Ratifican México y España condición de socios y amigos

Destaca Peña Nieto que ese país es segunda fuente de inversión extranjera directa. Reformas sientan bases de crecimiento económico sostenido, dice el rey Felipe VI
En el marco de la visita de Estado de los reyes de España, Felipe VI y Letizia, el presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, les dieron la bienvenida en Palacio Nacional en donde realizaron un recorrido previo
30/06/2015
04:00
Francisco Reséndiz
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Al ratificar su condición de socios estratégicos entre México y España, el presidente Enrique Peña Nieto y el rey Felipe VI subrayaron la solidez de sus democracias y señalaron que el proceso de reformas que comienza a consolidarse en cada nación viven en beneficio, dijeron, de sus sociedades.

Ayer, el Presidente de la República, acompañado por la primera dama Angélica Rivera, recibió al rey Felipe VI y a la reina Letizia.

Desde ese momento, en encuentros privados y luego en una cena ofrecida en Palacio Nacional, ambos dignatarios subrayaron la cercanía y amistad entre los dos pueblos.

Anoche, en la cena de gala que ofreció el presidente Peña Nieto a los reyes de España en el Patio de Honor de Palacio Nacional, el mandatario mexicano señaló que ante los grandes desafíos y posibilidades que se presentan, España y México han emprendido con visión y determinación reformas que comienzan a reflejarse en el bienestar de sus poblaciones.

En su discurso, el rey Felipe VI afirmó que las dos naciones viven momentos de evolución política, social y económica, “generada desde el vigor de nuestras sociedades, que reclaman siempre con justicia las cotas más altas de exigencia y de compromiso ético. Ello requiere respuestas efectivas, precisas y directas que satisfagan las demandas de nuestros ciudadanos.

“En este contexto seguimos con especial interés el proceso de transformación que experimenta México gracias a las reformas puestas en marcha en su país, cuyo ejemplo sienta las bases de un crecimiento económico sostenido para los próximos años”, dijo.

El monarca subrayó que España quiere acompañar a México en este proceso que busca la mayor prosperidad del pueblo mexicano, pues “somos socios y amigos, compañeros y aliados en la senda del progreso”.

Recepción. Por la mañana, en el Campo Marte, el presidente Peña Nieto encabezó la ceremonia oficial de bienvenida a los reyes de España. Ahí, con honores militares se entonaron los himnos nacionales de México y España mientras se disparaban 21 salvas de artillería; se dieron los discursos, breves, para después pasar revista a la Guardia de Honor y presenciar una parada militar en honor del monarca español.

Más tarde, los reyes de España fueron recibidos en Los Pinos, donde fueron condecorados con la Orden Mexicana del Águila Azteca. Los monarcas a su vez condecoraron al presidente Peña y a la primera dama con la Orden Carlos III. Intercambiaron obsequios, comieron solos, en privado.

Por la mañana, en su primer mensaje del día, el presidente Peña subrayó que la relación entre México y España es estratégica, con lazos centenarios, fraternos e indisolubles. “Como jefe de Estado, su presencia este día, demuestra la importancia estratégica de ambos países y la que otorgamos a nuestra relación bilateral”.

Manifestó su deseo porque este encuentro sea una renovación “de una alianza por el futuro que nos compromete”. Enfatizó en que ambos países han construido una amplia y vigorosa agenda de trabajo que se expresa en una intensa cooperación y un importante intercambio económico.

Dijo que, entre los países de la Unión Europea, España es el segundo socio comercial de México y su segunda fuente de inversión extranjera directa. Dijo que hay más de cinco mil empresas con capital español en territorio mexicano, que generan empleos y que están decididas a crecer con México.

Dio que la inversión española está presente en sectores clave para impulsar el crecimiento de México como son servicios financieros, el desarrollo de infraestructura, telecomunicaciones y manufacturas, y que México recibió a 300 mil turistas españoles y 320 mil mexicanos viajaron a ese país.

A su vez, el rey Felipe VI señaló que las relaciones entre ambas naciones “son de una importancia capital, no sólo porque somos socios estratégicos y porque nuestros intercambios se producen en infinidad de frentes.

“Sobre todo son importantes, porque se han ido formando a lo largo de una experiencia cultural común muy amplia y porque se basan en vínculos mucho más profundos que los políticos o comerciales, son relaciones construidas entre personas que por lo tanto trascienden gobiernos e instituciones y eso las hace aún más sólidas”.

Cena de gala. Por la noche, en Palacio Nacional, el presidente Peña enfatizó que España y México comparten una historia que se entrelaza una identidad común, inquebrantables lazos fraternos y una renovada visión de futuro, sustentada en nuestra alianza estratégica. Manifestó el respeto de los mexicanos para el monarca.

Dijo que la Corona fue clave en la transición democrática, en su apertura al mundo y en la construcción de la identidad Iberoamericana y que ahora la generación de Felipe VI habrá de guiar a España hacia una nueva etapa de desarrollo y prosperidad.

A su vez, Felipe VI destacó las reformas que vive México. Recordó que hace un año, previo a iniciar su reinado, los dos países ratificaron su condición de socios mediante un importante impulso a su asociación estratégica, “que encuentra sus bases más sólidas en nuestros vínculos humanos”.

Afirmó que las relaciones bilaterales se caracterizan por su vitalidad y dinamismo y cuentan con políticas ágiles que hacen posible una colaboración estrecha y eficaz. “Hemos apostado por una cooperación horizontal y triangular que nos permite, por ejemplo, compartir recursos y experiencias para asistir con mayor eficacia y visión regional al desarrollo integral de Centroamérica y el Caribe”, destacó.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS