Analizo posibilidad de buscar la Presidencia: Romero Hicks

El PAN debe buscar ser unido, congruente e incluyente, afirma; considera que todavía falta camino para comicios de 2018
Juan Carlos Romero Hicks Senador del PAN (DEMIÁN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL)
05/05/2017
04:30
Querétaro, Qro.
GONZALO A. FLORES
-A +A

[email protected]

Ni Margarita Zavala ni Ricardo Anaya son sus “gallos”. Luego de haberse desempeñado como gobernador de Guanajuato y actualmente ostentar el cargo de senador, Juan Carlos Romero Hicks levanta la mano y se destapa para contender por la candidatura presidencial por parte de su partido, Acción Nacional, en 2018.

En entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL, el político y académico adelantó que se encuentra “en periodo de consideración” para convertirse en el representante blanquiazul rumbo a las elecciones federales de 2018.

Además compartió su opinión sobre las diferencias públicas que se han dado entre el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, y el ex presidente Felipe Calderón, aunque admitió que sí hubo una discusión intensa, producto de la pasión, dijo que hay que darle la vuelta a la página, puesto que “el partido tiene que buscar la unidad, la legalidad, la institucionalidad”.

Por otra parte, el también presidente de la Comisión de Educación profundizó sobre los retos que existen en el país ante la implementación del nuevo modelo educativo que se presentó oficialmente el pasado 13 de marzo, y el cual consideró innovador al incorporar algunas de las prácticas más exitosas de otros países del mundo, el cual entrará en vigor a partir del tercer lunes de agosto de 2018 en todo el país.

Al respecto, dio a conocer que la razón de su visita a la entidad fue para participar en la instalación de la Red de Vinculación y Formación Educativa del Estado de Querétaro, encuentro en el que se intercambiaron ideas sobre la educación con diversos funcionarios locales.

¿Cuál es su opinión sobre las diferencias que se han dado entre el dirigente del PAN, Ricardo Anaya, y el ex presidente Felipe Calderón?

—Hay que recordar que las discusiones del sábado pasado se hicieron en el Consejo Nacional del PAN, que es la conciencia crítica y reflexiva del partido, donde debe haber unidad y diversidad, donde la pluralidad se puede propiciar como una divisa y no un mal tolerado, por lo que es deseable que haya controversia en las ideas, lo que sí hay que cuidar es el respeto de las personas y las instituciones, pero en ocasiones la pasión rebasa ese límite. Sí hubo una discusión intensa, pero hay que darle la vuelta a la página, el partido tiene que buscar la unidad, la legalidad, la institucionalidad. El PAN debe buscar ser unido, congruente e incluyente.

¿De qué depende que el PAN llegue unido a la contienda de 2018 y sea un partido competitivo que pueda ganar las elecciones?

—Depende de todos. Cuando estamos en una discusión o una deliberación a veces las conductas extremas que provocan llaman más la atención que el resto del debate, es más lo que une que lo que separa.

Una institución es tan grande como la participación de sus elementos, y una institución como el PAN tiene personas de diferentes orígenes, orientaciones, formas de pensar y lo que debemos tener es una visión en común del país.

Además de Ricardo Anaya y Margarita Zavala, en su opinión, ¿qué otros aspirantes se ven sólidos al interior del PAN para quedarse con candidatura presidencial o usted, que se ha desempeñado como gobernador de Guanajuato y actualmente como senador, le interesa la candidatura?

—En el PAN debemos de entender que las líneas no dan línea, que es natural y deseable que haya competencia, que se vean como competencias fraternas. Las decisiones copulares no son la primera opción, es natural que se presenten diferentes personas y oficialmente la competencia no ha empezado.

El proceso electoral comienza la primera semana de septiembre de 2017, pero en el imaginario colectivo en el PAN y en otros partidos se empiezan a presentar diferentes personas, pero también es natural que existan opciones adicionales a las que se han venido mencionando.

Creo que tanto Anaya como Zavala son personas dignas de respeto y admiración, que en su momento cada uno tomará sus propias decisiones, pero sí debo reconocer que en nuestro caso cada vez recibo más la invitación para considerar la posibilidad de competir, se está tomando como un proceso serio, profundo, de reflexión y pronto tendremos una decisión, que depende de algunos factores como la situación personal, familiar, los compromisos y el entorno inmediato.

¿Cómo va la implementación del nuevo modelo educativo a nivel nacional y en qué aspectos o puntos se han presentado mayores resistencias de adaptación?

—El modelo se acaba de presentar el 13 de marzo, producto de una consulta que se hizo en 2013, 2014, 2015 y 2016, lamentablemente está llegando en la etapa final de la administración del presidente Enrique Peña Nieto y empezará a implementarse en agosto del año próximo, porque esto implica cambiar planes de estudio, libros de texto, la formación de los profesores y el equipo docente que soportará la reforma.

Desde que llegó la propuesta de la reforma educativa se pusieron varios elementos que eran importantes complementar en la parte legislativa, uno de ellos el modelo educativo —que es el alma—, otro que está pendiente que es el modelo de educación normal, si no logramos mejorar la formación de los docentes esto difícilmente tendrá éxito.

Quiero aclarar que el modelo es innovador, incorpora algunas de las prácticas más exitosas del resto del mundo, fue producto de una consulta amplia entre especialistas, maestros, padres de familia, los consejos de participación escolar y ahora el reto es echarlo a andar, tenemos el reto de los recursos financieros, la formación de los recursos humanos y los tiempos, porque se iniciará en el cierre de una gestión de un sexenio.

Se mantienen las resistencias de grupos radicales principalmente en Oaxaca, Guerrero y Michoacán, ¿qué hacer con ellos?

—Seguirlos invitando a participar, porque ninguna reforma educativa se hace bien si faltan algunos componentes, se requiere de una participación de actores, fundamentalmente de los padres de familia y los maestros; quiero hacer una separación entre los maestros y el sindicato, ya que éste último es el órgano de representación laboral y los docentes son la forma de ser de un plantel educativo y estamos hablando de 1.8 millones de profesores, de educación preescolar, primaria, secundaria y bachillerato, quienes con polvo, sudor y lágrimas hacen unos trabajos muy significativos y dignos de reconocimiento.

En el caso de algunas partes del sindicato, que tienen una forma de conducción diferente, hay que recordarles que se dedica a tres aspectos: el estudio, el mejoramiento y la defensa de los intereses de los trabajadores; sin embargo, en jerarquía de valores y normas el interés superior es el de la niñez.

Tras la evaluación de los maestros, ¿qué sigue? ¿Cuáles serán los próximos retos que se deben afrontar en México en materia educativa, habrá capacitaciones o actualizaciones continuas para docentes?

—Hay muchos retos por delante, primero hay que terminar de diseñar el modelo educativo, el plan de estudios y los libros de texto; en segundo, la formación de los maestros; tercero, una mejor alianza con los actores fundamentales del proceso y que no se quede en una reforma en el papel, sino que sea un proceso de participación.

La revalidación de estudios a los mexicanos repatriados, el apoyo a menores migrantes, ¿cómo afronta o aborda el nuevo modelo educativo estos temas en específico, y también saber cuáles son los cambios que hay en materia de educación para personas con discapacidad?

—Se acaba de reformar la Ley General de Educación para atender el tema de la movilidad, el tránsito de los alumnos, que pueden ser dentro del mismo país o alguien que regresa después de haber hecho estudios en el extranjero, entonces se diseñó un modelo normativo y luego las especificaciones más detalladas en el acuerdo 286, que se acaba de publicar por la SEP, en el que se establece cómo se dan los mecanismos de tránsito y movilidad, porque es muy incómodo que un alumno de Chiapas llegue a otro estado con estudios de preparatoria, donde existen 250 planes de estudios diferentes, el tener que empezar sus estudios desde el principio nuevamente y no puede ser.

En esta reforma se destacan cuatro aspectos, pusimos la movilidad y tránsito tanto nacional como extranjero, se va a diseñar para marzo de 2018 un marco de evaluación de competencias tomando las mejores prácticas del mundo para ver cómo se pueden hacer los estudios de equivalencia desde preescolar hasta educación universitaria. También se faculta a las autoridades de las escuelas para tener las decisiones inmediatas para cuando llegue el propio alumno, y el interés superior es la educación y no se puede restringir por falta de un documento y finalmente, se incorporan algunos elementos de simplificación administrativa porque los trámites en ocasiones son largos, lentos y tortuosos.

¿Cuál fue el objetivo de la reunión que se tuvo con diversos funcionarios en Querétaro?

—La reunión fue para establecer una red que se construye en Querétaro, que me parece innovadora y de gran trascendencia que incorpora la autoridad educativa desde el ángulo municipal. La educación casi no se ve desde el municipio, se ve desde el Estado o la Federación; sin embargo, donde la persona tiene nombre, rostro, corazón, domicilio y apellido es en el municipio, entonces se platicó con síndicos, regidores y alcaldes para que los consejos de participación tengan una gran forma de involucramiento.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS