UNAM prevé problemas en escuelas por deportaciones

La demanda de enseñanza deberá ser atendida a través de la educación a distancia
02/03/2017
02:25
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, alertó que las instituciones de educación superior en el país podrían enfrentar una situación de emergencia ante las eventuales deportaciones de jóvenes de origen mexicano que actualmente viven como indocumentados en Estados Unidos.

Cálculos de organizaciones internacionales, como el Pew Research Center, estiman que son de origen mexicano 78% de los jóvenes que se han acogido al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia en su versión ampliada (DACA por sus siglas en inglés) del gobierno de Estados Unidos.

“Lo que se nos viene es muy serio, puesto que podrían expulsar a una cantidad considerable de jóvenes. Podríamos tener de repente a 400 mil aquí, que requerirían alguna forma de continuar sus estudios y en las instituciones no tenemos, hay que decirlo con toda claridad”, dijo.

Durante el Diálogo entre rectores: La educación hacia el futuro, que organizó la UNAM por el 45 aniversario del Sistema Universidad Abierta y Educación a Distancia (SUAyED), Graue Wiechers señaló que una de las alternativas que podría proponer el sistema nacional es integrar a estos jóvenes a la educación abierta, puesto que en el escolarizado no hay suficientes espacios para atender la demanda existente.

“Haremos todo el esfuerzo, lo estamos haciendo. La educación abierta podría responder de forma emergente a todos ellos, esperemos que no suceda así. El reto de tener que incrementar nuestra capacidad de educarlos puede ser en meses”, afirmó.

Ante el peligro de que la administración del presidente Donald Trump pudiera deportar a jóvenes inmigrantes mexicanos que se criaron y crecieron en Estados Unidos, algunas instituciones educativas de nivel superior comenzaron a tomar sus previsiones.

La UNAM anunció como parte de las medidas para apoyar a los dreamers que sean deportados, que los recibirá o les buscará espacios en instituciones incorporadas y en otras entidades del país para evitar que se pierda su talento y el esfuerzo que vienen realizando.

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) revalidará los estudios de jóvenes que hayan sido repatriados de Estados Unidos y que hayan cursado educación superior, parcial o completa, en aquel país, además de que permitirá la inscripción sin examen previo y les entregará una beca mensual para que sigan estudiando.

El reto de recibir a los dreamers se suma al problema interno que tiene el país, puesto que siete millones de jóvenes de entre 18 y 22 años se encuentran fuera de la educación superior.

La meta para este sexenio era alcanzar 40% de cobertura en educación superior, que actualmente cubre 37%, por lo que para lograr el objetivo sería necesario abrir 250 mil nuevos lugares anuales en este nivel de estudios.

“El país no tiene esta capacidad económica, y aunque la tuviéramos, tampoco vamos a construir universidades al vapor. Que no nos quede duda, el crecimiento en la educación en los próximos 10 años deberá ser atendido a través de la educación a distancia”, dijo el rector Graue Wiechers.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS