Modelo educativo no busca aplausos: Nuño

Se ha tenido visión amplia, pese a costos políticos, afirma; sólo se actualizaron programas anteriores, critican diputados
El titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer (centro), al arribar a la Cámara de Diputados, donde defendió el nuevo modelo educativo ante los legisladores (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
23/03/2017
02:09
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

El nuevo modelo educativo no busca resultados inmediatos que ganen aplausos o votos, defendió el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer.

Durante la presentación del modelo educativo ante la Cámara de Diputados dijo que “se ha tenido una visión amplia a pesar de los costos políticos”. Este modelo es diferente, dijo, y añadió que los esfuerzos que realizaron las anteriores administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón fracasaron.

“Está la evidencia. Gobiernos anteriores que habían tratado estos conceptos claramente fracasaron, lo estamos viendo en las pruebas PISA: México no ha mejorado en los últimos 12 años”.

“Me parece que la razón es que no venían acompañados de una reforma educativa previa que diera los elementos legislativos para poder hacer este cambio; segundo, porque no se hizo un esfuerzo a fondo para ir recuperando la rectoría del Estado en materia educativa y, tercero, porque fueron ideas sueltas, y necesitan estar articuladas en un solo documento”.

Nuño Mayer dijo que la actual administración tiene “una visión de largo plazo, que busca construir un sistema educativo de calidad” y que ha asumido los costos políticos que implica hacer la reforma educativa y llevar a cabo los cambios que ésta ha requerido.

“Eso es pensar en las siguientes generaciones y no en el discurso, en la arenga o querer tener una ganancia política inmediata. Es muy fácil no tener conflictos ni buscar cambios. Se ha tenido una visión, a pesar de los costos políticos, de presentar cómo tiene que haber un orden en el modelo para transformarla [la educación] a lo largo del tiempo sin buscar resultados inmediatos que ganen el aplauso o los votos”, mencionó.

Ante los integrantes de la Comisión de Educación, Nuño Mayer señaló que el nuevo modelo está buscando construir un sistema educativo de calidad con “pasos claros” sobre la manera en que se debe ir avanzando.

El funcionario fue cuestionado por el diputado de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Maynez, quien reclamó que el nuevo modelo comenzará a implementarse en los últimos meses del sexenio del presidente y en medio de las campañas electorales presidenciales de 2018.

“No va a ser una realidad de aquí a que el Presidente termine su sexenio (...) sigan pensando en la próxima elección, hay quienes estamos pensando en la próxima generación”, dijo.

El funcionario también recibió críticas por parte de Joaquín Jesús Díaz Mena, del Partido Acción Nacional (PAN), quien dijo que el modelo educativo es una actualización “en todo caso” de las políticas que habían aplicado las administraciones de los ex presidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes en su opinión realizaron “el gran viraje” de la educación en el país.

“Este modelo educativo es en todo caso una actualización de estrategias implementadas en el gobierno de Vicente Fox, que pasó de una educación por objetivos a un enfoque basado en competencias. Ese fue el gran viraje de la educación en México que se convirtió en referente internacional y se complementó con la reforma a la educación media superior en el gobierno de Felipe Calderón. Vienen a presentarnos ideas que se han implementado antes”.

Nuño Mayer respondió que el modelo educativo pone “en blanco y negro” un conjunto de políticas coherentes y ordenadas. Se retoman conceptos desarrollados por expertos que han funcionado en otros países como el tema de aprender a aprender, y se innova en otros como el desarrollo de habilidades socioemocionales, donde México ha sido pionero al incorporarlo al planteamiento curricular.

Los legisladores mostraron su preocupación de que no exista continuidad a los cambios propuestos en el modelo educativo, puesto que su implementación formal comenzará a partir del ciclo escolar 2018-2019, aunque previamente habrá un año de piloteo y preparación para echarlo a andar en las escuelas. “El gran reto va a ser despolitizar la educación después de que creamos un nudo gordiano de la misma, habiendo atado el sindicalismo y la educación con la política electoral. El gran reto va a ser cómo blindarlo de que este proceso que se va a iniciar no se politice y no se corrompa para que trascienda nuestro periodo y no se desvirtúe”, señaló el independiente por Sinaloa Manuel Clouthier.

Nuño respondió que no es posible blindarlo legislativamente, pero insistió en que la “mejor manera” para hacerlo es demostrar que funciona y que tiene avances con una visión de largo plazo. “Que eso sea un aliciente para que una mayoría demuestre que esta es una ruta que hay que seguir. Es la mejor y la única manera de blindarlo. En una democracia todo está sujeto a diferentes visiones. Estamos buscando que el modelo quede bien cimentado”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS