Se encuentra usted aquí

Cierran campañas Anaya y Corral

A un día de la elección para renovar la dirigencia del PAN, ambos candidatos celebraron actos multitudinarios en sus entidades de origen
15/08/2015
21:43
Ciudad de México
-A +A

Con llamados a recuperar los valores que dieron origen a Acción Nacional, los aspirantes a la dirigencia del PAN, Ricardo Anaya Cortés y Javier Corral Jurado, encabezaron sus respectivos cierres de campaña en las entidades donde son originarios.

Cierre en Querétaro

Anaya Cortés cerró su campaña en su natal Querétaro  con un llamado al panismo de todo el país a emprender una profunda regeneración del partido, para evitar que en 2018 el PRI siga gobernando.

Dijo que hay un hartazgo en México, los ciudadanos están desilusionados de la política y hartos de la corrupción, mientras que el Presidente de la República registra los peores niveles de aprobación desde que se hacen encuestas en el país.

"Por eso venimos a plantear una profunda regeneración del PAN.  Los panistas estamos llamados a evitar que siga gobernando el PRI, porque la economía se ha estancado y en seguridad,  no hay nadie en el gobierno que explique cuál es la estrategia que supuestamente iba a resolver el problema, mientras la corrupción sigue creciendo".

Por todo esto, dijo ante más de 5 mil militantes panistas de la entidad, debemos impedir que México siga padeciendo a ese PRI corrupto y corruptor que ha resultado muy ineficaz,  ocasionando un enorme daño al país.

Cierre en Chihuahua

Mientras que en Chihuahua, Corral Jurado llamó a rescatar al PAN en esta contienda electoral y a mediano y largo plazo transformarlo para que ese partido sea nuevamente lo que marcaron su fundadores en 1939, y no el desastre en que lo han convertido sus dirigentes desde hace años, más cerca del PRI.

“Hemos llegado al final de nuestra campaña, y al inicio de una profunda renovación del PAN. Llegamos con alforjas llenas, que están cargadas de esperanza. El encuentro con la militancia del Partido, esa gran reserva moral de México, ha sido nutriente para navegar a contracorriente. Hemos enfrentado una competencia desigual, sólo los hipócritas pueden decir que el piso está parejo”.

Explicó cómo, sin recursos públicos, ni malgastando el dinero, ni utilizando la estructura del partido, sin el apoyo de las cúpulas del poder, contra todo pronóstico, en sólo treinta días, “hemos construido un movimiento más grande que nosotros mismos. Hemos movido las almas, como lo pidió Gómez Morín”.

Dijo que en el PAN hay una cultura panista que se empeña en servir a México, y otra cultura priísta que promueve el consorcio y se empeña en seguir aliada con el gobierno corrupto. “Una contienda que hace de la libertad y la dignidad humanas sus objetivos; y la otra priísta que intimida, chantajea, simula, engaña. Que practica aquí adentro, lo que tanto tiempo criticamos allá afuera”.

crs

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS