Auditoría detecta varias anomalías en contratos de CNDH

Las irregularidades son en telefonía celular, control de cuentas y compra de medallas
La CNDH regresó a la tesorería federal un millón 40 mil pesos, por lo que aún debe 159 mil pesos, señala la Auditoría Superior de la Federación (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
17/02/2017
02:51
Diana Lastiri
-A +A

[email protected]

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) contrató servicios de telefonía celular sin acreditar la necesidad de adquirir las líneas y los equipos correspondientes.

Según el informe de la Cuenta Pública 2015 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la CNDH presentó también irregularidades en el control de sus cuentas, en las remuneraciones que asigna al personal contratado por honorarios y en la adquisición de las medallas para los festejos conmemorativos por los 25 años del organismo.

Según el dictamen de la ASF, las deficiencias en el registro y control de las cuentas de deudas de la CNDH originaron saldos por un millón 199 mil pesos provenientes de ejercicios anteriores a 2015.

Durante la revisión, el organismo regresó a la tesorería federal un millón 40 mil pesos, por lo que aún debe reintegrar 159 mil pesos.

“Falta definición del monto de las remuneraciones del personal contratado por honorarios de acuerdo con su nivel de responsabilidad y funciones encomendadas, y sobre el otorgamiento de medicamentos controlados sin contar con los libros de control autorizados por la Secretaría de Salud.

“Contratación de servicios de telefonía celular sin que se acreditara la necesidad de adquirir el número de líneas y las características específicas de equipos, y la inadecuada programación de la adquisición de medallas para los festejos conmemorativos de los 25 años de la CNDH”, fueron las anomalías observadas por la ASF.

De las irregularidades detectadas por la ASF, fueron emitidas 11 observaciones, tres de ellas fueron solventadas, y de las restantes se derivaron ocho recomendaciones y tres promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria contra funcionarios públicos.

La Auditoría Superior de la Federación consideró que el diseño de la política de derechos humanos presenta debilidades que “ralentizan el cumplimiento de los preceptos constitucionales en la materia”.

Entre las debilidades señaladas está la falta de obligatoriedad en la atención de las recomendaciones de la CNDH y el fortalecimiento del marco jurídico que prevea la comisión del delito, establezca deberes y sanciones y, sobre todo, implemente “mecanismos que generen un ambiente de sinergia entre las autoridades del Estado para combatir la persistencia de violaciones de los derechos humanos”.

Para la revisión de la Cuenta Pública 2015, la ASF evaluó los avances del gobierno federal en materia de derechos humanos, para determinar qué tan efectiva fue la política implementada para la atención de las causas que originan la persistencia de violaciones a las garantías fundamentales.

De acuerdo con la auditoría, el origen de la persistencia de estas violaciones está principalmente en una insuficiente reglamentación, con deberes y sanciones, así como una deficiente coordinación de los órdenes de gobierno con los Poderes de la Unión y los organismos autónomos para instrumentar una política de derechos humanos transversal.

La ASF observó que los principios emanados de la reforma constitucional de 2011 en materia de derechos humanos requieren estar reglamentados y reflejados en el orden jurídico nacional.

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS