Perfil. Claudio X. González, el empresario de las confrontaciones

El ahora ex presidente de Mexicanos Primero se ha visto envuelto en polémicas con actores políticos como Ricardo Monreal, delegado de Cuauhtémoc; Elba Esther Gordillo, ex presidenta del SNTE, y con dirigentes de la CNTE
Foto: Ariel Ojeda / Archivo EL UNIVERSAL
26/04/2017
21:19
Teresa Moreno
México
-A +A

El empresario Claudio X. González, quien hoy dejó la presidencia de Mexicanos Primero en el décimo aniversario de la organización, se ha visto envuelto en polémicas con actores políticos como el delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal; la ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El empresario es hijo de Claudio X. González Laporte, presidente de Kimberly-Clark de México y cercano al Partido Revolucionario Institucional (PRI); él mismo fue funcionario público durante la administración de Ernesto Zedillo.

Es co-fundador de asociaciones civiles como Aprender Primero, BÉCALOS, con Fundación Televisa, la Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación, del Despacho de Investigación y Litigio Estratégico, y ex presidente de Fundación Televisa, que promueve programas como Bécalos, Compu-redondeo y Goles por México.

González Guajardo anuncia su salida de Mexicanos Primero a poco menos de dos meses después de que haberse visto envuelto en un escándalo relacionado con lavado de dinero y desvío de fondos.

A principios de marzo, el delegado de Cuauhtémoc en la Ciudad de México, Ricardo Monreal, exigió públicamente al Servicio de Administración Tributaria (SAT) practicar una auditoría fiscal a las organizaciones civiles de González Laporte.

El delegado, cuya administración fue cuestionada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, cuestionó la legalidad de la actuación y ejercicio presupuestal de estas organizaciones y las acusó de desvío de recursos públicos, lavado de dinero, defraudación fiscal, peculado, fraude y lucro.

Hasta ahora, cuando anuncia su salida de Mexicanos Primero, Claudio X. González se mantuvo alejado del ojo público.

Aunque era su costumbre participar en estos eventos, no se le vio en la presentación del último estudio de la organización, evento que se llevó a cabo en el Polyforum Siqueiros, ni en la conferencia de prensa de ese día en la cual la organización fue cuestionada sobre las acusaciones del desvío de recursos y lavado de dinero.

En esos momentos, el entonces director general de dicha asociación, David Calderón, aseveró que son personas con distintas razones sociales las que apoyan su labor y que no reciben recursos gubernamentales.

En la política, ha tenido enfrentamientos importantes con Elba Esther Gordillo, ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, y contra los liderazgos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a cuyos dirigentes ha llamado “criminales”, “delincuentes” y “cártel”; y ha señalado que: “hay que vencer a las fuerzas del oscurantismo,

que no nada más incluyen a la delincuencia organizada, incluyen también a la CNTE”.

En 2014 docentes oaxaqueños de la Sección 22 de la Coordinadora lo acosaron en una visita a Oaxaca; el empresario tuvo que interrumpir una conferencia de prensa porque los docentes bloquearon uno de los accesos principales al lugar donde se estaba llevando a cabo el evento; tuvo que salir escoltado por policías federales, mientras algunos profesores intentaron perseguir su camioneta. En 2015, unos 150 maestros bloquearon la salida de las oficinas de Mexicanos Primero; cantaron consignas y mostraron pancartas contra la organización.

En 2012, el SNTE emitió un comunicado de prensa en el cual lamentó que organizaciones “sin ninguna calidad moral ni social” y “con fines particulares” busquen “debilitar al sindicato” y “a la escuela pública”.

Acusó a González Guajardo de evitar el pago de impuestos a través del programa Bécalos “cuyos ingresos aporta la sociedad y él los aprovecha convirtiéndolos en deducibles de impuestos para dicha organización”.

Antes, en agosto de 2010, en la ciudad de Los Cabos, en Baja California Sur, Gordillo Morales respondió que “los intereses económicos son los verdaderos secuestradores de la educación”; anteriormente, el empresario había acusado que los intereses políticos del SNTE eran los que frenaban la calidad educativa.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS