Homenaje a Jiménez Remus, el panista “que impuso respeto”

Juan de Dios Castro encabeza la remembranza de la figura de Gabriel Jiménez Remus en el Senado; líder panista, coordinador se diputados y senadores, embajador en España y Cuba, vislumbró la llegada del PAN al poder en 2000, reconocen
19/04/2017
22:23
Alberto Morales y Juan Arvizu
Méico
-A +A

Juan de Dios Castro Lozano, el orador panista de emoción vibrante, habla de la personalidad de Gabriel Jiménez Remus, fallecido el 30 de diciembre pasado, y en cuya memoria la bancada de Acción Nacional en el Senado, impone el nombre del extinto jalisciense a su sala de reuniones y da cuenta de cómo se hizo respetar cuando su partido era oposición y cómo se le dice “no” a un Presidente de la República en la hegemonía priísta.

Castro Lozano se ha puesto de pie para hablar del político y diplomático, y al final llorará al recordar ante la familia de Jiménez Remus, senadores, diputados, colaboradores de la bancada senatorial, las palabras del Quijote: “Sancho: todos los bienes no valen lo que un amigo”. Y su emoción se intensifica: “Fue mi hermano, yo recibí condolencias”.

De su memoria emanan las imágenes de alto valor político, como cuando los llamó a Los Pinos el presidente Ernesto Zedillo para comentar la Ley del IMSS, la cual los panistas votaron en abstención, y el Ejecutivo federal le reclama a Gabriel Jiménez Remus, capitán de los senadores panistas, porqué votaron en ese sentido, cuando contenía beneficios para los trabajadores. El mandatario, dio un manotazo en la mesa, relata Juan de Dios Castro.

Tranquilo, Jiménez Remus dijo: “Mire, presidente, para hablar yo necesito un cigarro, un café, y que no me manoteen, presidente”. La reacción de Zedillo fue de ofrecer disculpas. Y el panista fue respetado, comenta.

Luego revela una propuesta de Ernesto Zedillo, “don Gabriel, acepte la PGR”. La respuesta fue: “No”. El presidente lo tomó del brazo y reiteró: “Acepte”. Jiménez Remus contestó: “No, presidente”.

Escuchan a Juan de Dios Castro, el ex candidato presidencial Diego Fernández de Cevallos, Luis Felipe Bravo Mena, la esposa de Jiménez Remus, doña Gloria Morgado; el coordinador de los diputados panistas, Marko Cortés, Cecilia Romero; Luisa María Calderón Hinojosa, Héctor Larios, José María Martínez, Víctor Hermosillo, Ernesto Ruffo Appel; el líder del PAN en Jalisco, Miguel Ángel Martínez.

El amigo, el hermano, el correligionario explica que en el proceder de Jiménez Remus había franqueza ante el poder, y lamenta que de todas las fuerzas políticas en las filas de diputados y senadores, hay quienes actúan con cinismo y que olvidan que “la política es la forma superior de la caridad”.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS