Disidentes vandalizan en sede del PRI en Oaxaca y Guerrero

Maestros de la Sección 22 del SNTE irrumpieron en las oficinas de las sedes del PRI donde quemaron papelería, documentación y mobiliario
Maestros disidentes, durante el bloqueo del centro de almacenamiento y distribución de gasolina de Petróleos Mexicanos
05/06/2015
04:46
Lupita Thomas / Agencia Quadratín
-A +A

Maestros de la Sección 22 del SNTE irrumpieron el jueves en las oficinas de la sede del PRI en Oaxaca y en Guerrero donde quemaron papelería, documentación y mobiliario.

Por cuarto día consecutivo continúan en paro de labores afectando a más de un millón de alumnos y mantienen tomados los 11 Consejos Distritales del Instituto Nacional Electoral (INE), así como instalaciones de Pemex, acentuando el desabasto de combustible en la región central de Oaxaca.

Desde la tarde del miércoles retuvieron unos 50 vehículos repartidores de empresas como Pepsi Cola, Coca Cola, Bimbo, Alpura, Barcel, Coppel y Corona.

Cerca de las 11.30 horas de ayer, acompañados de un grupo de jóvenes embozados, los docentes retuvieron unos seis autobuses del transporte público con los que bloquearon ambos sentidos de la carretera federal 190 frente a las oficinas del PRI ubicadas en la agencia de Santa Rosa en la ciudad de Oaxaca mientras vandalizaban las instalaciones.

En el municipio de Miahuatlán de Porfirio Díaz, en la Sierra Sur, otro grupo de docentes irrumpió en las oficinas del PAN donde además de realizar pintas en el interior y la fachada, quemaron también papelería.

Cerca de las 14:00 horas un grupo de taxistas adheridos a la CTM exigió al magisterio el retiro del plantón en la terminal de abastecimiento de Pemex, en Santa María El Tule. Sin embargo, los profesores alertaron a otros de sus compañeros, quienes llegaron de inmediato para reforzar el plantón y se posesionaron de ambos carriles de la carretera federal 190. El contingente del magisterio rebasó en número al grupo de aproximadamente 50 taxistas que se habían concentrado en el lugar para pedir que se retiraran de la planta de Pemex y permitieran la salida de pipas distribuidoras por la falta de combustible que hay en la ciudad. En un primer momento, los taxistas se replegaron al ver la cantidad de profesores y ante la advertencia de respuesta por parte de los maestros al eventual desalojo.

Después de momentos de tensión, los taxistas quitaron el bloqueo y se retiraron con sus unidades, lo que hizo que también el magisterio reabriera el tránsito en ambos carriles de la carretera.

En tanto, el Movimiento Popular Guerrerense (MPG) que pretendían sacar papelería electoral de la bodega del INE en Tlapa, fueron replegados por el Ejército y elementos de la Fuerza Estatal, quienes resguardaban el inmueble tras la quema que esos militantes realizaron de boletas electorales el lunes pasado.

En la bodega del INE ubicada a la salida de Tlapa hacia Puebla, los inconformes pretendieron derribar una malla ciclónica que recubría la bodega del INE, donde, según la información de los inconformes que exigieron la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y la cancelación de las elecciones. En Chilpancingo, con picos, los maestros rompieron candados y cadenas de la reja de la sede estatal del PRI donde irrumpieron a las 10:40 de la mañana; abrieron el auditorio y una oficina alterna; quemaron una manta de más de 15 metros de largo; e incendiaron propaganda electoral.

Ante ello, un grupo de policías estatales antimotines comenzaron a perseguirlos hasta el Congreso del estado, donde el mismo grupo de maestros arrojó piedras contra los uniformados y los cristales de la Biblioteca Sentimientos de la Nación. Con extinguidores los uniformados apagaron las quemas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS