3

Graco va para 2018, “sin excluir a nadie”

Graco Ramírez, gobernador de Morelos, confirmó sus aspiraciones presidenciales y opinó que los ciudadanos no quieren violencia (ARCHIVO EL UNIVERSA)
07/08/2015
01:44
RAFAEL GAMBOA
-A +A

[email protected]

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, confirmó que va por la candidatura presidencial en 2018. Como militante del PRD respetará las reglas y el proceso interno de selección, pero reconoció que está en contacto con actores políticos de otras expresiones que lo apoyan. Su intención es construir una plataforma plural, con fuerzas progresistas, donde no excluirá a nadie, “porque de lo que se trata es de ir coincidiendo”, apuntó.

En entrevista con EL UNIVERSAL, señaló que no está de acuerdo con descalificar a los partidos políticos ahora que está de moda el término “independiente”. Esta es una oportunidad para que las fuerzas políticas se revisen, cambien, empezando por el PRD, advirtió. El criterio “independiente” tiene que ver con la actitud frente a la realidad.

Dejó en claro que su candidatura presidencial será independiente, “pues será plural y no orgánicamente concebida para un partido. Podrá ser atractiva para los partidos progresistas que respalden esa plataforma. Sí será independiente, pero no a los ciudadanos ni a las fuerzas políticas que quieran sumarse”, detalló.

Propuso la creación de un acuerdo que denominó “Un nuevo comienzo para México”, que tenga como ejes fundamentales la legalidad y el Estado de derecho, ya que “sin ellos no hay camino para la democracia”.

Ramírez Garrido Abreu consideró que los ciudadanos no quieren violencia ni confrontación ni descalificaciones, sino salidas para el país. “Se trata de construir una alianza ciudadana con fuerzas políticas y sociales”. En las pasadas elecciones se demostró que los mexicanos estamos utilizando la vía más civilizada, el voto, consignó.

“Más adelante” saldrá públicamente a presentar su plataforma, aunque por el momento su objetivo es “construir, aglutinar, crear una agenda para hacer frente a la crisis profunda del Estado. Soy hereje de formación. Nunca me sumé a los dogmas, he sido siempre un crítico que ha buscado los caminos de la libertad”, asentó.

El mandatario dijo que no cree en los salvadores de la patria.

Expuso que ve como contendientes a Miguel Ángel Mancera, “un respetable compañero y muy buen adversario”; a López Obrador, “el salvador de la patria que hizo campaña este 2015 como jefe y pastor de la iglesia Morena, capaz de seleccionar candidatos por tómbola”, y a Margarita Zavala, “respetable y buena política”.

El gobernador descartó que dentro de esas fuerzas progresistas a las que hizo referencia, estén el Partido Social Demócrata que utilizó el nombre del ex futbolista Cuauhtémoc Blanco para mantener el registro.

Seguridad y deuda. Denunció que sus primeros años de gobierno “fueron terribles”, pues Morelos era un “narcoestado, era tierra de Amado Carrillo y de los Betrán Leyva. Eso se acabó, ya no hay acuerdo con el narco”.

Señaló que muestra de ello es que el secuestro se ha reducido en 90% en lo que va del año, gracias a una inversión millonaria en seguridad que asciende a mil 700 millones de pesos y con el entrenamiento de agentes en Colombia y el FBI, la adquisición de dos helicópteros, la creación de tres cuarteles de policía y la instalación de mil 300 cámaras de seguridad.

Indicó que como aspirante presidencial, y desde ahora como mandatario estatal, propone cambiar el modelo de lucha contra el crimen organizado, para que no sea meramente punitivo y se liberen hasta 40 mil millones de pesos que podrían destinarse a educación y salud.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS