Peña ofrece cena a Reyes de España en Palacio Nacional

Acompañado por su esposa Angélica Rivera, el jefe del Ejecutivo federal enfatizó que México y España comparten una historia que se entrelaza
El rey de España brindando con el presidente Enrique Peña Nieto. FOTO: Ramón Romero
29/06/2015
21:52
Francisco Reséndiz
-A +A

Esta noche, en Palacio Nacional, el presidente Enrique Peña Nieto y el rey Felipe VI, subrayaron el proceso de reformas que viven México y España en beneficio de sus respectivas sociedades.

En el marco de la cena de gala que ofrece en honor de los reyes de España, el presidente Peña Nieto señaló que ante los grandes desafíos y posibilidades que se presentan, ambos países han emprendido con visión y determinación reformas que comienzan a reflejarse en el bienestar de sus poblaciones.

En su discurso, el rey Felipe VI afirmó que las dos naciones viven momentos de evolución política, social y económica, "generada desde el vigor de nuestras sociedades, que reclaman siempre con justicia las cotas más altas de exigencia y de compromiso ético. Ello requiere respuestas efectivas, precisas y directas que satisfagan las demandas de nuestros ciudadanos.

"En este contexto seguimos con especial interés el proceso de transformación que experimenta México gracias a las reformas puestas en marcha en su país, cuyo ejemplo sienta las bases de un crecimiento económico sostenido para los próximos años", dijo.

Subrayó que España quiere acompañar a México en este proceso que busca la mayor prosperidad del pueblo mexicano, pues "somos socios y amigos, compañeros y aliados en la senda del progreso".

En el patio de honor de Palacio Nacional, el presidente Peña enfatizó en que España y México comparten una historia que se entrelaza, una identidad común, inquebrantables lazos fraternos y, una renovada visión de futuro, sustentada en nuestra alianza estratégica. Manifestó el respeto de los mexicanos para el monarca.

Dijo que la Corona fue clave en la transición democrática, en su apertura al mundo y en la construcción de la identidad Iberoamericana y que ahora la generación de Felipe VI habrá de guiar a España hacia una nueva etapa de desarrollo y prosperidad, enfrentando con determinación las aceleradas y profundas transformaciones que están teniendo lugar en todo el mundo.

Indicó que esto se ha hecho patente en la decisión del rey Felipe VI de encabezar una Monarquía renovada para un tiempo nuevo, acercándola más a la sociedad a la que sirve. "Sobre los principios de integridad, austeridad y transparencia, su Monarquía cuenta con el respaldo de los españoles".

Tras mencionar los procesos electorales que vivieron ambas naciones en 2015, reconoció el compromiso de la Corona Española de seguir tendiendo puentes transatlánticos, a partir de la Cumbre Iberoamericana. "México es y será siempre un amigo y un aliado estratégico de España. Somos sociedades hermanas que se han apoyado y fortalecido mutuamente".

A su vez, el rey Felipe VI destacó las reformas que vive México. Recordó que hace un año, previo a iniciar su reinado, los dos países ratificaron su condición de socios de primer orden mediante un importante impulso a su asociación estratégica, "que encuentra sus bases más sólidas en nuestros vínculos humanos".

Afirmó que las relaciones bilaterales se caracterizan por su vitalidad y dinamismo y cuentan con políticas ágiles que hacen posible una colaboración estrecha y eficaz.

Destacó que anima y alegra a los dos países saber que disponemos de intercambios muy fructíferos en asuntos clave como son la lucha contra el terrorismo y su financiación, el combate contra la delincuencia organizada, la trata de personas, el lavado de activos o las amenazas a la Ciberseguridad.

Destacó además la cooperación al desarrollo, "hemos apostado por una cooperación horizontal y triangular que nos permite, por ejemplo: compartir recursos y experiencias para asistir con mayor eficacia y visión regional al desarrollo integral de Centroamérica y el Caribe".

Enfatizó: "México es un actor de primera magnitud en la escena internacional, con un peso y una proyección global que lo ubican en el centro de una gran arquitectura de acuerdos de libre comercio que se están configurando y fraguando entre Europa, el Continente Americano y la región de Asia-Pacífico".

Destacó la relación cultural, el idioma, la cooperación en mecanismos multilaterales, el apoyo de México a España en su candidatura al Consejo de Seguridad de la ONU pero también al apoyo de su país a México en el proceso de modernización del TLC Méxioco-Unión Europea.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS