Privilegios sindicales pegan a Pemex: PRD

La senadora Dolores Padierna advierte que se debe separar la operación de lo estrictamente gremial
El traslado de combustibles de las TAR de Pemex hacia los expendios de gasolina es un negocio del STPRM y particulares (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/01/2017
02:18
Redacción
-A +A

La senadora Dolores Padierna Luna (PRD) urgió a reformar el Contrato Colectivo de Trabajo de Pemex y los múltiples acuerdos paralelos que se han firmado durante muchos años, para limitar las relaciones estrictamente a asuntos de orden laboral.

“De lo contrario, la empresa está cada vez más expuesta a la aplicación de multas y otras sanciones, así como a acelerar su desaparición”, advirtió.

“El problema de fondo es que las relaciones entre Pemex y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) no se limitan a aspectos laborales, sino que incluyen asuntos extralaborales, que en muchos casos significan jugosos negocios para la cúpula sindical, más que beneficios para los trabajadores”, abundó.

Padierna Luna recordó que es ampliamente conocida la falta de transparencia que prevalece en el sindicato, por lo que urge cambiar esta situación.

La vicecoordinadora del PRD en el Senado dijo que en 2015 Pemex Transformación Industrial fue denunciado ante la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) por no dar las mismas condiciones de suministro y venta de primera mano de diesel marino especial a distribuidores que estaban en igualdad de circunstancias en el mercado.

Pemex solicitó la dispensa de investigación y se comprometió a tomar medidas para evitar la posible práctica monopólica, misma que fue aceptada en octubre de 2016, estableciendo que, en caso de incumplimiento, se le aplicaría una multa de hasta 8% de sus ingresos.

El segundo caso se registró en agosto de 2013, la Cofece sancionó a Pemex con 653 millones de pesos, porque obligaba a las gasolineras a contratar el servicio de transporte de combustibles con pipas operadas con personal sindicalizado de la empresa.

Además de la multa, ordenó a la empresa a eliminar esta práctica.

Sin embargo, Pemex y el sindicato petrolero, que encabeza el senador Carlos Romero Deschamps, se ampararon contra esta resolución, aunque perdieron e impugnaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la cual aún no resuelve.

“Es conveniente señalar que el negocio de traslado de combustibles de las Terminales de Almacenamiento y Reparto (TAR) de Pemex hacia los expendios de gasolina, en realidad no es un negocio de Pemex, sino del STPRM, además de otros particulares”, precisó Padierna Luna.

La también integrante de la Comisión de Energía del Senado explicó que en el caso del sindicato es una concesión establecida en el Contrato Colectivo de Trabajo, por lo que Pemex está impedido a suprimir esta práctica monopólica, a menos que elimine la concesión otorgada al sindicato. Esto “sólo se lograría dándoles otras canonjías” a los sindicalizados, expresó. Redacción

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS