Piden tipificar los delitos electorales como graves

Plantean que ameriten prisión preventiva para que quienes los cometan sean presentados ante un juez
La iniciativa plantea sancionar a los partidos políticos cuyos militantes incurran en delitos electorales
21/03/2017
02:03
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

El senador Daniel Ávila (PAN) presentó una iniciativa para establecer en la Constitución que los delitos electorales sean considerados graves y, por tanto, ameriten la prisión preventiva para garantizar que quienes los cometan sean presentados ante un juez.

Además, el legislador blanquiazul propuso reformar la Ley General en Materia de Delitos Electorales, para imponer multas a los partidos políticos cuyos militantes sean responsables de la comisión de algún delito electoral.

De acuerdo con la iniciativa, se plantea reformar el artículo 19 constitucional para establecer que el Ministerio Público “podrá solicitar al juez la prisión preventiva, cuando otras medidas cautelares no sean suficientes para garantizar la comparecencia del imputado en el juicio”.

Del mismo modo, los delitos de naturaleza electoral ameritarán prisión preventiva y se equipararán a los delitos como los de delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas; delitos cometidos con medios violentos como armas y explosivos, así como delitos graves que determine la ley en contra de la seguridad de la nación.

De acuerdo con el legislador, la propuesta de reforma de la Ley General en Materia de Delitos Electorales busca imponer multas a los partidos políticos cuyos militantes sean responsables de la comisión de algún delito electoral.

La medida tendría el objetivo de “transferir a los partidos políticos la responsabilidad social que, como organizaciones políticas, tienen frente a sus militantes y frente a la sociedad”, dijo.

De lo que se trata, explicó el panista, es de arraigar una cultura de respeto para que desde el interior de los partidos políticos se difundan y promuevan activamente, entre sus militantes, el respeto al Estado de derecho y evitar que se recurra a la comisión de delitos para ganar contiendas electorales.

La iniciativa también busca inhibir en los partidos “cualquier maquinación o consentimiento de hechos a cargo de sus militantes que transgredan las leyes electorales, para obtener algún beneficio político electoral”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS