Moctezuma: López Obrador no quiere gobernar solo

López Obrador dice que no quiere gobernar solo, dice el ex priísta; afirma que llega a colaborar en proyecto rumbo a comicios de 2
Esteban Moctezuma Barragán, presidente ejecutivo de Fundación Azteca. (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
25/01/2017
03:10
Ariadna García
-A +A

[email protected]

El ex priísta Esteban Moctezuma Barragán afirma que no va por la lucha electoral, y sólo se une al programa de Andrés Manuel López Obrador por la búsqueda de ideas, de conformar un programa social, que si se traduce en política pública será perfecto.

En entrevista con EL UNIVERSAL, aclara que no se hace militante de Morena, simplemente responde a la invitación que López Obrador le hizo para el análisis del tema social y la creación de proyecto que el tabasqueño, en su momento, defenderá.

La política nunca la ha dejado, aclara, pero sí a los partidos. Su última participación partidista en el PRI —recuerda— fue en la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa.

Hoy, expone, se integra a un grupo diverso de personas que han sido convocadas por el líder de Morena, para analizar distintos temas, arrojar ideas y crear un proyecto.

Su trinchera, recuerda, siempre ha sido el aspecto social. Las ideas de López Obrador, reconoce, se le hacen interesantes, por ejemplo, en lo que tiene que ver con rescatar a los jóvenes.

Lo que le llama la atención es que le dice que no quiere gobernar solo.

 

¿Por qué se va con Andrés Manuel López Obrador?

—Me invitó a analizar un libro que acaba de publicar y a darle mi opinión con respecto al apartado social del mismo. No me invitó a formar parte de Morena, sino como una persona independiente, autónoma y dar un punto de vista en esas condiciones.

Nos vamos a poner a trabajar para conocer lo que está proponiendo y al mismo tiempo quiere recibir ideas y propuestas para más adelante formar su programa de gobierno.

Este grupo es un grupo plural en donde está Alfonso Romo, que es un empresario muy conocido de Monterrey; Claudia Sheinbaum; Adrián Rodríguez, también conocido en el mundo financiero, y Laura Esquivel. Cómo podemos ver, hay en estas cuatro coordinaciones una diversidad de género, incluso geográfica. Diversidad de actividades, yo vengo de una fundación.

Él hizo un llamado a alrededor de 70 personas que se integrarán a los equipos y poder analizar su propuesta.

 

¿No será militante de Morena, pero sí participará con el proyecto?

—Morena es un instituto político. No estamos integrándonos ninguno de los que nos llamó a coordinar estos trabajos al partido, sino que más bien estamos apoyando a López Obrador en lo personal, en una propuesta que él nos ha acercado y lo hacemos como expertos en el tema.

Soy un líder social, un experto en temas sociales y ambientales, he trabajado mucho en ello. He sido subsecretario de Educación Pública, secretario de Desarrollo Social, conozco también desde gobiernos estatales el tema social y llevo alrededor de dos sexenios en la Fundación Azteca, entonces en todo lo que estamos haciendo se ha logrado adquirir una enorme experiencia.

Una de las cosas que me dijo Andrés Manuel es que él quiere apoyar a los jóvenes que no tienen empleo, rechazados de las universidades, a esa gran masa que desafortunadamente muchas veces tienen problema de identidad, de expectativas y se me hace fundamental, creo que México tiene una deuda con ellos y hay una propuesta para poderlos apoyar en ese sentido.

La propuesta es lo que se me hace muy interesante y otra cosa que se me hace algo digno de entregarle todo el apoyo, es el hecho de que lo que me transmitió Andrés Manuel, es que él no está solo, no quiere gobernar solo, no está proponiendo ideas desde un punto de vista centrales, sino que está apoyándose, invitando y trabajando con muchas personas que le puedan acercar en lo relativo al plan de gobierno.

 

¿Es su regreso a la política ya no con el PRI, ahora comulga con el proyecto de López Obrador?

—En primer lugar yo entré a la política por lo social. Yo cuando entré al sector público lo hice pensando en que era el mejor lugar para desarrollarme en el ámbito social y sigo ahí, he tenido una línea congruente con esa idea.

Yo nunca he dejado la política. El ser humano no puede dejar la política, he dejado la política electoral y yo no he participado en el PRI desde la campaña de Francisco Labastida, entonces no tengo ningún compromiso partidista con ningún partido.

Desde hace casi 20 años, al hablar de alternancia, de reforma política, de transición incompleta, siempre advertí el peligro de control de los partidos de toda la vida pública y de la partidocracia, que desafortunadamente vivimos en la actualidad.

No tengo interés en participar en partidos políticos, pero sí en proyectos que cambien a la sociedad de fondo.

 

¿El proyecto de López Obrador le parece el más adecuado?

—El proyecto está en construcción, a nosotros nos invitó a revisar su propuesta y a proponer. Obviamente, espero que haya coincidencias en el camino y que logremos un proyecto común, pero la propuesta obviamente, y esa es la riqueza de la invitación, está a discusión. Nos dijo que con toda apertura quería escuchar nuestras ideas.

 

El proyecto social que defiende Andrés Manuel es conocido, ¿es eso lo que se defenderá?

—Siempre he pensado que el gran problema de México no está en la agenda de los partidos, sino que somos tres diferentes naciones: un México moderno, uno tradicional y uno marginado, y si lo queremos simplificar un poco, podemos decir un México criollo, un México mestizo y un México indígena. En estos no existe una política ni económica ni social, que trabaje para vincularlos, unirlos y hacer de estos grandes méxicos un gran país, pues seguimos fragmentados desde la Colonia.

Es algo que a mí me gustaría que pudiéramos dejar en claro en esta propuesta, porque ahora que viene todo este problema de un cambio de política internacional y un cambio de política de vecinos, con respecto a Estados Unidos, y la salida es voltear hacia adentro.

Esto que parece una tragedia puede ser una bendición, porque nos vamos a descubrir, vamos a descubrir la gran reserva moral que hay en nuestro pueblo, a descubrir la gran reserva comunitaria, nos va a permitir como país, tener una propuesta mucho más fuerte para el futuro. Todo lo que estamos viviendo también se vive en el mundo: violencia, falta de valores y para todo eso en buena medida tiene respuesta esa gran reserva moral.

 

¿López Obrador tiene disposición para aplicar esto que expone?

—Nos pidió que lo hiciéramos, que lo discutiéramos, no lo vamos a hacer en lo personal, sino en equipo, con otras personas, con otros puntos de vista. Lo rico de esta discusión es que en la mesa vamos a estar sentadas personas que piensan distinto, pero con una sola actitud constructiva, de escuchar al otro y saber que existe el otro.

Hacer propuestas de aplicación inmediata, obviamente desde el primer día en que se pueda instrumentar un proyecto de gobierno.

 

¿Y si no se llega al gobierno?

—No estoy en la lucha electoral, estoy en la lucha de las ideas y me atrevo a decir que soy una persona pragmática, que le gusta que las ideas se lleven a cabo, por eso las ideas de los programas de Fundación Azteca los hemos traducido en hechos y mi gran propuesta y mi gran participación, creo yo que sería proponer cosas que se pueden llevar a la práctica y no simple y sencillamente discusiones ideológicas que pueden ser útiles, pero que no necesariamente cambian las cosas.

 

¿Andrés Manuel López Obrador es la mejor opción?

—No estoy en la lucha electoral. Vamos a tratar de proponer la mejor opción de programa y si se propone la mejor opción de programa seguramente será un programa poderoso atendible.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS