Adultos mayores podrían exigir a familia una pensión

Iniciativa para que descendientes se hagan cargo de ellos, avanza; diputados dicen que se busca dar mayor protección a este sector
El Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM) recibe casi 125 denuncias por situaciones de violencia en contra de esta población (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
13/04/2017
01:06
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

Por ley, los adultos mayores de la Ciudad de México podrían demandar a sus familiares el derecho a la alimentación.

Esto, una vez que el Pleno de la Asamblea Legislativa apruebe la próxima semana un dictamen para obligar a descendientes hacerse cargo de padres o abuelitos con más de 60 años de edad.

Hasta el momento, hay consenso para avalar este dictamen que fue aceptado por diputados integrantes de la Comisión de Atención a Grupos Prioritarios y Vulnerables del órgano legislativo local.

En la capital del país viven 541 mil 865 hombres y 734 mil 587 mujeres que tienen 60 años o más, de ahí la necesidad de sensibilizar y proteger a este sector en cualquier situación o circunstancia que atente contra su calidad de vida.

El promovente de la iniciativa es el diputado del Partido Encuentro Social Carlos Candelaria, quien aseguró que lo único que se busca es ofrecer una mejor y mayor protección a los ancianos.

“Lamentablemente muchos adultos mayores reciben maltrato físico, sicológico, abuso sexual, abandono y explotación financiera, tanto de manera activa como pasiva, por eso se busca garantizarles protección”, dijo el asambleísta.

Candelaria comentó que está documentado que la mayoría de los abusos son propiciados por familiares o personas muy cercanas a los adultos mayores, como cuidadores o personal médico a cargo de ellos.

Entre otros factores que ocasionan el abandono es que la persona adulta mayor ya no posea una vida laboral útil y comience a generar gastos en la familia. Situación que causa tensión y trasforma el trato de sus hijas e hijos, amistades y parientes cercanos.

La presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, Elizabeth Mateos, expuso que para dar cauce legal a la propuesta, el dictamen plantea adicionar el artículo Quinto, inciso B, de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores en la Ciudad de México.

Mateos mencionó que también es frecuente que la familia se apodere de los bienes materiales del adulto mayor, aprovechando su fragilidad, falta de memoria y dependencia.

“El abandono cobra sentido cuando al dueño original se le ignora o se le agrede física o verbalmente y en ocasiones se le desplaza de la familia llevándolo a asilos o albergues en contra de su voluntad, incluso se les abandona en los hospitales”, recalcó la perredista.

El Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM) recibe casi 125 denuncias por situaciones de violencia en contra de ancianos.

Aunado a estas cifras, el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México registra que una de cada 10 llamadas de adultos mayores es para denunciar violencia en su contra.

La asambleísta detalló que el índice de maltrato hacia este sector es grave, ya que cerca de 202 pacientes han sido abandonados en 11 hospitales de la capital del país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS