Duele desdén a la Presidencia y Fuerzas Armadas: Narro

Asegura que el PRI reconoce los pendientes y pondera logros de los mexicanos; en el partido de Colosio el proyecto se fundamenta en principios de la Constitución, dice
Durante la conmemoración del 23 aniversario luctuoso de Luis Donaldo Colosio, el secretario de Salud, José Narro, manifestó que México transitará por una encrucijada de la cual saldrá adelante de la mano del PRI (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
24/03/2017
02:03
ARIADNA GARCÍA Y ALEJANDRA CANCHOLA
-A +A

[email protected]

Al conmemorar el 23 aniversario luctuoso de Luis Donaldo Colosio, los priístas reclamaron que a instituciones como la Presidencia de la República y las Fuerzas Armadas se les trate con desdén y ligereza de juicio.

En la sede nacional del PRI, el secretario de Salud (Ssa), José Narro Robles, fue el único orador en la ceremonia que recordó el asesinato del entonces candidato priísta a la Presidencia de la República en 1994, Luis Donaldo Colosio.

Tras señalar que el sonorense defendió los valores y principios del PRI que hoy están vigentes, Narro Robles comentó que el partido tiene el derecho legítimo de reclamar como propias las aportaciones al pensamiento político y a la transformación de México.

“Es por esto que duele e inquieta el desdén y ligereza de juicio respecto de las instituciones mayores, entre ellas la Presidencia y las Fuerzas Armadas. Por ello, preocupa que se pretendan transferir culpas y responsabilidades a quien nada tiene que ver en hechos dolorosos, o a un instituto profundamente popular, con compromiso social probado, con apego institucional, vocación de servicio y compromiso en defensa de la libertad y la soberanía nacional”, resaltó el titular de la Ssa.

Con la presencia del dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, ex presidentes del partido como Jorge de la Vega Domínguez y Beatriz Paredes; el ex gobernador de Sonora Eduardo Bours y los coordinadores parlamentarios priístas en la Cámara de Diputados, César Camacho, y en el Senado, Emilio Gamboa, entre otros, José Narro exclamó que al PRI le ocupan hoy en día las propuestas en tanto que a otros —sin decir nombre— solamente les inquietan sus apuestas.

“A nosotros nos preocupa la gente, los demás; a otros, el afán de alcanzar el poder sin importar si sacrifican principios y conciencia, o si por su actuación se debilitan sus efímeras y deleznables convicciones. Estamos dispuestos, por supuesto, a reconocer los pendientes y las insuficiencias, pero también a defender y ponderar nuestros logros y, aún más, las hazañas de todo el pueblo mexicano”, reclamó.

José Narro, quien ha sido señalado como aspirante a la candidatura presidencial priísta para 2018, se dirigió también a la militancia del tricolor. Subrayó que en el proyecto del Revolucionario Institucional caben casi todos.

Sobran, dijo, quienes piensan sólo en ellos, los que promueven la división y el enfrentamiento, los que sueñan y anhelan el regreso al pasado, sin entender que el mundo ya cambió y que ese pasado es historia.

El funcionario federal citó a Colosio, a Reyes Heroles y a Octavio Paz para señalar los beneficios del partido.

“Progreso para todos”. En el partido de Colosio, expuso, igual que en el de Enrique Peña Nieto y el de Enrique Ochoa, el proyecto se fundamenta en los principios derivados de la centenaria Constitución, de la original, la comprometida con los derechos sociales también y de la actualizada.

“Esos fueron y siguen siendo el progreso para todos; los derechos fundamentales a la salud, la educación, la vivienda, el trabajo o la alimentación, entre otros; la eliminación de fueros y privilegios de todo tipo; la unidad de nuestra sociedad, en torno a los valores nacionales dentro de la diversidad; la inclusión de jóvenes y experimentados, de mujeres y hombres, de obreros y clases populares, de campesinos y dirigentes, de intelectuales, artistas y académicos. Nuestra lucha debe ser por la inclusión y el desarrollo humano, por la justicia y el apego al Estado de derecho, por la democracia verdadera, por la libertad y la cultura”, aseveró.

Los enemigos del partido, afirmó, son la pobreza, la muerte evitable y la desigualdad; la ignorancia, la corrupción y la impunidad.

“Esos son los males que queremos erradicar. Esos son nuestros únicos adversarios de ayer y de hoy. A los criminales se les persigue para juzgarlos y someterlos al imperio de la justicia. Sólo se deben exterminar los males sociales antes referidos. Éstos se deben arrancar con todo y su raíz. En el proceso requerimos de ideas, de ideales y de acción”, puntualizó.

José Narro llamó a los priístas a tener sueños, ilusiones, propuestas y acciones que transformen la realidad.

Manifestó que México transitará por una encrucijada de la cual saldrá adelante de la mano del PRI, porque se tiene el legado de Luis Donaldo Colosio. Porque se tiene, además, rumbo y timonel, un Presidente que ha tomado las decisiones que le han correspondido, que ha sacrificado popularidad y rentabilidad política con tal de cumplir su responsabilidad.

“Un mandatario comprometido con el porvenir, pero que no descuida la actualidad, en fin, un presidente, Enrique Peña Nieto, a la altura de los desafíos internos agravados por el entorno internacional”, mencionó.

Narro Robles manifestó que al partido le queda una travesía, la cual se enfrentará con la inspiración de Luis Donaldo Colosio y la guía de Enrique Peña Nieto.

“La haremos juntos, en unidad, en compañía de millones de militantes y de simpatizantes, de todos aquellos con los que compartimos la convicción de que es absolutamente posible un México mejor y más justo. De esta forma avanzaremos al encuentro de la victoria, de la victoria de México y de nuestro partido”, indicó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS