Voy contra Goliat: el dinero de partidos: Ríos Piter

Dice que buscará impulsar un proyecto para ir por la Presidencia; soy independiente porque estoy en contra del sistema, explica
Armando Ríos Piter, senador ex perredista. (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
15/02/2017
02:06
Alberto Morales y Juan Arvizu
-A +A

[email protected]

El senador Armando Ríos Piter afirma que no sólo está interesado en competir por la Presidencia de la República en 2018, vía candidatura independiente, sino que su objetivo es conformar un gran movimiento social “antisistema” que luche contra el modelo de partidos y el dinero que corrompe la política.

“Para ello hay que articular esta fuerza. A mí me encantaría participar en un proceso de esa dimensión. México requiere liderazgo, esfuerzo y dedicación, a mí me encantaría, pero para que haya caldo de liebre hay que tener la liebre primero, y eso es articular un movimiento que para los ciudadanos pueda significar algo distinto”, asegura en entrevista con EL UNIVERSAL.

Ríos Piter ayer formalizó su renuncia al PRD. Compara que su lucha es similar a la de David contra Goliat porque va contra un enorme sistema. No obstante, reitera que su decisión de renunciar al sol azteca es porque no está de acuerdo con la forma en cómo se conduce la dirigencia.

“En 2016 dije que era un error para el PRD aliarse con el PAN, porque eso lo desdibujaría, y los resultados lo demuestran. Mi intención no es estar removiendo una herida al PRD, ellos tomaron sus decisiones y yo las respeté en su momento, hoy lo que busco es seguir construyendo una opción. El problema con los partidos es cómo funcionan sus dirigencias y no cómo funcionan sus militantes o sus afiliados”, explica el legislador.

“No voy a entrar en un asunto de recriminaciones contra el PRD, lo que he tenido que decir lo he dicho más fuerte que cualquier otro militante en los últimos cinco años. Mi tema es con el sistema de partidos, con el antagonismo no entre derechas e izquierdas, sino de quiénes están con el sistema y quiénes estamos en contra”, señaló.

El Jaguar, como lo llaman sus compañeros de bancada, viste pantalón de gabardina, zapatos de goma, camisa arremangada y chaleco; dejó hace ocho meses los trajes y las corbatas, y ahora está instalado en su papel de senador “independiente”.

Sobre su deuda con el PRD de 200 mil pesos, por falta de pago de sus cuotas partidistas, Ríos Piter señala que no se desentenderá de esa deuda, pero advierte: “Debo no niego, pago no tengo”, por lo que buscará solventarla con abonos chiquitos. Sin embargo, recuerda que dejó de pagar sus cuotas como protesta por la imposición de las corrientes de Agustín Basave, diputado federal del PRD, como dirigente nacional.

 

El fin del sistema de partidos

¿A qué se refiere con que el sistema político caducó?

—La dinámica de este momento, en el planteamiento que estamos haciendo es una modificación trascendente y radical al sistema de partidos, que es de donde salen los grupos parlamentarios y donde se da la representación de los ciudadanos. Frente a la muerte del presidencialismo puede haber muchas opciones, pero tiene que recaer el poder en la gente, en los Congresos, es ahí donde se tienen que dar.

 

¿Cuál es su visión de la contienda por la Presidencia?

—La “silla” por la que hoy se pelea Andrés Manuel López Obrador y Margarita Zavala, desde su visión representa un individuo, hombre o mujer, que piensan que ellos solos van a poder con todo.

Morena es eso, un comité de campaña de un solo personaje, y el PAN demostró su gran incapacidad para cohesionar a los mexicanos para enfrentar la violencia, y el PRI que es un desastre. Yo estoy convencido de que millones de ciudadanos, jóvenes, adultos mayores y mujeres van a querer un proceso que confronte a ese sistema de partidos para cambiar e identificar, no en el presidencialismo, sino en el parlamento, el cambio que requiere el país.

 

¿Cuál es el problema con los partidos políticos?

—El problema es que lo que tenemos con esta partidocracia es que los distintos actores cuidan su interés. En tanto, cada uno cuida del otro se da una protección de los intereses de unos cuantos, más que el interés colectivo.

 

¿Cuáles considera que son los riesgos ante esta alternativa?

—Todos vamos contra Goliat, contra los que tienen el billete, contra los que tienen los intereses a los medios [de comunicación], vamos contra todo eso. Hay que ver que en los medios esté la resistencia, los que quieran ser parte que jalen, que en la política está en los que creen en la resistencia.

 

¿Los guerrerenses están acostumbrados a luchar contra corriente?

—Guerrero siempre ha sido factor de cambio en el país, no se puede entender la Independencia de México sin los guerrerenses, la Revolución que protegió a Emiliano Zapata; no se podría entender la democracia electoral sin Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, quienes también eran guerrerenses.

 

¿El próximo Presidente será un candidato independiente?

—¡Del Senado! (risas). La disyuntiva no es entre la derecha y la izquierda, es entre los que están con el sistema y los que están contra el sistema, el sistema en su origen tiene una temática política. Los partidos políticos funcionan con dinero público y muchos con dinero privado, de origen lícito o ilícito, pero ese es el motor y lo que se ha convertido nuestro sistema político es el de la corrupción, la impunidad.

Por eso estoy renunciando al Partido de la Revolución Democrática, porque no es sólo el tema individual o personal. En los últimos dos años he demostrado en que estoy en contra del sistema. En el PRD he dejado claro, pero el problema es que tiene las mismas fallas que tienen los otros partidos políticos.

 

¿Por qué tomó la decisión de convertirse en independiente?

—En mi visión este es un tema de un conglomerado de independientes. Hay que tener posiciones claras con respecto a lo que significa el país… sobre todo, las individualidades no resuelven, por ello creo que hay que hacer un proceso colectivo en donde estén involucrados distintos actores de la sociedad y personalidades, pero que también que estén madres y padres, trabajadores, pequeños empresarios y a la gran masa social que hoy en el sistema de partidos no encuentran respuestas.

 

¿Qué fue lo que más le duele al dejar su militancia?

—Lo que más me duele es que en el PRD de Guerrero conocí a gente muy chingona de trabajo, de lucha, fuerza, gente que durante 30 años dio su vida por construir que el voto sea libre, personas de mucho trabajo, pero el PRD —igual que Morena, el PRI y el PAN— tiene este problema tóxico que genera el dinero. Por ello hay que resetear el sistema, porque no hay democracia sin partidos, pero no hay peor que todo sea una democracia con partidos que gastan mucho.

 

¿El diputado Pedro Kumamoto hizo campaña con 18 mil pesos para ganar un espacio en el Congreso de Jalisco, se puede hacer lo mismo para la Presidencia?

—Se puede hacer con el mínimo dinero posible, el problema es que una Presidencia te cuesta miles de millones de pesos, y por otro lado esos miles de millones podrían desaparecer el hambre de millones de personas. Vivimos en un mundo al revés.

 

¿Considera que Ríos Piter puede inspirar a la gente si viene de un sistema de partidos?

—¡Sí, yo espero que sí! ¡Esa es mi chamba!, es lo que le voy a apostar, a encontrar mucha gente con esa inspiración. El trabajo de un político es buscar inspirar, que la gente crea en cosas y dé resultados con ellas.

 

¿En qué consiste el proyecto “Ola 365” que propone?

—Primero, costos mínimos para hacer política que te lleven a la necesidad de inspirar, como Kumamoto, quien es un gran ejemplo, inspiró a la gente.

¿Porque no buscamos algunos 300 Kumamoto que quieran ser diputados federales, hombres y mujeres? ¿Por qué no buscamos a 64 senadores que quieran hacer eso y un candidato a Presidente o Presidenta que quieran hacer eso? Entonces estamos a un año y ocho meses se puede lograr eso, hay que hacer una ola 365 que garantice esta articulación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS