Advierten que errores en plataforma de transparencia fue por agregados

Comisionados del Inai consultados por EL UNIVERSAL señalaron que la empresa Intellego argumentó que al principio le pidieron un sistema que con el paso del tiempo fue modificándose
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
05/04/2017
02:05
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Las deficiencias y las fallas en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), por la cual se han pagado más de 16.5 millones de pesos, se debieron a que se fueron agregando requerimientos que no contenía el proyecto original.

De acuerdo con comisionados del Inai, consultados por EL UNIVERSAL, señalaron que por un lado la empresa Intellego argumentó que al principio le pidieron un sistema que con el paso del tiempo fue modificándose de forma considerable.

“Óscar [Guerra Ford, coordinador del proyecto de la PNT] no pensó el tamaño del monstruo que quería para el Inai”, explicaron a este diario sobre lo que se convirtió la plataforma e incluso señalaron que fue advertido en su momento por académicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) de probables riesgos.

Por otro lado, la versión del Inai es que se había pedido lo correcto desde un principio. Mientras que la empresa accedió a continuar probando correcciones durante casi un año, sin cobro adicional.

La plataforma es una herramienta tecnológica que tiene como objetivo que en un mismo sitio web, los ciudadanos puedan hacer solicitudes de información, de datos personales; presentar recursos de revisión y consultar toda la información de más de 8 mil sujetos obligados, entre otras atribuciones.

EL UNIVERSAL consultó a Intellego y la empresa aseguró que las fallas visibles de la PNT, entre ellas las reportadas por EL UNIVERSAL el 12 de septiembre de 2016, pero que posteriormente fueron rechazadas por el Inai, no tienen relación alguna con los servicios prestados por ellos.

Asimismo, confirmó que hoy en día concluyó en tiempo y forma con todos los servicios pactados en el contrato OA/C031/15 para el desarrollo de la PNT del Inai.

Incluso, respondió a este diario que en junio 2016 al finalizar el periodo de garantía establecido en el contrato, Intellego no tenía ninguna incidencia pendiente de solución; fue hasta después del periodo oficial de garantía, cuando el Inai presentó a Intellego un documento con incidencias, algunas no reportadas previamente y otras que habían sido solucionadas en su momento.

“Las fallas por problemas de infraestructura, de interconexión con las plataformas de Infomex de los estados, de homologación de catálogos y de la administración de la plataforma tecnológica en general son responsabilidad del Inai o de terceros, coordinados por el mismo instituto y no de Intellego”, detalló a EL UNIVERSAL.

Ambas partes llegaron a un acuerdo de que se trabajaría sobre nueve incidencias, mismas que se concluyeron a finales de 2016, informó Intellego.

Se buscó a la forma IDS, otra de las empresas que construyeron la plataforma, pero declinó hablar. “Desafortunadamente no nos es posible atender su petición, dado que tenemos firmado un contrato de confidencialidad con dicho instituto, mismo que nos obliga a no compartir información alguna ni en documentos, ni en comentarios relacionados al mismo, durante su vigencia y aún después de concluido el contrato”.

 

Los problemas. Ahora son los sujetos obligados, es decir dependencias y gobiernos estatales, los que tienen problemas con la plataforma.

“Deficiente, difícil de operar y muy lenta”, así es como algunos la catalogaron, y afirman que continúa con errores técnicos en su operación, sobre todo en el apartado para la carga de información en el Sistema de Portales de Transparencia.

Se trata de entes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como partidos políticos y sindicatos, entre otros, quienes tienen problemas al subir su información al sitio web que fue elaborado por las empresas Intellego e IDS, y que es administrado por el Inai.

Por ley las dependencias de los tres niveles federal, estatal y municipal tienen como fecha límite hasta el próximo 4 de mayo para incorporar en sus portales y en la Plataforma Nacional de Transparencia sus obligaciones de transparencia.

El principal problema es de las cargas masivas de información, pues el sistema no está hecho para soportar los miles de documentos de las instituciones.

Otro de los problemas es que desconecta a los usuarios del sistema, “al cargar los archivos se queda pasmado, y cuando logran subir un documento, no se puede ver cómo quedó la información ingresada al sistema. Se tarda mucho y cuando pasa el proceso, regresa con errores”, dijeron.

En el caso de los partidos —comentaron las fuentes consultadas— es mucha la información que tienen que subir por ley como la fiscalización de campañas, pautas de spots, misma que se ha entregado al Instituto Nacional Electoral (INE), por lo que ya está digitalizada, pero los formatos no coinciden con los requerimientos de la plataforma.

De acuerdo con comisionados, la falla de la plataforma misma se agudizó cuando el mismo Guerra Ford y sus áreas diseñaron los formatos que deberían llenar con información todos los sujetos obligados, avalados por el Sistema Nacional de Transparencia.

Entre otras fallas de la plataforma, detallaron que los sujetos obligados, sobre todo en los estados de la República, no estaban preparados con la tecnología suficiente para usar el sistema.

“El diseño era ambicioso y no consideró que los sujetos obligados, especialmente los estatales, iban a estar muy desactualizados tecnológicamente y está comprobado que eso fue fuente de muchas fallas”, explicaron fuentes del Inai a EL UNIVERSAL.

Ante las fallas reportadas por este diario en septiembre de 2016, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) realizó una auditoría financiera y de desempeño al Inai por la plataforma.

 

Los costos. De acuerdo con la información que aparece en el sitio de internet del Inai, en total ha desembolsado 16 millones 567 mil 729 pesos para la plataforma.

El 12 de septiembre de 2016, EL UNIVERSAL documentó que a cuatro meses de puesta en marcha —5 de mayo pasado—, el sistema presentó fallas en el módulo de acceso a la información como la caída temporal del registro, catálogos incompletos de los sujetos obligados y no aceptaba ciertos símbolos, acentos o caracteres especiales, entre otros.

En octubre, el comisionado Óscar Guerra Ford, responsable de la implementación del proyecto, dijo a este diario que la plataforma tiene un avance de 95% para ser terminada y los errores presentados en su arranque fueron resueltos 100%.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS