MC: Ley de Seguridad Interior, no mejora nada

Castañeda pide a jóvenes poner atención al análisis; afirma que hay déficit en materia de derechos humanos
El diputado de MC Clemente Castañeda explicó que la presencia de las Fuerzas Armadas en algunas partes del país han vuelto cada vez más inoperantes y obsoletas a las policías locales (MC)
02/04/2017
03:07
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

El coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano (MC), Clemente Castañeda, pidió a los estudiantes que presten mucha atención a la discusión en la Cámara de Diputados de la Ley de Seguridad Interior debido a que la trascendencia de la misma, marcará el futuro del país.

Castañeda dio ayer una conferencia sobre la Ley de Seguridad Interior y los riesgos de permitir la militarización del país. El encuentro fue en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara.

En su visita a la casa de estudios, les explicó a los jóvenes la relevancia de una legislación para crear un marco jurídico que norme las tareas y funciones del Ejército, mismas que actualmente no están claramente definidas.

En su intercambio con los estudiantes universitarios diciendo que mientras no se avance en materia de derechos humanos, de desaparición forzada, de tortura, de desplazamiento forzado, etcétera, seguir discutiendo sobre seguridad interior, no será la mejor forma de cambiar la realidad del país.

Castañeda expresó que el país afronta una crisis en materia de seguridad pública y que el Estado mexicano está fallando en su función de garantizar la seguridad individual para sus ciudadanos. Señaló que la percepción sobre inseguridad en el país ha crecido y la violación sistemática de los derechos humanos persiste.

“En resumidas cuentas, la situación de seguridad en el país está francamente complicada, contaminada y algunos hablan incluso hasta de un Estado fallido”, comentó Clemente Castañeda al inicio de su conferencia.

El diputado mencionó que la seguridad interior es el conjunto de normas encargadas de velar por la estabilidad y la conservación de las instituciones públicas del país; esto incluye la del Ejército y sus funciones.

Destacó que la discusión política es mucho más sensible que en otras ocasiones, pues el tema de la seguridad interior está estrechamente vinculado con el papel que deben jugar las Fuerzas Armadas en el país. Especialmente desde que Felipe Calderón declaró la guerra al narcotráfico.

Explicó que las Fuerzas Armadas son conscientes de que carecen de un marco legal y para ellos es urgente establecerlo, pues el cambio de administración presidencial puede significar mucha inestabilidad e incluso dificultar la rendición de cuentas con el titular entrante del Poder Ejecutivo.

“La discusión de la Ley de Seguridad Interior va a marcar la manera en que nos vamos a entender como Estado, con el poder militar”, dijo.

Señaló que algunos de los problemas que vienen con la discusión de las distintas iniciativas de ley, entre ellas, la posibilidad de que se decreten estados de excepción cuando la seguridad interior se vea amenazada, que las Fuerzas Armadas tomen el control de las funciones de seguridad y realicen tareas de investigación y labores preventivas para devolver la estabilidad, un asunto que calificó como “delicado”.

Para Castañeda, la presencia de las Fuerzas Armadas en algunas partes del país han vuelto cada vez más inoperantes y obsoletas a las policías civiles.

Compartió con los alumnos su visión sobre el error que significa que el Estado mexicano se siga apoyando de las Fuerzas Armadas y no fortalezca a las policías, y expresó que la redacción de una Ley de Seguridad Interior podría complicar aún más el panorama que se vive en México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS