Guillermo Anaya: no hay marcha atrás

No hay cartas marcadas que lo beneficien para la candidatura, asegura
Guillermo Anaya Llamas (PAN), Aspirante a candidato a gobernador de Coahuila (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
18/01/2017
02:08
Suzzete Alcántara
-A +A

[email protected]

El aspirante a la candidatura del PAN a la gubernatura de Coahuila, Guillermo Anaya, aseguró que su designación, en caso de que la Comisión Permanente Nacional del PAN lo avale hoy, en ningún momento significa entregar una vez más el gobierno estatal en “bandeja de plata” al PRI o a los Moreira, como se ha señalado.

Afirma que será el primer gobernador de la oposición —en este caso del PAN— en sacar a la familia Moreira de la entidad, así como de acabar con la corrupción, por lo que más allá de lo que se ha dicho en su contra, hoy es un hombre más maduro que sabe lo que necesita Coahuila, por lo que comprende la problemática y de contar con el visto bueno de la Comisión Permanente será el candidato de la alternancia.

“Los Moreira tienen un candidato que se llama Miguel Ángel Riquelme, ellos lo quieren para tapar todas sus trapacerías; yo seré el candidato de Acción Nacional, seré implacable en la aplicación de la ley”, agrega.

El ex diputado federal y compadre del ex presidente Felipe Calderón, indica que no es el abanderado de ningún liderazgo del partido, llámese Calderón Hinojosa, Ricardo Anaya o Rafael Moreno Valle, y que su designación surge de un proceso de seis meses de negociación, de acuerdos y diálogo, por lo que no puede decirse que hay dados cargados.

Sobre la inconformidad del senador Luis Fernando Salazar, en entrevista con EL UNIVERSAL presume tener una buena relación con él; se dice confiado en que en los próximos días saldrán unidos para lograr la alternancia en Coahuila, ya que tanto él como Salazar han trabajado por la entidad y para contrarrestar la corrupción que se vive.

¿Se puede hablar de una ruptura, tras la inconformidad del senador Luis Fernando Salazar?

—No, yo tengo una larga amistad con Luis Fernando, hemos compartido proyectos juntos sobre cómo sacar a los Moreira de Coahuila, de la corrupción y del endeudamiento, estoy convencido que con la madurez y el talento de Luis Fernando vamos a caminar juntos, salir unidos para darle la alternancia a Coahuila.

Finalmente el lunes se dieron a conocer las mediciones con los líderes empresariales, sociales, encuestas a los miembros activos, a la sociedad, a las redes sociales de cada uno, y las dos casas encuestadoras dieron su resultados también, eligiendo al más competitivo, y me dan el apoyo los resultados.

¿Cómo equilibrar la postura del senador Luis Fernando con la idea de salir unidos, cuando él pide reponer el proceso o que ambos se registren?

—Insisto, hay una estrecha amistad más allá de estas momentáneas diferencias. Yo voy a estar de acuerdo en lo que decida la Comisión Permanente, acataré la decisión que se tome sin reserva alguna. Estoy seguro que vamos a caminar juntos. Veo difícil que se pueda reponer el proceso, porque éste duro seis meses, fue muy largo y hubo consenso. No tengo la menor duda de que saldremos juntos, estoy optimista.

No he dejado de platicar con Luis Fernando, y estoy convencido de que las diferencias son menores al anhelo de construcción de la alternancia, de darle a los coahuilenses, más allá de los intereses personales y del partido, la alternancia, pues siete de cada 10 piden el cambio y tenemos que estar a la altura de lo que solicita la ciudadanía.

Estoy convencido de que Luis Fernando va a caminar junto conmigo, y vamos hacer el anhelo una realidad. Estoy optimista, porque lo conozco y ha señalado estas inconformidades, pero son temas que tendrán que resolverse en el seno de la Comisión Permanente, y que yo respetaré.

Cada uno de nosotros tenía posturas diferentes y al final sacamos un producto profundo, pero todavía falta la definición de la Comisión Permanente del PAN.

¿Atrás de su candidatura está algún liderazgo del PAN, Ricardo Anaya, Moreno Valle o Felipe Calderón?

—No para nada, los estudios son profundos y van más allá de liderazgos, hay que analizar con seriedad los estudios, las encuestas me daban como el más competitivo, todas coinciden en que vamos a ganar Coahuila, y no hay negativos que hablen de desventajas, los seis aspirantes elegimos las casas encuestadoras.

No existen negativos que se hablen en ninguna encuesta, ni en las que han salido publicadas en los medios de comunicación, ni en las que hicieron el partido y cada uno de nosotros. Las empresas encuestadoras son objetivas, no miden a quién traes atrás, o si no traes a nadie, si tienes apoyo de compañeros senadores, ahora gobernadores, estos resultados son de lo que piensan los coahuilenses.

He sido diputado local y federal, alcalde de Torreón, senador, todos estos cargos fueron por voto de la mayoría, y ninguno de estos políticos votan en el estado de Coahuila.

Nadie tuvo que ver en esta decisión, cada uno de los aspirantes hizo una estrategia y tiene una trayectoria a lo largo del partido.

No soy candidato de nadie, quiero ser el candidato de Acción Nacional.

No hay cartas marcadas que me beneficien, estas dudas se irán disipando, y con la precampaña se irán apagando estas voces, pero necesitamos un PAN unido. Yo he estado construyendo esta candidatura y la alternancia desde hace muchos años, yo creo que vamos a salir bien.

Vamos a necesitar a Rafael Moreno Valle, a Ricardo Anaya, a Margarita Zavala y a todos los liderazgos panistas.

¿Qué dice a las voces que señalan que con usted el PAN le está entregando la gubernatura al PRI?

—Yo espero que estás voces una vez que termine el proceso queden aclaradas y que todos nos sumemos al proyecto para poder vivir la alternancia. Los Moreira tienen a su candidato, que es Miguel Riquelme, yo seré el candidato del PAN.

Voy a ser el primer candidato que gane la gubernatura por la oposición y el PAN.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS