El Bronco. Una estrategia social de éxito, no ‘de microondas’

"Que nos creyeran pendejos nos permitió ganar", dice el publicista Guillermo Rentería, quien asegura que su labor fue encauzar la venganza social
El mercadólogo Guillermo Rentería fue abordado por Rodríguez Calderón en Arge nt i n a , después de una ponencia, donde fue invitado a colaborar con él —sin salario—. Foto: IVÁN STEPHENS
05/07/2015
02:51
Horacio Jiménez
-A +A

Monterrey, NL.

Guillermo Rentería, especialista en comunicación y mercadólogo, revela los ingredientes que dieron el triunfo a Jaime Rodríguez El Bronco en la gubernatura de Nuevo Léon: “las circunstancias del país, el hartazgo de la gente, las redes sociales, la opción independiente y la gran comunicación. Era un movimiento natural espontáneo que estaba creciendo, amorfo, cada quien hacía lo que su chingada gana quería”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, relata además que una de las claves era que no había estrategia. En los demás equipos consideraban inverosímil cómo sin estructura y sin dinero un independiente podía ganar.

Solamente tenían 230 mil pesos de financiamiento que otorgaron los órganos electorales, la habilidad de El Bronco, las redes sociales (Facebook) y el hartazgo de la sociedad.

“El que nos menospreciaran, y dijeran que no era posible, está loco, no tiene estructura, ni dinero… todo eso, que además era cierto, sirvió para que nos creyeran que éramos pendejos y que no teníamos con qué, está bien, síganlo creyendo y así fue que nos pudimos ir colando”, relata Rentería, partícipe en los comicios.

Originario de Mexicali, tiene un estilo distinto para hacer campañas políticas, es irreverente, políticamente incorrecto, blasfemo y hereje y todo eso atrapó a El Bronco para hacer equipo y convertirse en el primer gobernador independiente de la historia en México.

A tí te andaba buscando

Rentería recuerda que en Argentina bajó del escenario en el Cuarto Congreso Mundial de Marketing Político, después de su exposición ante un público de más de dos mil personas; se le acercó El Bronco y con su voz ronca le dijo: “a ti te andaba yo buscando cabrón… ¡Te contrato, pero no tengo dinero!”.

El Bronco buscaba un publicista arriesgado y atrevido que no recibiera un solo peso por su colaboración y el reto era mayor pues significaba hacer ganar a un político independiente, es decir, sin la estructura de un partido político, sin financiamiento, sin spots y menos el respaldo de un emblema de un instituto político, pero el originario de García sí tenía claro que quería trascender y explotar las redes sociales como el entonces candidato presidencial de Estados Unidos, Barack Obama.

“No te voy a pagar y me lo ha cumplido, ¡no me pagó!, yo me busqué un patrocinador para pagar las producciones de mi gente, yo no he ganado. Mi esposa me trae de cabeza, pero yo no lo estoy haciendo por dinero, yo lo estoy haciendo porque compre la posibilidad de participar en ese despertar”, comenta Rentería a unos días de haber conseguido algo que parecía imposible.

No había estrategia y solamente tenían 230 mil pesos de financiamiento que otorgaron los órganos electorales, la habilidad de El Bronco, las redes sociales (Facebook) y el hartazgo de la sociedad para ganar la elección.

Desde el regreso de Argentina ambos se pusieron a trabajar, El Bronco tenía muy claro lo que quería: “¡Quiero ser gobernador!”, le dijo al propio Memo Rentería. La estrategia de El Bronco ya la tenía clara: que iría por la candidatura con o sin el PRI, simplemente se esperó para medir a sus adversarios y fue hasta septiembre del 2014 cuando anunció su renuncia al tricolor, “pero si lo hubiera hecho antes hubiera puesto más nervioso al sistema y hubiera sido como echarse al monstruo encima antes y el jugar con una especulación le favorecía porque nadie lo tomó en serio”, describe Rentería.

Menosprecio

La planeación estaba en marcha, y su objetivo final no era ganar la gubernatura, sino detonar una “segunda re-evolución mexicana” de actitud y conciencia en los ciudadanos. Incluso Memo redactó un documento que era el guión de la campaña, titulado: “la estrategia es que no hay estrategia”, y ese documento, dijo, terminó desconcertando a muchos.

“Yo no diseñé una campaña, en todo caso, ayudé a encausar una venganza, una venganza de los ciudadanos contra esa clase política, y no me refiero a este sexenio, me refiero contra esa clase gobernante que desde hace 500 años, a partir de la Conquista, ha jodido y abusado, traicionado, violado y robado a la raza, no es una cosa de un sexenio, no, va mucho más allá”. Comentó que este movimiento fue un pretexto en forma de campaña, porque los políticos actuales no han entendido que el mundo está harto de las campañas tradicionales o “de microondas” y nadie explota la red y sobre todo el Facebook, donde El Bronco hacía sus mítines de campaña.

“Suena ridículo porque hoy los mítines son convocar, llevar a los tuyos, enseñar el músculo, pero esto evolucionó y esa comunicación viva que logró Jaime, junto al equipo de redes, fue impresionante. Los políticos y asesores no lo entendieron, los partidos, los gobiernos, los analistas, los medios, nadie lo entendió y eso fue una de las cosas que obró como una ventaja para nosotros, el que nos menospreciaran”, comentó Rentería.

El Bronco arrancó 25 puntos debajo de su adversaria priísta Ivonne Álvarez y poco a poco fue avanzando su campaña, pero en los demás equipos consideraban inverosímil como sin estructura y sin dinero un independiente podía obtener el triunfo.

“El que nos menospreciaran, y dijeran que ‘no era posible’, ‘está loco’, ‘no tiene estructura’, ‘ni dinero’… ‘todo eso’, que además era cierto, sirvió para que nos creyeran que éramos pendejos y que no teníamos con qué, está bien, síganlo creyendo y así fue que nos pudimos ir colando”, y la elección la ganó con más de 25 puntos de ventaja. Los representantes de Facebook lo reconocerán a nivel mundial por ser el político que mejor maneja sus redes sociales.

Receta Secreta

El originario de Mexicali revela los ingredientes que le dieron a El Bronco el triunfo: “las circunstancias del país, el hartazgo de la gente, las redes sociales, la opción independiente y la gran comunicación. Era un movimiento natural espontáneo que estaba creciendo, amorfo, cada quien hacía lo que su chingada gana quería”.

Sonriente describe que durante los meses de campaña se divirtieron mucho por las “travesuras” que hicieron. Estaban obligados a dejar atrás las tradicionales campañas políticas “para microondas” que ya vienen “precocinadas” y que se pueden utilizar en cualquier elección.

Dijo que lo que sus adversarios nunca entendieron fue que los ciudadanos ya están hartos de las clásicas campañas, su objetivo era armar un gran equipo con jóvenes que lo hicieran estar presente en las redes sociales y en especial en el Facebook.

Rentería asegura que todo nació de una locura. El Bronco encontró al comunicador adecuado y “yo encontré al político loquito”.

A partir del 4 de octubre próximo comenzará el primer gobierno estatal independiente en México y que fue producto de la innovación en la comunicación política.
“En 26 años y después de tantas campañas y políticos sólo me he encontrado a dos batos políticamente interesantes: Ruffo y 25 años después a El Bronco. Me honra porque uno le partió la historia al PRI y ahora El Bronco”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS