosa, que levanta aplausos, pero no tan altos como Dione Anguiano, jefa delegacional en Iztapalapa, y refiere a Arnoldo Martínez Verdugo, hoy ilustre desconocido por el partido que fundó.
Martínez Verdugo fue secretario general del Partido Comunista Mexicano (PCM), dirigió la integración de distintas fuerzas en el Partido Socialista Unificado de México, que llevó a los socialistas al poder Legislativo, y que sería parte de los cimientos del PRD.  Sólo Ifigenia recuerda al constructor olvidado de su partido.
Rinden homenaje a los perredistas asesinados en casi tres décadas, con un video.  Grandes letras del nombre de Francisco Javier Ovando inician el reporte necrológico, y luego sigue una lista de lo que han de ser 816 nombres, que pasan como créditos al final de una película a gran velocidad.  Después, Beatriz Mojica dirá que son más de 600, y señala que están de luto, por el asesinato, la víspera de Luis Hernández Cruz, en Chiapas.
Tiene turno en el micrófono el presidente local, Raúl Flores, quien orgullosamente perredista, dice: “Somos tercos como la chingada”. Y se las echa más grandes: “Malditos aquellos que se hayan aliado al salinismo”. También malditos los que niegan la lucha, la memoria de los que formaron el PRD y antes estuvieron el PC, PSUM, PMS. Cita a Heberto Castillo y a ninguno más. Su segundo, Enrique Vargas, reconoce esta organización “se construyó con grandes personajes”.
Abrieron el momento de otro video “con testimonios de líderes históricos”, con reconocimiento local en las bases, y de ello Mojica dirá: “Me recordaban todos los luchadores sociales que han estado acá en el PRD”.  Claro, “Ifigenia es ejemplo”.
Sigue el sol derritiendo los pastelillos –en inglés les llaman cupcakes--, son 516, algunos fueron hurtados por antojadizos, y forman el logotipo del partido y el número 28.  Frente a la gente está la fila de los importantes, entre ellos Carlos Navarrete e Itzel Castillo, y atrás de ellos, el despapaye de los que ya se cansaron de tanto bla-bla-bla.
El mariachi Real Hidalguense, venido directamente de Garibaldi, unas cuadras al nororiente de la Alameda, también se derrite en sus trajes negros, pero todavía falta el discurso estelar, el de Alejandra Barrales Magdaleno que menciona a los fundadores Cárdenas, Porfirio, Heberto, Ifigenia. “Un aplauso fuerte”. Y párele de contar.
ml
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS





Documento sin título

 
cupon lenovo CUPÓN LENOVO
codigos uber

CODIGOS UBER

cupon norton

CUPÓN NORTON

despegar ofertas

DESPEGAR OFERTAS

cupon hoteles.com

CUPÓN HOTELES.COM

cupones linio

CUPONES LINIO