Arzt sólo fue amonestada por la SFP

Fue señalada de hacer solicitudes de información al entonces IFAI con nombres ficticios y no se abstuvo de votar en casos que ella misma promovió
Archivo / EL UNIVERSAL
15/06/2015
03:00
-A +A

[email protected]

Una amonestación pública fue la sanción que la Secretaría de la Función Pública (SFP) impuso a la ex comisionada del entonces Institito Federal de Acceso a la Información (IFAI), Sigrid Arzt Colunga, por haber incurrido en conflicto de interés.

Ello luego de que la dependencia inició un procedimiento administrativo contra la ex comisionada en enero de 2013, tras la denuncia del ex comisionado Ángel Trinidad, de que su compañera habría incurrido en “conflicto de interés”.

Arzt Colunga hizo solicitudes de información con nombres ficticios —lo que no es sancionado por la Ley—, pero no se abstuvo de votar, resolver recursos de revisión que ella misma promovió. El caso explotó en el pleno del entonces IFAI cuando se realizó el proceso de renovación de su presidencia, cargo que ocupó el ex comisionado Gerardo Laveaga.

La información fue reservada por dos años por la SFP, pero al término del plazo y a través de una solicitud de información presentada por este diario a la Dirección General de Responsabilidades y Situación Patrimonial, informó que el expediente 11/ 2014 en contra de la ex funcionaria es un asunto total definitivamente concluido.

“En el procedimiento se determinó que Wanda Sigrid Arzt Colunga, en su calidad de comisionada del IFAI, es administrativamente responsable del incumplimiento de las obligaciones contenidas en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos”, dice la respuesta.

Por ello, la SFP impuso una sanción administrativa “consistente en una amonestación pública” siendo la única servidora implicada en el asunto.

La dependencia encargada de vigilar la actuación de los servidores públicos informó que la investigación tuvo una duración de un año y tres meses, tiempo en el que se llevaron a cabo las audiencias de ley correspondientes, desahogo de pruebas y la emisión de la resolución respectiva.

La historia. La investigación inició en noviembre de 2013 primero al interior del IFAI cuando comisionados fueron advertidos, por medio de un “correo anónimo”, que su compañera realizó solicitudes de información con nombres ficticios —lo que no es ilegal—, pero en el pleno no se abstuvo de votar, opinar y resolver recursos de revisión de los mismos.

Por medio del oficio IFAI/Comisionados/Ponencia/277/12, la entonces comisionada María Elena Pérez-Jaén entregó a sus compañeros las solicitudes de información y los recursos presentados por “María García y Alberto Vital Rall”.

Ángel Trinidad Zaldívar, quien expuso el caso tras manifestar su inconformidad con la elección de Gerardo Laveaga como comisionado presidente, aseguró que recibió un correo alertando de varias solicitudes que salieron de la dirección IP (Protocolo de Internet, que es un código de identidad) de la comisionada Arzt. La entonces presidenta Jacqueline Peschard ordenó una revisión.

De acuerdo con datos obtenidos por EL UNIVERSAL, “María García” y “Alberto Vital Rall” presentaron 88 solicitudes de información y 15 recursos de revisión, de mayo de 2010 a octubre de 2012.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS