“Burocracia inútil provoca que no exista confianza en el gobierno”

Magistrada presidente del Tribunal de lo Contencioso lamenta también la corrupción
Yasmín Esquivel Mossa señaló que se atraviesa por la peor crisis de legitimid ad que haya existido en el Estado mexicano. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/04/2017
02:19
Redacción
-A +A

Nadie cree en el gobierno porque tiene una pesada y costosa burocracia que es inútil, además que los casos de corrupción e impunidad política contradicen su legitimidad, afirmó la magistrada presidente de la Asociación de Tribunales de lo Contencioso Administrativo, Yasmín Esquivel Mossa.

En la inauguración del Congreso Nacional Rumbo a la Implementación del Sistema Nacional Anticorrupción de los Tribunales de lo Contencioso Administrativo del país, realizado en Querétaro, insistió que los mexicanos no confían en sus instituciones y miran con recelo a los servidores públicos.

Pidió dejar atrás la etapa de políticos enriquecidos de la nada para tener servidores públicos que trabajen con legalidad y ética.

Reconoció, el éxito o el fracaso del Sistema Nacional Anticorrupción dependerá de los Tribunales de Justicia Administrativa del país, de acuerdo con la información que se dio a conocer en un comunicado del organismo.

En el evento, al que asistió Arely Gómez González, titular de la Secretaría de la Función Pública, y Carlos Chaurand, magistrado presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, lamentó que México esté tan lastimado por la corrupción.

“El Estado ha dejado de representar una respuesta a las añoranzas de bienestar, además se ha vuelto un pesado y costoso espectador social y económico de las personas que desconfían de sus autoridades.

“El conjunto de la sociedad siente desconfianza de quienes estamos obligados por ley a brindarles seguridad en su vida, libertad y patrimonio”, agregó Esquivel Mossa.

La magistrada presidente del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México, dijo que el país atraviesa por momentos sumamente complejos y difíciles en la peor crisis de legitimidad por la que haya atravesado el Estado mexicano.

Agregó que la legitimidad de los líderes políticos se encuentra sumamente deteriorada porque ya nadie cree en el gobierno y pocas personas escuchan o ven lo que hace. En su mensaje inaugural, Esquivel Mossa demandó cambiar la impunidad por justicia y la corrupción por rectitud.

“Cambiemos los escándalos y las capturas, por políticas y acciones efectivas para evitar saqueos y abusos de poder, y poder responder a la sociedad en forma efectiva y segura”, subrayó.

Esquivel Mossa reconoció que de los Tribunales de Justicia Administrativa del país depende el éxito o el fracaso del Sistema Nacional Anticorrupción.

“Seremos los garantes de que el proyecto más importante de esta administración no sólo funcione, sino que genere un nuevo paradigma en la vida del país que lleve a la sociedad hacia un futuro más prometedor, caracterizado por la legalidad y respaldo popular a las instituciones públicas”, puntualizó. “Se hará lo necesario para rescatar la confianza de la República”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS