México-España: Una relación de estrategia y complicidad

Luis Fernández-Cid afirma que la modernización del Acuerdo Global con Europa favorecerá el comercio bilateral
El embajador Luis Fernández-Cid asegura que el volumen de las exportaciones españolas a México ha crecido en los últimos años. Foto: Especial
28/06/2015
04:42
-A +A

México y España comparten un momento excepcional. Cercanía y complicidad es lo que define esta relación que apunta a un mayor crecimiento. Es así como el embajador de España en México, Luis Fernández-Cid, describe la actualidad del diálogo político, la cooperación, el comercio y las inversiones, que se refuerzan con la visita del rey Felipe VI y la reina Letizia.

Los monarcas llegan hoy a México en visita de Estado que concluye el próximo miércoles.

Ningún tema queda relegado de la agenda bilateral. El diplomático asegura que la modernización del Acuerdo Global con la Unión Europea traerá nuevos bríos a las relaciones comerciales entre ambos países. La amplia colaboración, señala, ha puesto un objetivo ambicioso en lo cultural para México y España: fortalecer la difusión y enseñanza de la lengua española.

¿Cuál es la importancia de la visita de los reyes de España a México, a un año que se diera la visita de Estado del presidente Enrique Peña Nieto a ese país?

—España y México son aliados estratégicos de primer orden que mantienen una estrecha e intensa relación bilateral en todos los ámbitos. Creo que es una realidad que se percibe claramente en nuestros países. En este contexto tan favorable de amistad y sólida alianza, se produce la visita de Estado de los reyes de España del 29 de junio al 1 de julio, que además es la primera de carácter bilateral que se realiza al continente americano y tiene lugar en un momento excepcional de cercanía y complicidad entre nuestros países.

La importancia obedece a la culminación de un proceso iniciado con la celebración en mayo del año pasado de la XI edición de la Comisión Binacional México-España, seguida por la visita de Estado del presidente Enrique Peña Nieto a España en junio, y por la celebración de la XXIV Cumbre Iberoamericana en Veracruz en diciembre con la asistencia del rey Felipe VI.

Esta intensificación de los contactos bilaterales ha venido acompañada por un diálogo interparlamentario y entre sociedades civiles mucho más frecuente y que abarca todos los ámbitos de la relación.

En su primera visita a México como monarca, Felipe VI hizo un llamado a “lograr el crecimiento sostenido de nuestras economías” y “traducir ese crecimiento en un bienestar real para todos los ciudadanos, en una distribución justa y equitativa de la riqueza, y en un espacio de oportunidades para todos, en el cual sea posible desterrar o reducir a la pura anécdota la pobreza y el desempleo”. ¿Habrá alguna iniciativa que se anuncie en este sentido durante esta gira?

—Esas declaraciones se hicieron en el contexto de la Cumbre Iberoamericana de Veracruz que logró avances significativos en educación, cultura e innovación, sin duda la base para una sociedad justa y equitativa.

Es en el seno de la Cumbre donde se está trabajando en el sentido que usted apunta, aunque son también evidentes elementos de interés de nuestros países, comprometidos con lo que apuntó el rey en sus declaraciones. México y España tenemos un compromiso mutuo con el proceso de revitalización de la Conferencia Iberoamericana y trabajamos conjuntamente con la SEGIB en favor de una mayor proyección internacional de la zona.

El tema cultural no queda fuera de la relación bilateral ¿Cuál será el énfasis en este ámbito?

—Sin duda. La cultura forma parte de nuestro patrimonio común. Es uno de los elementos esenciales de nuestras relaciones bilaterales, sólo recuerde el Centro Cultural de España en México y la cantidad de eventos que en él tienen lugar a diario. Además, el español es uno de los protagonistas de este viaje. Se anunciará la creación del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española. En San Ildefonso, el próximo martes, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Cervantes y la Universidad de Salamanca firmarán un acuerdo de colaboración con este fin, en presencia de los monarcas.

La idea es poder contar con un examen que acredite el dominio del español a nivel internacional. De este modo México y España lograremos fortalecer la difusión y enseñanza de la lengua española, patrimonio de todos los mexicanos y de todos los españoles, así como de todos aquellos que la hablan como lengua extranjera.

Esta evaluación es muy similar a aquella que se requiere para acreditar el dominio de otras lenguas, por ejemplo el inglés, y permite que cualquier persona documente de forma oficial su dominio del español.

Luego de la firma de la Declaración para la Profundización de la Asociación Estratégica (9 y 10 de junio de 2014), y la aprobación de un Plan de Acción para la Profundización de la Asociación Estratégica cuando el presidente mexicano visitó España con el contenido de 21 nuevos instrumentos de cooperación, ¿cuál es el futuro de la relación bilateral?

—Siendo muy sincero, el futuro de la relación bilateral entre México y España es seguir creciendo y creciendo. Las visitas de nuestros jefes de Estado son un claro ejemplo de este extraordinario presente y del prometedor futuro que tenemos por delante. Los 21 instrumentos de cooperación se están aplicando, afinando y vamos profundizando en cada una de las materias, es muy intensa nuestra actividad conjunta.

Las importaciones que España realiza de México son de 5 mil 509 millones de euros, 86% en petróleo. Es el primer cliente de España en América Latina, capta 25% de las exportaciones españolas. ¿Qué puede preverse en este ámbito?

Estas cifras hablan por sí solas, pero además dejan ver que hay margen para el crecimiento y la diversificación. Es cierto que las exportaciones mexicanas con destino a España están poco diversificadas, lo que no sucede con las exportaciones mexicanas en general, pero también es cierto que México es uno de los principales proveedores de crudo a España.

En cualquier caso, la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio y la Asociación Económica entre la Unión Europea y México (julio de 2000) ha contribuido, sin duda, al aumento de los intercambios, y estoy seguro que la modernización del tratado, cuya negociación se iniciará próximamente, traerá nuevos bríos a las relaciones comerciales. España es un destino muy atractivo para la exportación mexicana y la puerta de entrada natural para productos y empresas mexicanas en Europa.

¿La situación interna de España en el ámbito económico ha influido de alguna manera en el deterioro del comercio bilateral?

—No se ha producido un deterioro en la relación comercial bilateral en los últimos años. Le recuerdo que este año estamos creciendo a una tasa superior a 3%. En concreto, el volumen de las exportaciones españolas a México ha crecido en los últimos años. El sector exterior español ha tenido un comportamiento muy positivo e Iberoamérica ha sido, tradicionalmente, un mercado natural para las exportaciones españolas. En realidad, México se ha consolidado como nuestro primer destino comercial en la región y es un destino prioritario para la implantación de las empresas españolas en el exterior.

¿España es la puerta de entrada segura con la Unión Europea para las próximas negociaciones de la actualización del Acuerdo Global?

—México es socio estratégico de la UE desde 2008 y, en este contexto, España sigue ofreciendo el compromiso activo y acompañamiento en el proceso de modernización del Acuerdo Global UE-México, cuyo respaldo político y bases de negociación se han sentado con motivo de la VII Cumbre UE-México de 12 de junio pasado en Bruselas. Nuestro deseo es que las negociaciones para la modernización del Acuerdo Global se inicien lo más pronto posible.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS

NOTICIAS DEL DÍA