Los partidos Humanista y del Trabajo, al filo de perder registro

La ley pide a los partidos lograr 3% de la votación para conservar el registro (Foto: ESPECIAL)
08/06/2015
03:42
Carina García y Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

El Instituto Nacional Electoral (INE) perfila la pérdida del registro de dos de los 10 partidos políticos nacionales que compitieron en los comicios federales de ayer, para conformar la 63 Legislatura de la Cámara de Diputados y no alcanzaron la votación mínima (3% de de la votación total) requerida que ordena la legislación electoral del país.

Con base en el Conteo Rápido dado a conocer anoche por el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, los partidos Humanista, de reciente creación, y del Trabajo, que fue creado en 1990, estarían en posibilidad de perder su registro al no obtener al menos 3% de la votación nacional.

El Partido Humanista, uno de los tres partidos de reciente creación junto con el Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y el Partido Encuentro Social (PES), habría alcanzado 2.4% de los votos, según los resultados hasta las 0: 50 horas de hoy.

En tanto el Partido del Trabajo, cuyo líder es Alberto Anaya, estaría en el filo de perder su registro, pues con base en los mismo resultados podría obtener un apoyo de 2.86%.

El artículo 94 de la Ley General de Partidos Políticos establece en su apartado “b” que es causa de pérdida de registro:

“No obtener en la elección ordinaria inmediata anterior, por lo menos 3% de la votación válida emitida en alguna de las elecciones para diputados, senadores o Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, tratándose de partidos políticos nacionales, y de Gobernador, diputados a las legislaturas locales y ayuntamientos, así como de Jefe de Gobierno, diputados a la Asamblea Legislativa y los titulares de los órganos político-administrativos de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, tratándose de un partido político social”.

El Partido Encuentro Social, de reciente creación, salvaría su registro al obtener 3.93% de los votos, muy cerca del Partido Nueva Alianza que esta vez consiguió 4%.

Bancadas por nacer

No obstante, pese a eventualmente no mantener su registro los partidos más pequeños del país tendrán representación en la Cámara de Diputados.

El Partido Humanista podría tener hasta un diputado en San Lázaro, en tanto que el Partido del Trabajo entre tres y 12 legisladores.

En tanto, el Partido Encuentro Social (PES) podría alcanzar entre ocho y 10 curules, Nueva Alianza entre nueve y 12.

Lo mínimo que pide la legislación para crear una bancada parlamentaria, con derecho a ese status, recursos, oficinas y beneficios, es de cinco diputados federales. La proyección del Instituto contempla que podría haber en el Palacio Legislativo de San Lázaro al menos un legislador que llegue por la vía independiente.

Antecedente similar

Una vez que concluya el conteo oficial, que iniciará en los 300 distritos electorales, el próximo miércoles, se confirmará si el Partido del Trabajo (PT) pierde o no su registro y se hará oficial que el Partido Humanista dejará de existir como tal ante la autoridad electoral.

El Partido del Trabajo, surgido durante el sexenio de Carlos Salinas (1988-1994), es de los que estaría en peligro de desaparecer.

Pero el instituto político ya antes había perdido su registro.

En 1991 no logró entonces el 2% de la votación, al año siguiente volvió a competir y logró que se le mantuviera el registro.

El primer ejercicio

Morena, creación de Andrés Manuel López Obrador, es el instituto que mayores votos alcanzará, de los nuevos institutos políticos. Además, al asignarse recursos públicos según el número de diputados alcanzados por mayoría, eso le permitirá sobrevivir para las elecciones del 2018.

El Partido Humanista fue creado por Ignacio Irys, quien previamente había intentado crear otras fuerzas poíticas que fracasaron. Le acompañan personajes como Eduardo López, ex panista vinculado a grupos cristianos e incluso se señaló que el ex presidente Felipe Calderón estaba detrás de la agrupación, lo cual negaron.

En el caso del PES, Hugo Eric Flores llegó con la carga de que como funcionario en el gobierno de Calderón fue señalado de incurrir en presuntas anomalías en gastos, de lo cual salió airoso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS