1

Habrá un control central: especialistas

Consideran que la división del país en cinco regiones es una forma de hacer más fácil la subordinación jerárquica en materia educativa
El gobernador Rafael Moreno Valle y el presidente Enrique Peña Nieto destacan que no hay diferencias de partido cuando se trata de la educación (ESPECIAL)
20/10/2015
01:09
Natalia Gómez Quintero
-A +A

[email protected]

La división del país en cinco regiones, propuesta por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y respaldada por la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), es una forma de hacer más fácil la subordinación jerárquica de los estados a la administración central en materia educativa, consideró Manuel Gil Antón, académico del Colegio de México.

“Fuimos centralistas, luego descentralistas y hoy somos regionalistas. Da la impresión que habrá una organización central para que la Secretaría de Educación Pública federal dé instrucciones a las SEP de los estados”, Comentó Gil Antón.

Subrayó que las regiones en las que se dividió el país son administrativas y no educativas, por lo que se comparte vecindad, pero no similitud en necesidades y problemas de enseñanza, esto indica que estarán al servicio del control central.

Roberto Rodríguez, especialista del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, consideró que esta forma “es un principio de organización, no de aplicación de políticas diferenciadas; tampoco cambiará la relación con las secciones sindicales”. Consideró que este espacio podría servir para la elaboración final del modelo educativo y la contextualización de las evaluaciones, lo que podría desactivar a la disidencia magisterial.

Olac Fuentes, ex subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública, señaló que más allá de esta facilitación administrativa se debe observar su funcionamiento en regiones que no tienen cambios sustanciales.

“Los problemas subsisten como estaban, los recursos son los que estaban. En fin, no hay nada distinto. Es una racionalización, puede facilitar las cosas o no, porque la colaboración en esencia es la de los gobiernos de los estados, esta división no la va hacer más grande o la disminuirá por sí misma”, comentó.

Ángel Díaz Barriga, doctor en Pedagogía por la UNAM, consideró que la regionalización de la República para la implementación de la reforma educativa ayudará a conciliar las formas de esta ley que todavía no están completamente claras.

“Poder llegar a acuerdos sobre cómo se implemente la reforma educativa puede ser importante. Por ejemplo, no está señalado ahora con cuánto tiempo le tienen que avisar a un profesor que le toca evaluación, tampoco se sabe con exactitud el tiempo de anticipación con el que le deben dar su clave de acceso para que el maestro coloque sus evidencias”, comentó Díaz Barriga.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios