"Quieren hacer de Corte club de cuates": Hernández Orozco

El magistrado del Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, Horacio Hernández Orozco, quien forma parte de la terna que el jefe del Ejecutivo propuso al Senado para ocupar una plaza de ministro en la Suprema Corte de Justicia, asegura que la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de nominar a ese puesto al ex procurador Eduardo Medina Mora ha herido al Poder Judicial de la Federación, pues lo hace ver como un "refugio para cuates"
05/03/2015
09:12
-A +A

[email protected]

El Poder Judicial de la Federación (PJF) “está dolido y hay una molestia” general por la decisión de integrar en la terna para nuevo ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al ex procurador Eduardo Medina Mora, no sólo porque la Presidencia con esta propuesta envía un mensaje de que ve al alto tribunal como un “refugio de cuates”, sino porque en caso de que el Senado de la República apruebe esta candidatura, llegaría una autoridad previamente cuestionada por violación a derechos humanos, consideró el magistrado Horacio Armando Hernández Orozco, también aspirante a ocupar la vacante de ministro en la Corte.

El magistrado del Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito en el Distrito Federal, Horacio Hernández Orozco, levantó la voz y expresó públicamente que designar a Medina Mora representará un “costo político” muy alto para la Corte y generará desconfianza en las resoluciones que éste emita.

“El Poder Judicial está herido y no sé cuánto tarde en sanar su herida por esta situación que está ocurriendo porque una vez más el PJF se vuelve refugio de políticos a modo del presidente de la República, lo cual merma mucho la figura y credibilidad de la institución”, confió el magistrado Hernández en entrevista con EL UNIVERSAL.

Consciente de las consecuencias de estas declaraciones rumbo a la elección en el Pleno, Hernández Orozco aseguró que aun cuando esto implique que él no triunfe, no vuelva a ser nominado en una terna durante este gobierno o incomode a los integrantes del PJF es necesario —dijo— “hablar claro y fuerte” del tema para evitar que la Presidencia vuelva a proponer perfiles de esta naturaleza para la Suprema Corte y con ello dañar la institución.

Al presidente Enrique Peña Nieto también le corresponderá enviar dos ternas para sustituir a los ministros que concluyen a finales de este año su encargo. Se trata de Juan Silva Meza y Olga Sánchez Cordero. Además, en 2018 deja el cargo el ministro José Ramón Cossío.

“¿Cuál es la inconformidad? El detalle es que en las actuaciones previas del embajador Medina Mora han sido cuestionadas en materia de respeto a las garantías constitucionales y derechos humanos. Por muy fuerte que suene esa situación es cierta, asuntos como Atenco, Texcoco, el Michoacanazo, así como la llamada Operación Limpieza, y en ello tuvo participación, y son asuntos que los actuales ministros Arturo Zaldívar y Juan Silva Meza revisaron y condenaron (en su momento)”, recordó el magistrado.

Incluso, acusó a la Consejería Jurídica de no escuchar la opinión de los actuales ministros de la SCJN y procesar la lista sin correr la cortesía al presidente de la Corte, Luis María Aguilar, de avisarle previamente del envío de la lista al Senado.

“Con Vicente Fox y Felipe Calderón dieron esa participación a los ministros, que es una cuestión no escrita, pero es una cortesía que se viene señalando para entendimiento de los Poderes, y considerando que van a estar entre pares. Los ministros, cuando había una vacante, ya sea el Ejecutivo o a través del Poder Judicial de la Federación, proponían lista de magistrados y sobre esa lista el Ejecutivo hacía la inclusión”, explicó.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el magistrado Alfredo Fuentes Barrera, el otro integrante de la terna, se pronunció porque el Senado garantice la llegada de un perfil de carrera judicial, lo cual no cumple Medina Mora.

“El propio artículo 96 de la Constitución privilegia la carrera judicial; el propio Constituyente señala esta realidad porque es el profesional de la carrera judicial quien se nutre de las interpretaciones de la Constitución y es quien se acerca con sensibilidad de manera cotidiana a la población mexicana; es quien vive el día a día de la justicia cotidiana”, expresó Fuentes Barrera.

Expertos. El director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Pedro Salazar, y el investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), José Antonio Caballero, reconocieron que algunos miembros del PJF han manifestado su “preocupación” por la propuesta de Medina Mora. Pero ambos reservaron los nombres de los magistrados y jueces incómodos con la propuesta del diplomático.

Salazar urgió a hacer una reforma al método de elección, mientras que Caballero dijo que con esta decisión está en juego el prestigio de la Corte.

Expuso que la crisis anterior muestra que el procedimiento de enviar una terna “está agotado” y es urgente reformar el artículo 96 de la Constitución para cambiar el procedimiento de designación de ministros de la Suprema Corte de Justicia.

“Más allá de la polémica alrededor de la candidatura de Medina Mora, creo que es necesario reformar la Constitución para que el Presidente proponga un solo candidato para cada vacante y se vea obligado a justificar ampliamente su decisión ante la sociedad”, dijo en entrevista.

Y José Antonio Caballero agregó: “Hay preocupación porque cuando el entonces procurador ejercía acción penal y ésta no tenía los resultados que él esperaba de inmediato cuestionaba la interpretación y trabajo de los jueces. Los jueces son muy sensibles, porque ellos siempre argumentan que necesitan independencia absoluta para poder actuar. El reto es que se garantice la autonomía de los jueces. Ahí está el asunto”, comentó.

Caballero explicó que la Cámara de Senadores tiene en sus manos una “responsabilidad histórica” porque la Suprema Corte es “árbitro máximo del sistema político mexicano” y, por tanto, quien se convierte en ministro debe convencer de su imparcialidad y su compromiso con la defensa de derechos humanos.

“Las razones del desprestigio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación antes de la reforma de 1994 era precisamente ésa (que era un refugio para cuates). Hay una responsabilidad política muy, muy importante del Presidente de la República y del Senado de mantener el prestigio de la Corte, que hoy cuenta con mucha confianza de los mexicanos… y el prestigio te lo puedes volar muy rápido”, concluyó.

Por su parte, el ministro presidente de la Suprema Corte, Luis María Aguilar Morales, felicitó a los magistrados Horacio Hernández y Alfredo Fuentes Barrera y les pidió representar con la frente en alto a los miembros de carrera judicial en este proceso.

jram

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS