‘Captura de ex gobernadores exhibe la corrupción’

Impunidad es germen de malos manejos en política: Arquidiócesis; Yarrington y Duarte , aclamados como nueva generación, acusa
La Arquidiócesis de México, encabezada por Norberto Rivera, acusa que las reformas electorales no han acabado con la corrupción (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
24/04/2017
01:41
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

La Arquidiócesis de México consideró, a través del editorial publicado en el semanario religioso Desde la Fe, que la captura y extradición de Javier Duarte de Ochoa y de Tomás Yarrington Ruvalcaba, ambos ex gobernadores de Veracruz y Tamaulipas, respectivamente, “demuestra la cloaca de corrupción que somete a México, donde la impunidad es el principal ingrediente”.

En el texto se expresa que a pesar de que a estos ex mandatarios se les “ensalzó como la nueva generación política del cambio, las refinadas formas de la política llevan detrás el grotesco manejo de la corrupción a modo, cuyo germen es la impunidad”, dando como resultado, entidades desfalcadas y en quiebra económica.

Bajo el título Hediondez del poder, la Iglesia católica señala que la opinión pública conoce del patrimonio exorbitante que adquirieron los delincuentes, quienes contaron con cómplices corruptos: “Los allegados se beneficiaron de cargos inexistentes, cuentas fantasma, licitaciones o compensaciones a nombre del Estado, sin mayor explicación o transparencia. Después de la alternancia y fin del autoritarismo presidencial terminaron los pactos del poder y los gobernadores encontraron el perfecto filón de oro para satisfacer ambiciones sin responder a nadie”.

Agrega que durante el proceso electoral federal de 2012 se mencionaba que, para el caso de una campaña para gobernador, la autoridad electoral habría puesto topes de campaña de entre 40 y 50 millones de pesos; sin embargo, “se necesita más que esa suma para amarrar el cargo”. Precisa que una campaña ganadora requiere de entre 400 y 700 millones de pesos, lo que indicaría el engaño y fraude a la ley para fondearse de recursos ilegales.

La Arquidiócesis, encabezada por el cardenal Norberto Rivera, advierte que reformas electorales van y vienen pero el resultado es el mismo: “Encumbrar la corrupción como arte del éxito político”.

Por ello, exhorta a un cambio de mentalidad para ejercer cargos públicos con personas que tengan ética y que no vean el poder como un negocio ni pretendan adquirir privilegios.

El editorial concluye en que la demanda de la ciudadanía es que los responsables, de ser culpables, reparen el daño y restituyan la riqueza al pueblo por el fraude cometido. “Es el examen para enfrentar el fracaso del sistema federalista en obsolescencia. Por lo pronto, hoy soportamos la hediondez del poder”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS