23 | MAY | 2019
1
(Ilustración: DAVID PEÓN)

Perfil. Ricardo Anaya Cortés

28/12/2015
02:29
Misael Zavala y Juan Arvizu
-A +A
PAN

A quienes tiene confianza cuenta en corto un dato: nadie de su familia es panista, pero él se afilió al partido y hoy es presidente de esa fuerza.

En menos de tres años, quien es considerado como un hombre de familia, serio y con habilidades para estructurar su discurso, ocupó tres puestos clave en la política de México.

Fue coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados y presidente interino del partido. Además, fue presidente de la Cámara de Diputados, posición deseada por cualquier integrante de la clase política.

La historia de este joven queretano comenzó en esa entidad, donde participó en la administración del gobernador, también panista, Francisco Garrido Patrón.

Anaya saltó de la administración local a la política nacional junto con figuras como Roberto Gil Zuarth, hoy presidente del Senado. Se encontraron otra vez en la campaña por la Presidencia de la República de Josefina Vázquez Mota. El vocero era Anaya y el coordinador, Gil Zuarth.

Antes, ocupó cargos políticos en Querétaro, como diputado local y presidente del Comité Directivo Estatal; fue nombrado subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo en la administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Ya como diputado federal, tuvo discretas participaciones en reformas como la laboral, la última en importancia enviada por el entonces presidente Felipe Calderón, y en la negociación del Presupuesto para 2013.

Su cercanía con el entonces coordinador de la fracción parlamentaria, Luis Alberto Villarreal García, además de la buena química que hizo con el entonces presidente del partido, Gustavo Madero, lo catapultaron a la palestra de la política nacional. Jugó la posición de presidente de la Cámara de Diputados, que compartió con el también legislador José González Morfín.

En ese periodo, en su mira estaba ser candidato para la gubernatura de Querétaro. Sin embargo, en una negociación que llevó a cabo Madero se logró que Francisco Domínguez, hoy gobernador, fuera el abanderado.

La decisión ubicó a Anaya Cortés como el candidato a la presidencia nacional del PAN, cargo que hoy tiene.

No pocos analistas, políticos y columnistas lo ubican desde ahora como presidenciable del PAN para el proceso de 2018.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios