Pasarela de autos de lujo en el Tribunal Electoral

Inversión del tribunal en cinco de estos vehículos asciende a 4.5 millones de pesos; percepciones de los jueces superan los 380 mil pesos mensuales
Ayer se observó al magistrado José Luis Vargas Valdés arribar a la sede del TEPJF a bordo de una camioneta Toyota Sequoia, cuyo costo ronda el millón de pesos (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
16/02/2017
03:20
Carina García
-A +A

[email protected]

Con el año nuevo llegaron también al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) las nuevas camionetas para los magistrados.

Como publicó EL UNIVERSAL los pasados 13 y 14 de febrero, para apoyar sus tareas de impartición de justicia electoral, los integrantes de la Sala Superior del TEPJF adquirieron cinco camionetas de lujo con una inversión de 4.5 millones de pesos. Hoy estos vehículos de lujo ya lucen en el estacionamiento del órgano jurisdiccional.

Video

Pasarela de autos de lujo en el Tribunal Electoral

Inversión del tribunal en cinco de estos vehículos asciende a 4.5 millones de pesos; percepciones de los jueces superan los 380 mil pesos mensuales.

Ayer, día de sesión pública del órgano, se vio ingresar, por ejemplo, al magistrado Felipe Fuentes Barrera en su nueva Chevrolet Suburban 2017.

Se trata, según el fabricante, de una unidad hecha con materiales de primera clase y “siempre da para más. Con un diseño más atractivo y espacio de sobra. La icónica Chevrolet Suburban hará que tu familia se una para crear momentos inolvidables”.

Para toda una experiencia de viaje la unidad garantiza, según la firma automotriz, “tecnología y comodidad para todos”, con sistema de infoentretenimiento, pantallas plegables y “una capacidad de carga para transportar lo que necesites y para remolcar o llevar lo que quieras”.

Pero el magistrado Fuentes no es el único que está de estreno.

Como él, otros cuatro de sus compañeros de la Sala Superior, salvo los magistrados Reyes Mondragón y Felipe de la Mata, que encabeza la magistrada presidenta Janine Otálora Malassis, estrenaron cinco vehículos de lujo.

Juzgadores con temple para estrenar. Estos vehículos nuevos para el TEPJF son dos Chevrolet Suburban de más de un millón de pesos; dos Chevrolet Tahoe con valor de 897 mil pesos, y un General Motors Acadia de 679 mil pesos, tres de los modelos favoritos del Poder Judicial, pues los electorales no son los únicos juzgadores en solicitarlos como “apoyo al cargo”.

Eso a pesar de que las percepciones de los magistrados electorales ascienden a 380 mil 406 pesos mensuales netos, y no se reducirán como parte de las medidas de austeridad. “Poder para conquistar. Para alcanzar el éxito se necesita carácter”, ofrece el fabricante del Chevrolet Tahoe, una de las camionetas favoritas de los jueces mexicanos.

El Acadia, de General Motors, no se queda atrás en suntuosidad, y su fabricante asegura: “Una fusión imponente de ingeniería y tecnología que superará tus expectativas, una vez más”.

Este tipo de vehículos de lujo no son los únicos que se aprecian en el TEPJF, pues gracias a los sueldos del Poder Judicial —que rebasan los 100 mil pesos mensuales netos para los funcionarios de mando, en el caso del organismo— desfilan por el tribunal vehículos marcas Audi, BMW y Mercedes Benz. Otros integrantes de la Sala Superior usan otras costosas unidades, como la Toyota Sequoia —cuyo valor comercial ronda el millón de pesos—, en el que ayer se vio llegar al magistrado José Luis Vargas Valdés.

Analizan en qué ahorrar. A mediados de enero la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Consejo de la Judicatura Federal y el TEPJF anunciaron que aplicarán “medidas de contención en el gasto” hasta por mil 900 millones de pesos en el presupuesto 2017.

Según reportaron, ese monto será reintegrado a lo largo del ejercicio fiscal de 2017 y, según se informó en esa fecha, las economías serán posibles por diferimiento de proyectos de obra pública no prioritarios, “racionalización” de viáticos y pasajes, en adquisición de bienes, muebles e inmuebles y en gastos de ceremonial y difusión.

Sin embargo, la magistrada presidenta del TEPJF, Janine Otálora Malassis, expuso el pasado lunes que de esa suma total de economías el tribunal realizará ahorros por 480 millones de pesos en rubros que aún están por determinar.

No obstante, dejó claro que la austeridad no tocará las percepciones de los juzgadores electorales, pues están determinadas por el Poder Legislativo. Son garantía de independencia, según ha argumentado el Poder Judicial.

Estas percepciones de los magistrados electorales ascienden a 380 mil 406 pesos mensuales netos, más gratificación anual que superará los 587 mil pesos y primas de periodicidad semestral, por más de 95 mil pesos.

En el caso de personal de mando, éstos tienen ingresos mensuales netos de 144 mil 544 pesos mensuales, es el caso del coordinador general de Asesores de la presidencia del TEPJF y el secretario general de Acuerdos, en tanto que el visitador y visitador general alcanzan percepciones libres de impuestos de 138 mil y 140 mil pesos, respectivamente.

El contralor Interno y el subsecretario general de Acuerdos tienen ingresos de 136 mil 997 pesos netos mensuales; mientras que el secretario académico del tribunal gana 110 mil 891 pesos al mes, lo que explica un estacionamiento de lujo en el TEPJF.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios