"El principal reto hoy es la seguridad; trabajaré en ello"

Llama a cerrar filas y evitar revanchismos entre partidos para mejorar al estado
45.15% de los votos fueron para Mendoza Davis, contra 35.06% de su contrincante Ricardo Barroso, según el PREP (JUAN CARLOS REYES / EL UNIVERSAL)
11/06/2015
05:10
Julián Sánchez
-A +A

[email protected]

LA PAZ, BCS.— Hombre de familia, el panista Carlos Mendoza Davis, ganador del proceso electoral en el estado, pone a ese núcleo de la sociedad como prioridad y con ello, la principal demanda del mismo: garantizar la seguridad, como parte de una serie de acciones, en muchas de las cuales afirma que irá de la mano con el gobierno federal.

“Atrás quedaron las campañas y las elecciones, hoy hay que dejar en el pasado rencores y pugnas, vamos a ponernos a trabajar todos, sin diferencias, sin partidos, pensando sólo en el beneficio de los sudcalifornianos”, sostuvo en entrevista para EL UNIVERSAL el candidato electo, quien a través de un mensaje de conciliación dice a sus principales contendientes, a los priístas en la entidad que impugnan el proceso electoral:

“Quienes fueron adversarios y contendientes pero no resultaron ganadores los invito a que se sumen a este esfuerzo por el gran estado que es Baja California Sur. Lamento mucho que no estén acatando la voluntad ciudadana, que en su mayoría me concedió el más grande honor de gobernar durante seis años”.

En respuesta al anuncio de que se presentarán denuncias por parte del Partido Revolucionario Institucional debido a presuntas violaciones al marco electoral y con ello la impugnación de todo el proceso, Carlos Mendoza Davis reitera que no deberían ir en contra de lo que los sudcalifornianos decidieron y lo que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, reconoció: su triunfo en los comicios del domingo pasado.

Ahora Carlos Mendoza Davis subraya: “Hago un llamado a la sociedad para trabajar juntos por un mejor porvenir de prosperidad. Deben sanar pronto las heridas y hay que hacer a un lado el revanchismo”.

En este llamado a trabajar juntos y en beneficio de la sociedad, ¿cuál es el principal reto?

—El principal reto, no por la dificultad, sino por la premura, es el de la seguridad: ese es el tema que más preocupa a los sudcaliforninanos. Será lo primero que llegaremos a hacer. No podemos pensar en echar a andar el resto de las ideas si no podemos garantizar que nuestras familias estén seguras y tranquilas, y que Baja California Sur siga siendo el mejor lugar para vivir.

En su opinión, ¿qué es lo que más le duele al estado?

—El golpe que recibió a raíz de la reforma hacendaria, el cual ha tenido un efecto muy complicado en nuestra economía. De ser el estado que más crecía en términos financieros, con tasas del orden del 6% o 7% en trimestres muy repetidos y constantes, esto resultó seriamente afectado y pasamos a tener una tasa negativa.

Además del huracán fiscal, nos pegó en septiembre del año pasado el huracán climatológico Odile, que agravó las circunstancias.

Pero afortunadamente, con mucho trabajo y seriedad, los sudcalifornianos hemos ido saliendo adelante y poniéndonos de pie, caminando firmemente. Con esa característica iremos avanzando en las muchas cosas que tenemos por hacer, para concretarlas y así tener un mejor futuro.

¿Qué se tiene que hacer, cómo deberá ser el gobierno que garantice un mejor futuro?

—Mi gobierno habrá de ser ordenado, responsable, profesional y en tal sentido hago un llamado a toda la sociedad para renovar la confianza, modernizar el trabajo y asumo con ello el compromiso de construir un porvenir de prosperidad para todos los habitantes.

Vamos a trabajar en la recuperación de la tranquilidad, garantizaremos que nuestras familias vivan seguras, poniéndose mayor énfasis en la prevención del delito, con la herramienta tan útil que es la participación ciudadana. Desarrollaremos políticas y estrategias en materia de seguridad pública.

Además de políticas sociales para hacer un solo esfuerzo en conjunto y tener resultados contundentes.

¿Y las policías?

—Vamos a tener una policía confiable, que dé respuesta rápida. Habrá de ser el centro de toda esta cooperación y coordinación entre los tres niveles de gobierno, mediante el Centro Estatal de Política Criminal que se creará.

¿Qué se hará para contrarrestar ese golpe fiscal del que habla y mejorar la economía del estado?

—Entre otras cosas, al municipio de Los Cabos, hay que consolidarlo como un producto turístico de clase mundial, que ya es, pero poniendo énfasis en que los beneficios del crecimiento se distribuyan mejor internamente.

Que quienes viven ahí reciban un poco más de los beneficios de esta industria turística de la cual estamos orgullosos. Y a la ciudad de La Paz, consolidarla como destino y centro de negocios y convenciones, por lo que se hará la construcción de un lugar para ello y se agrandará el centro de convenciones de Los Cabos.

A Loreto, se le lanzará como un destino turístico, se romperá ese círculo vicioso de que los cuartos no se llenan ya que no llegan aviones suficientes o porque no hay servicios para que ahí lleguen más personas.

¿Qué se tiene pensado para los otros dos municipios del estado?

—Para Comondú y Mulegé, que se dedican a las actividades primarias de agricultura, ganadería y pesca, tenemos que asegurar que nuestros productores sean exitosos y no sólo aquellos que logren entrarle al mercado de exportación, sino también para los pequeños productores que suministran el mercado nacional o nuestro propio mercado interno.

Hay que ayudarlos para que sean más exitosos en su comercialización y participen de la utilidad, que tengan una comercialización importante.

¿De qué manera?

—Vamos a impulsar la instalación de dos centros de transformación, distribución y comercialización de productos del mar y de la tierra, que permitan, por ejemplo, que un pescador ribereño tenga oportunidades de negocio.

En algunos casos, su única oportunidad después de pescar los productos del mar, es venderlos en la orilla de la playa, porque no cuenta ni siquiera, con hielo para conservarlos. Por eso se pretende garantizarles una mejor comercialización.

¿En lo político quedaron entonces atrás los rencores?

—Así es. Estoy convencido que a partir del lunes pasado inició el trabajo, ahora a sumar voluntades y conjuntar empeños, poner lo mejor de cada quien para que, fuera de nuestras diferencias, este proyecto pueda tener el futuro que se merecen los sudcalifornianos.

Con esa premisa, hemos asumido un compromiso de trabajar por todos, sin distingo de militancia, partidos, colores, ideologías, niveles socioeconómicos, de educación, de género, o de región geográfica.

Hay que trabajar para todos, para los que votaron por nosotros, así como por los que lo hicieron por otra fuerza política, e incluso por aquellos que no acudieron a las urnas.

Hago el llamado para dar vuelta a la página, para sanar las heridas a quienes todavía las tengan. Acabar con los rencores, que no haya revanchismo.

Les pido a quienes fueron mis adversarios y contendientes en todos los cargos de elección popular, que no resultaron elegidos por la ciudadanía, que se sumen a este esfuerzo y que nos demos cuenta de que la campaña acabó y hay que trabajar por Baja California Sur.

¿Qué hay sobre la impugnación del proceso que anunció el ex candidato priísta Ricardo Barroso?

—Lamento mucho que no estén acatando la voluntad ciudadana y no se den cuenta que la decisión de los sudcalifornianos fue muy contundente, pues no sólo ganamos la gubernatura, sino los cinco municipios y 15 de las 16 diputaciones locales.

Además lamento que haya contraste tan grande entre la posición del Presidente de la República, quien me hizo favor, y mucho le aprecio su generosidad, de llamarme para felicitarme por este triunfo.

Puso a disposición del estado toda la apertura para colaborar y trabajar juntos gobierno federal, estatal y de los municipios. Parecería que (los priístas en la entidad) quisieran enmendarle la plana al Presidente y desconocer lo que él ha reconocido.

Espero que se calmen las aguas, que se tranquilicen los ánimos y todos (los inconformes) se den cuenta de que la elección terminó, que los ciudadanos se pronunciaron y ojalá que lo que quieran ahora es ponerse a trabajar para que a la gente en Baja California Sur le vaya bien.

Como hombre de familia y con el trabajo que quiere hacer por las familias, ¿espera entonces un buen futuro para éstas?

—Esperaría que con el trabajo que desarrollemos, así como con la solidaridad y apoyo de todos, garanticemos que nuestras familias estén seguras, vivan mejor, nos vaya bien y tengamos mejores oportunidades.

Sin duda la inspiración para realizar este esfuerzo ha sido mi propia familia, mis hijos, pensando en todos, trabajo por un mejor futuro para todos los ciudadanos del estado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS