Entérate. Vive PRD en medio de procesos judiciales

Una característica del partido del sol azteca ha sido la disputa durante sus procesos internos que muchas veces termina en medio de pleitos ante los tribunales federales
(Foto: Archivo - EL UNIVERSAL)
08/03/2017
22:32
Misael Zavala
-A +A

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) ha vivido sus procesos internos en medio de pleitos judiciales que han llegado a tribunales federales.

Tal vez el más conocido es el que se registró a lo largo de ocho meses del 2008, cuando Jesús Ortega Martínez y Alejandro Encinas competían por la presidencia nacional del sol azteca.

El caso llegó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) pues la Comisión Nacional de Garantías del PRD había anulado la elección y Alejandro Encinas pedía el recuento de casillas de la votación interna. La petición fue rechazada por los magistrados, dando el triunfo a Jesús Ortega Martínez, fundador de la corriente Nueva Izquierda.

En ese mismo año (2008) llegó al Tribunal Electoral del Distrito Federal  un juicio presentado por Jesús Zambrano Grijalva mediante el cual impugnó la resolución que declaró improcedentes las quejas interpuestas en contra de la elegibilidad y registro de Alejandra Barrales Magdaleno, entonces candidata a presidenta del PRD en la Ciudad de México.

Años después, otro de los juicios sonados fue el que presentaron la corriente Nueva Izquierda contra el senador Miguel Barbosa, para quitarlo de la coordinación del PRD en el Senado.

En febrero de 2015, se inició una batalla por la coordinación del PRD, la cual llegó también a tribunales federales. En ese entonces, el sol azteca era comandado por Carlos Navarrete Ruiz, miembro de Nueva Izquierda. Incluso, en ese año, se llevó a cabo el XIV Congreso Nacional del PRD donde se aprobaron diversas modificaciones a los estatutos del sol azteca, entre estas la llamada Reforma Barbosa, con la que el Comité Ejecutivo Nacional del partido obtuvo facultades para remover del cargo a los coordinadores o vicecoordinadores de los Grupos Parlamentarios perredistas.

En ese 2015, el TEPJF resolvió que no se le podía quitar la coordinación a Barbosa al no quedar demostrada falta alguna. Sin embargo, dos años después, la reforma al artículo 103, valió para que el senador Miguel Barbosa fuera removido ayer de la coordinación en el Senado.

El mismo 2015, otros procesos internos fueron impugnados; pero fue en 2016, cuando estaban en juego 12 gubernaturas estatales, cuando el PRD llevó pleitos internos a los tribunales federales.

El encontronazo más sonado fue el que se gestó tras la designación de José Antonio Estefan Garfias en la candidatura de la alianza PRD-PAN de Oaxaca y la posterior salida del senador con licencia Benjamín Robles Montoya, quien se lanzó como candidato por el Partido del Trabajo (PT).

Dos entidades más en las que el PRD judicializó sus procesos internos fueron Zacatecas y Puebla donde intervinieron los tribunales electorales.

Rumbo a la elección del 4 de junio de este año, el sol azteca mantiene otro proceso ante el TEPJF por haber cancelado la elección interna para elegir al candidato a gobernador. En este caso fue Javier Salinas, precandidato de Nueva Izquierda, quien interpuso la denuncia ante el tribunal electoral federal.

Este proceso se suma al que está por presentar el senador Miguel Barbosa Huerta ante el TEPJF tras la decisión de la dirigencia nacional de removerlo del cargo de coordinador de los senadores perredistas.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS