Fidel Herrera rechaza acusación por medicinas

Dice que es parte de campaña en su contra por comicios de 2017; niega responsabilidad por irregularidades de Javier Duarte
Fidel Herrera reconoció que el 15 de octubre de 2010 una enfermera detectó una ampolleta de Avastin falsa. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
23/01/2017
02:02
Edgar Ávila / Corresponsal
Veracruz, Ver.
-A +A

[email protected]

Luego de renunciar a ser cónsul de México en Barcelona, Fidel Herrera Beltrán (PRI), ex gobernador de Veracruz, calificó como “falsas, inaceptables, abominables y algo monstruoso” las acusaciones sobre tratamientos con medicamentos clonados a enfermos de cáncer.

“Tratar de acusarme de algo tan increíblemente falto es parte de una estrategia enferma para desprestigiarme”.

Consideró que se trata de una estrategia del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en vísperas de las elecciones: se renovarán las 212 presidencias municipales.

Herrera Beltrán explicó que decidió renunciar no sólo para defenderse de “las abominables” acusaciones de Yunes Linares, sino para comenzar a hacer política “interna”. Aseguró que de su parte no hay nada contra Yunes Linares.

Rechazó sentirse corresponsable de los actos y omisiones del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa. “Nadie puede asumir penas trascendentales, ni responsabilidades de quienes puedan haber violado la ley, ni incumplido con el compromiso de servirle a los veracruzanos”, dijo.

Negó que tenga que asumir algún arrepentimiento por haber impulsado a Javier Duarte como gobernador. Recordó que la construcción de una candidatura no le corresponde a una persona.

Dijo que decidió renunciar a su cargo para, como un ciudadano más, ofrecer colaboración y disponibilidad total y entregar documentos a las autoridades que permitan castigar a quienes pudieran haber cometido algún ilícito, pero también a los que “difamaron” sin sustentos.

Consideró que respetará si Yunes Linares ve su renuncia como un triunfo. “Lo veo como mi triunfo, porque es algo que tengo la obligación de hacer. Cuando esto se esclarezca tendré oportunidad para hacer cosas y de retomar el servicio exterior o el interior; lo veo como un acto de conciencia y de honorabilidad”. A partir de la otra semana cualquier notificación se hará en su domicilio del puerto de Veracruz.

 

Ni arrepentimientos ni culpas. Empacando sus maletas para regresar a México y a su vivienda en Veracruz, Fidel Herrera lamentó las acusaciones sobre la administración de medicamentos falsos a enfermos de cáncer.

Recordó que su administración recibió un edificio del Instituto de Cancerología, uno que equiparon con instrumentos y personal, por lo que lograron una certificación federal.

Manifestó que tiene documentados cada uno de los 450 expedientes médicos a niños atendidos en el Centro Estatal de Cancerología, así como la documentación de entrega recepción de su administración que pondrá a disposición de las autoridades.

Reconoció que el 15 de octubre de 2010 una enfermera reveló que una ampolleta de Avastin, tratamiento para mujeres con cáncer, parecía irregular, por lo que se sometió a una revisión en el laboratorio interno y luego se mando a los laboratorios Roche. “De inmediato determinan cómo era el protocolo y lo dieron a conocer al laboratorio que lo producía, que es Roche, de fama internacional, que en sus comunicados ha esclarecido el hecho al que me refiero. Se detectó a tiempo, actuamos a tiempo, lo reportamos a tiempo”, agregó.

Dijo que en respeto a la larga cadena de profesionistas honorables del sector salud y del Centro de Cáncerología de Veracruz “es necesario decir con total certeza que en mi administración se aplicaron los medicamentos de calidad y que jamás pudo haber ocurrido algo tan monstruosos que constituiría un crimen de lesa humanidad”.

Aseguró que es falso e inaceptable. Ofreció su más absoluta disponibilidad para colaborar y dar testimonio, “incluso sin tener en la cadena de mando responsabilidad alguna en torno a esta acusación, que no se sustenta.

“Tiene 30 años que he sido víctima de campañas periódicas, siempre provenientes del mismo personaje cuando se acercan elecciones, siempre ocurre cuando hay proceso electoral y ahora hay uno el 3 de junio, pero ahora este personaje sí me obliga a producirle una respuesta, porque antes jamás le había contestado, porque nunca se le había ocurrida una acusación tan extraordinariamente carente de escrúpulos y horrible”.

Insistió que se trata de un asunto político, posiblemente sustentado en informaciones falsas, con arreglos revueltos de fechas de dos administraciones y aprovechando el clima que existe por la gestión de Duarte.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS