Inicia la pugna entre panistas por la presidencia del Senado

En la siguiente reunión plenaria definirán quién podría ocupar la Mesa Directiva. El elegido debe asegurar la gobernabilidad dentro de la Cámara Alta: Lozano
Actualmente el senador panista Héctor Larios Córdova encabeza  la Comisión de Comercio y Fomento Industrial. Archivo
17/06/2015
03:08
México, DF
Alberto Morales y Juan Arvizu
-A +A

[email protected]

Para el próximo periodo ordinario de sesiones, que comienza el 1 de septiembre, le corresponde al PAN presidir la Mesa Directiva del Senado de la República, y desde ahora se mencionan los nombres de los senadores Roberto Gil y Héctor Larios, para suceder en el cargo a Miguel Barbosa.

El coordinador parlamentario del PAN en la Cámara Alta, Fernando Herrera, dijo en entrevista que, por acuerdo político, el próximo año a su partido le tocará dirigir la Mesa Directiva, pero será en su siguiente reunión plenaria donde definirán quién podrá ser el presidente del Senado.

“Es un tema que vamos a valorar en los próximos días, después de que se reanude la normalidad tras el proceso electoral; nos reuniremos y valoraremos cómo proyectar el nuevo periodo con la nueva legislatura”, señaló.

Recordó que, por turno, le corresponde a Acción Nacional la presidencia de la Mesa Directiva, una vez que el perredista concluya su periodo el próximo 31 de agosto.

Debate interno. Por separado, el senador Javier Lozano dijo que habrá dos posiciones al interior de su bancada que estarán en juego: la coordinación en el grupo parlamentario y la Mesa Directiva que sí le toca al PAN.

“Hay aspirantes que han manifestado su interés como son: —en su momento— Roberto Gil, Héctor Larios, ¿verdad?, y por ahí se habla de otros, ¿no?, pero digamos, los más visibles, los más adelantados, son ellos. Entonces, bueno, pues aquí también tendrá que verse un poco en los equilibrios internos de nuestro grupo parlamentario, a quién se puede respaldar”, dijo.

Javier Lozano aseguró que el siguiente presidente del Senado debe asegurar la gobernabilidad dentro de la Cámara Alta.

“Tiene que ser alguien que tenga experiencia, firmeza, en fin, o sea, que posea mano izquierda y mano derecha, que verdaderamente pueda conducir bien los trabajos de la Mesa Directiva y bueno, pues entonces, yo tengo confianza en que vamos a saber ponernos de acuerdo”, afirmó Lozano.

Asimismo, refirió que la Coordinación de su partido la pone directamente —previa consulta— el presidente nacional del instituto político y la Mesa Directiva se hace en común acuerdo con las otras fuerzas dentro del Senado, pero, tiene que traer, en principio, el respaldo de sus propios compañeros.

El perredista Miguel Barbosa terminaría su mandato de un año para ceder el paso a un aspirante del PAN, que tendría la presidencia por segunda ocasión, ya que el senador Ernesto Cordero fungió como titular de la Cámara Alta en el primer año de la presente legislatura.

Le siguió en el cargo el senador Raúl Cervantes Andrade (PRI), debido a que entre los coordinadores parlamentarios se acordó que la presidencia fuera rotativa. Ahora sigue la negociación para ver quien queda del Partido Acción Nacional.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS