CIDH: ayudan al narco 30 mil niños en México

Archivo / EL UNIVERSAL
27/04/2017
03:41
Dennis A. García
-A +A

[email protected]

En México, alrededor de 30 mil menores de edad han cooperado activamente con la delincuencia organizada en actividades como extorsión, piratería y tráfico de personas, de armas y de drogas, alertó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En su informe Niñez, violencia y crimen organizado 2015, la CIDH dijo que, según una consulta infantil realizada en 2012 50 mil menores de entre 12 y 15 años de edad manifestaron que grupos de la delincuencia les ofrecieron sumarse a sus actividades.

“Por lo que respecta a cifras, en México, por ejemplo, algunos análisis estiman que hay por lo menos 30 mil niños y adolescentes menores de 18 años que cooperan activamente con la delincuencia organizada en actividades que van desde la extorsión y el tráfico de personas hasta la piratería y el narcotráfico”, se lee.

La encuesta infantil arrojó que los estados donde los adolescentes reportan con mayor frecuencia que los delincuentes les invitan a formar parte de su grupo son Chihuahua (17.8%), Baja California (13.6%), Quintana Roo (12.5%) y Durango (12.3%), “sin embargo, el Estado carece de información exacta sobre la utilización de niños por parte de grupos delincuenciales”.

Indica que de la información aportada por el Estado de México se desprende que los niños son integrados a organizaciones criminales a partir de los 10 y 11 años o incluso a edades más tempranas para iniciar como traficantes de drogas, de armas o de personas; “también son empleados para asaltar o secuestrar”.

Los reportes con los que cuenta la CIDH de organizaciones de la sociedad civil indican que a partir de los 9 o 10 años los menores se involucran en algún tipo de delito, principalmente trata de personas.

“Los niños más pequeños son utilizados como vigías o informadores, o se les utiliza para abordar los trenes, monitoreando la cantidad de migrantes que llegan cada día. A partir de los 12 años se les utiliza para cuidar las casas de seguridad y controlar que nadie se escape”, indica.

A partir de los 16 años, los menores son utilizados para “ejercicios más violentos” como secuestros y asesinatos, pero un punto importante es que a esa edad todos portaban arma de fuego. “En lo que se refiere al narcotráfico, los niños están involucrados en toda la línea de la industria. Los más pequeños trabajan como vigilantes, los más grandes se ocupan del traslado de la droga y a partir de los 16 empiezan a ser contratados como sicarios. Las niñas están involucradas sobre todo en el empaquetamiento de la droga”, indica.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS