Recuento. Ex gobernadores incómodos

Ayer, Tomás Yarrington fue detenido en Italia, pero no es el único caso de ex mandatarios que se encuentran en la "lista negra"
10/04/2017
18:04
Axel Avendaño
Ciudad de México
-A +A

El ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington, fue detenido ayer en Florencia, Italia. Se le acusa de recibir pagos por parte de los grupos delictivos para encubrir sus operaciones e invertir ese dinero en bienes raíces de Texas. Su detención fue posible gracias a la colaboración de las autoridades italianas y la Interpol, la cual había emitido una ficha roja para buscar al ex mandatario desde 2014.

 

Pero el caso de Yarrington no es el único. Tan solo en Tamaulipas, otros dos ex gobernadores, Manuel Cavazos Lerma y Eugenio Hernández Flores, han sido investigados por presuntamente estar ligados con cárteles de la droga que operan en esa entidad.

 

BUSCADOS POR LA INTERPOL

 

Con la captura de Yarrington Ruvalcaba, quedan dos ex gobernadores mexicanos que son buscados por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), en los 190 países que integran la red de dicha organización.

 

El 14 de noviembre de 2016 se emitió la ficha roja para Javier Duarte de Ochoa, ex mandatario de Veracruz (2010-2016), para cumplimentar una orden de aprehensión en su contra por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero; sin embargo, la notificación se hizo pública hasta el 24 de enero de 2017.

 

La Procuraduría General de la República ofrece desde el 11 de noviembre pasado una recompensa de 15 millones de pesos a quien proporcione información veraz y útil para la localización y aprehensión de Duarte de Ochoa, quien es es buscado desde el 18 de octubre de 2016; hasta el momento se desconoce su paradero.

 

Por otro lado, la Interpol emitió el 31 de marzo de 2017 la notificación de búsqueda, localización y detención para César Duarte Jáquez, ex gobernador de Chihuahua en el periodo 2010-2016. La ficha fue solicitada por la Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), luego de que la Fiscalía chihuahuense le solicitara su colaboración en la búsqueda y detención del ex mandatario para cumplimentar una orden de aprehensión en su contra por su probable responsabilidad en el delito de peculado. A César Duarte y a algunos de sus colaboradores se les acusa de realizar un desfalco al erario de alrededor de 6 mil millones de pesos.

 

CASOS NOTABLES

Guillermo Padrés, quien gobernó Sonora de 2009 a 2015, se entregó a las autoridades el pasado 10 de noviembre de 2016 y quedó preso en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, y 6 días después, el juez Décimo Segundo de Distrito de Procedimientos Penales le dictó auto de formal prisión por el delito de defraudación fiscal y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

 

A Padrés se le investigaba por un caso de cuentas detectadas en el extranjero que ascendían a 8.8 millones de dólares, recursos que no fueron declarados ante la autoridad fiscal.

 

El ex gobernador de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat (2004- 2010), fue sentenciado en enero de este año a seis años y nueve meses de prisión, pero sus abogados informaron que no pisaría la cárcel, pues goza de libertad provisional bajo fianza, pese a que en el juicio penal se demostró su culpabilidad en la compra simulada de un tomógrafo computarizado por la cantidad de 13 millones 800 mil pesos.

 

Rodrigo Medina, gobernador de Nuevo León de 2009 al 2015, enfrenta actualmente un proceso judicial, se le acusa de los delitos de peculado y daño al patrimonio estatal. La fiscalía estatal reclama al ex mandatario 3 mil 567 millones de pesos por presunto quebranto al patrimonio del estado, pero al no ser un ilícito considerado grave no merece prisión preventiva. No obstante, Medina estuvo recluido 19 horas en el penal de Topo Chico a finales de enero pasado.

 

Humberto Moreira, quien gobernó Coahuila de 2005 a 2011, fue acusado de un presunto fraude a las arcas estatales de más de 36 mil millones de pesos. En enero de 2016 se le detuvo en España, pues se le investigaba por los delitos de blanqueo, malversación de fondos, cohecho y organización criminal, sin embargo, fue dejado en libertad al no ser encontradas pruebas en su contra.

 

Desde junio de 2013, el exgobernador priista de Tabasco, Andrés Granier Melo, permanece en el Reclusorio Oriente del Distrito Federal, acusado de lavado de dinero y defraudación fiscal. Su sucesor, Arturo Núñez, acusó que Granier le dejó a la entidad una deuda de 23 mil millones de pesos.

 

Quintana Roo, al igual que Tamaulipas, tiene más de un ex mandatario que ha enfrentado acusaciones por corrupción y nexos con la delincuencia. Mario Villanueva, gobernador de 1993 a 1999, y el 4 de abril de 1999, desapareció, luego de que la PGR inició la investigación en su contra, pues presuntamente había recibido entre 400 mil y 500 mil dólares por permitir la libre manipulación de cargamentos de droga en la entidad.

Fue capturado en 2001 en Cancún, y en mayo de 2010 fue entregado a las autoridades de Estados Unidos. En diciembre de 2016 fue liberado en EU y trasladado a México, a donde llegó el 18 de enero de 2017. Fue reingresado al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi), en Ayala, Morelos, para cumplir su condena de más de 22 años que tiene pendientes por los delitos contra la salud y lavado de dinero, en la modalidad de colaborar al fomento para posibilitar la ejecución de ilícitos de esta índole.

 

En tanto que Roberto Borge (2011-2016) acumula cuatro denuncias ante la Procuraduría General de la República y dos más ante la Fiscalía estatal; y una de ellas es por la venta irregular de 9 mil 500 hectáreas de reserva territorial a familiares cercanos y amigos, a un precio del 1% respecto al valor real.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS