Crónica. La ola amarilla que invadió Revolución

Entre cohetes y consignas de ¡Fuera Trump!, presidenta del sol azteca encabeza mitin masivo
16/01/2017
02:16
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

El PRD volvió a tomar una plaza pública en la Ciudad de México. La militancia fue convocada a las 11:00 horas en la Plaza de la República para manifestar su rechazo al gasolinazo.

A bordo de decenas de autobuses y microbuses que fueron estacionados sobre calles cercanas al Monumento a la Revolución, llegaron militantes y acarreados, 70 mil, según reportó la propia presidenta nacional, Alejandra Barrales.

Con banderas amarillas y letreros en los que se leía “No al gasolinazo” y “Abajo los precios de gasolina, gas, luz y alimentos”, caminaron sobre Balderas, Paseo de la Reforma y avenida de la República.

Hasta el Monumento a la Revolución —donde se dispuso de un templete y una pantalla gigante—, también se presentaron un burro, además de un par de “toritos” y un “Judas” con la imagen del presidente Enrique Peña Nieto, elaborados por artesanos coheteros de Tultepec, Estado de México.

El tronar de los cohetones marcó el discurso de Barrales, el primero que brinda en un mitin masivo desde que tomó posesión al cargo el año pasado, y que en ocasiones fue interrumpido por los aplausos y consignas como “¡Fuera Trump!” o “¡Fuera Peña!”.

La diputada constituyente Dolores Padierna fue otra de las presentes, junto con Alejandro Sánchez Camacho. Entre la militancia se dejó ver el líder de la corriente Nueva Izquierda, Jesús Ortega.

Contingentes de los estados de Morelos, Michoacán, Hidalgo y Veracruz acudieron a la cita, aunque fue uno del Estado de México el que más destacó.

Se trataba del grupo que acudió en apoyo del diputado Juan Zepeda, uno de los aspirantes a la gubernatura de esa entidad en la que este año habrá elecciones.

Algunos de los militantes, con playeras de apoyo; otros, con banderas amarillas y provenientes de Nezahualcóyotl, se acercaron hasta el legislador para tomarse fotografías e intercambiar saludos.

Así fue como un domingo de enero el sol azteca buscó mostrar que tiene músculo para llevar a cabo su protesta por la gasolina, en espera de un revés.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS