"Chuchos" demandan castigar las “traiciones”

01/04/2017
02:15
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

En su reunión nacional, la corriente Nueva Izquierda del PRD planteó a sus órganos de dirección que se endurezcan los castigos hacia aquellos militantes que apoyen a otros partidos, incluso, piden que les sean retirados sus derechos partidistas y que no puedan participar en ningún otro cargo de dirección o representación.

El documento Estrategia de la izquierda progresista, democrática, libertaria para las elecciones generales de 2018, en poder de EL UNIVERSAL, escrito por Jesús Ortega y difundido en el encuentro que se realizó ayer a puerta cerrada, propone al Consejo Nacional del sol azteca cinco acciones para robustecer a aquellos miembros que, incluso, no paguen sus cuotas partidistas.

“Todo compañero del PRD que apoye a otros partidos contrariando las resoluciones de los órganos dirigentes del partido, perderá sus derechos partidarios y no podrá ser, en cualquier otra ocasión, candidato de nuestro instituto político en ningún cargo de dirección o representación”, indica el documento.

Las propuestas y un análisis interno electoral del sol azteca fueron compartidas en el encuentro de Nueva Izquierda, en el que participaron la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica; el vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano; el presidente del Consejo Nacional perredista, Ángel Ávila, y otros miembros de dicha expresión.

El texto propone que los perredistas, ya sean gobernadores, senadores, diputados, ediles, regidores, dirigentes nacionales, estatales y municipales que no aporten su cuota para el partido, serán suspendidos de sus derechos militantes.

“Sin violentar el principio general de derecho de la presunción de inocencia, el CEN y la comisión jurisdiccional del PRD adoptaran acción precautoria de suspensión de derechos con todo aquel ciudadano involucrado en hechos de corrupción, violencia, y aquellos que se adviertan como de carácter penal”, plantea.

El documento también indica que los representantes del PRD en órganos del Estado que renuncien al partido, no podrán, en ningún otro momento, ser candidatos de la organización a ningún cargo de dirección de representación o de gobierno.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS