Impulsa UNAM en EU programa de protección para "Dreamers"

Se suman 200 instituciones de educación superior de México y Estados Unidos; destacan crecimiento de inscripciones de estudiantes latinos sobre anglos a jo n es
En la Northwestern University, en Seattle, autoridades de instituciones académicas de México y Estados Unidos participaron en el simposio “Inmigración en tiempos de incertidumbre” (CORTESÍA)
25/02/2017
03:30
Ariadna García
-A +A

[email protected]

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al lado de 200 instituciones de educación superior de México y Estados Unidos, iniciaron el proceso de construcción de una red de protección para estudiantes mexicanos que radican en la Unión Americana y que se ven amenazados por las políticas del presidente Donald Trump.

Se trata de un proyecto bilateral que promovió el rector de la UNAM, Enrique Graue, y que se convierte hoy en una acción binacional con el fin de proteger a los estudiantes.

A través del Programa de Apoyo a los Mexicanos en el Extranjero, que encabeza Jorge Madrazo Cuéllar, y con el soporte del Centro de Salud Comunitario SeaMar y de la sección estadounidense del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, se organizó el simposio “Inmigración en tiempos de incertidumbre”, en el que se estudiaron distintos tópicos que pueden afectar a los migrantes en Estados Unidos y cómo hacerles frente.

En la Northwestern University, en Seattle, se expuso la vulnerabilidad de estudiantes que son migrantes y se les asesoró sobre las bases jurídicas que pueden utilizar para su defensa.

Seattle es una ciudad que se ha manifestado en contra de las políticas de Donald Trump. La autoridad del estado de Washington advirtió que no se sumará a las redadas en contra de migrantes indocumentados.

Northwestern University es una institución académica privada y cristiana que está a favor de los migrantes.

En el simposio, en el cual participaron autoridades de la UNAM, del consulado de México en Seattle y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se expuso la urgencia de articular acciones en apoyo a los mexicanos, en particular a los estudiantes y aquellos que están inmersos en el Programa de Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés).

Uno de los ejes del encuentro fue destacar la importancia de los Dreamers como sector clave en la educación superior de Estados Unidos, pues en los últimos años son más los estudiantes de nuevo ingreso de origen hispano que, incluso, de origen anglosajón.

El titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, hizo un reconocimiento al impulso que da la UNAM para proteger a los estudiantes mexicanos en Estados Unidos con riesgo de ser deportados.

Anunció que la CNDH y la UNAM firmarán un convenio para proteger los derechos humanos y cívicos de los migrantes mexicanos.

“Se trata de impulsar que las universidades se solidaricen para rechazar las políticas de endurecimiento. Reconozco el impulso de la UNAM para modificar su legislación y, en todo caso, recibir, que no es el caso, a quienes regresen y revaliden sus estudios”, dijo.

En el encuentro estuvieron presentes Joseph Castelberry, presidente de Northwest University; Francisco Trigo, coordinador de Relaciones Internacionales de la UNAM, así como los cinco titulares de las sedes de la máxima casa de estudios en Estados Unidos.

Se habló sobre la historia de Estados Unidos como una nación formada por inmigrantes, por lo cual hoy se debe educar a la sociedad de ese país y los grupos de influencia sobre tres temas específicos: la historia y los valores de una nación formada por inmigrantes, la aportación económica y cultural de la inmigración latina, así como la relevancia de los mexicanos en la historia y fortaleza de Estados Unidos en sectores como la agricultura y la salud.

La UNAM trabaja en un plan de acción para la defensa de los mexicanos que viven en la Unión Americana en el que destaca la colaboración con la Fundación Slim para impulsar la ciudadanización de migrantes mexicanos en Estados Unidos.

El plan de acción incluye ofrecer consejería jurídica junto con otras organizaciones a los llamados Dreamers, en particular a quienes se inscribieron al programa DACA durante la administración de Barack Obama.

“Es una realidad que entre nuestra comunidad en Estados Unidos predomina la desconfianza hacia otras instituciones mexicanas. Debemos reconocer que muchos llegaron aquí porque se sintieron rechazados”, consideró José Antonio Vela, uno de los representantes de la UNAM en EU.

“Otra acción es relativa a las razones profundas para las cuales fueron creadas las sedes de la UNAM fuera de México: establecer vínculos educativos, intercambio y proyectos conjuntos con otras universidades”, aseguró Claudio Estrada, de la UNAM Tucson.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS