Soldados han localizado y clausurado más de la cuarta parte de tomas clandestinas

22/05/2017
02:10
Redacción
-A +A

Señor Director:

En relación a la columna periodística titulada Serpientes y Escaleras, de la autoría de Salvador García Soto, la cual subtitula Las culpas del general, publicada el 17 de mayo en el diario que usted dirige, y con el fin de evitar que se generen percepciones falsas en sus lectores y en la opinión pública en general, es preciso aclarar lo siguiente:

El periodista hace referencia a los comentarios vertidos por el titular de esta secretaría durante un evento en la ciudad de Tijuana, Baja California, donde mencionó que “hubo omisiones de algunas autoridades” (no habló de gobernantes), misma que contribuyó a que se agravara el robo de combustible en el país, señalando el columnista que: “…el general parece haber omitido a otro actor responsable que son los soldados del Ejército mexicano, comisionados y contratados por Petróleos Mexicanos para que, a cambio de una compensación económica, se hicieran cargo de la vigilancia, patrullajes y seguridad en puestos neurálgicos de la Red Federal de ductos”.

 

Por lo anterior, es necesario mencionar que la Secretaría de la Defensa Nacional, el 10 de septiembre de 2013, suscribió el convenio general de colaboración Sedena-Pemex 2013-2018, desplegando un total de mil 558 elementos militares en 71 instalaciones estratégicas.

Asimismo, y debido al incremento exponencial del robo de combustible a través de tomas clandestinas, se suscribió el convenio específico Sedena-Pemex/500 2014-2018, por el cual se desplegaron mil 300 elementos más para conformar 48 bases de operaciones que patrullan siete poliductos a lo largo de 2 mil 478 kilómetros.

Como resultado se ha logrado lo siguiente: La recuperación de 25 millones 998 mil 904 litros de combustible; la localización de 6 mil 171 tomas clandestinas; el aseguramiento de 4 mil 325 vehículos empleados en el tráfico de combustible robado (tractocamiones, cisternas, entre otros); la detención de 204 personas en flagrancia delictiva; el aseguramiento de 147 mil 334 pesos y 171 dólares americanos; así como 65 armas de fuego, 6 mil 777 cartuchos de diversos calibres, 258 cargadores para diversas armas y 12 mil 361 contenedores de diferentes capacidades para el almacenamiento de combustible.

El esfuerzo de las tropas empeñadas en estas actividades ha sido destacado, ya que del total de tomas clandestinas localizadas y clausuradas en todo el territorio nacional 26.49% las ha realizado el personal militar.

Derivado del apoyo que proporciona esta secretaría a Pemex, se han presentado 32 agresiones con armas de fuego, resultando seis soldados muertos y 30 heridos, así como 10 retenciones de elementos militares, quienes fueron confrontados con palos y piedras; lo cual pone de manifiesto el riesgo que diariamente se vive en estas labores que, en primer término, no son nuestra responsabilidad.

Por lo anterior, se considera un señalamiento infundado al decir que el personal castrense no haya realizado su trabajo para evitar que creciera y se multiplicara el saqueo ilegal de combustible, olvidando que el esfuerzo es compartido con las autoridades de todos los niveles y que la remuneración que señala se recibe para cubrir los costos de combustible, depreciación del material, alimentación y alojamiento de las tropas, sin buscar lucro alguno con estas actividades.

También es preciso mencionarle que en todo el territorio nacional, el esfuerzo de los soldados no sólo se circunscribe a lo establecido en los convenios con la paraestatal sino que, además, en sus actividades diarias, otras tropas también actúan para combatir ese flagelo sin esperar remuneración a cambio. Ese es el espíritu de actuar de los soldados, siempre en beneficio del pueblo de México.

Diariamente los soldados recorren los 2 mil 478 kilómetros de poliductos especificados en el convenio, efectuando patrullamientos terrestres y aéreos en horarios diurnos y nocturnos, en virtud de que para recorrer la totalidad de los ductos que cruzan el territorio nacional se necesitaría más que un Ejército.

Dentro de las principales premisas de esta secretaría, se encuentra el realizar las actividades asignadas en la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos con transparencia, cuidando en todo momento el empleo de los recursos que la nación pone a su disposición.

Por otra parte, en relación con el señalamiento que hace el columnista respecto a que en varios estudios sobre el fenómeno de corrupción ha sido favorecida la industria ilegal del robo de ductos y que también aparecen los militares encargados de la vigilancia como un eslabón más en esa cadena de fallas, omisión y colusión, se invita al señor García Soto a denunciar ante las autoridades correspondientes los hechos o casos específicos donde personal militar supuestamente actúa de manera ilegal, impune o arbitraria.

General brigadier D.E.M. Marco Antonio Álvarez ReyesDirector general de Comunicación Social

COMPROMISO CON LA PRECISIÓ[email protected] UNIVERSAL da la bienvenida a sus observaciones sobre errores o imprecisiones.

Mantente al día con el boletín de El Universal