Cesan a 16 por dar créditos fraudulentos

Infonacot investiga otros 379 casos por valor de 23 mdp. Los ex trabajadores operaban en la CDMX y el Edomex
La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) señala que esta dinámica podría repetirse en otros estados. (MOISÉS PABLO. CUARTOSCURO)
11/04/2017
02:35
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Los 16 trabajadores del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Infonacot) que fueron cesados estaban involucrados en el otorgamiento fraudulento de 379 créditos a trabajadores por un valor de 23 millones de pesos, operaban en la Ciudad de México y el Estado de México; cobraban comisiones de 30% sobre el monto total del crédito.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dio a conocer el modus operandi de los 16 trabajadores del Infonacot, quienes fueron cesados desde el viernes pasado por cobrar comisiones de hasta 30% para tramitar créditos y otorgarlos a personas que no los habrían obtenido por vía “legal”.

Estas personas operaban en las direcciones del Infonacot en Vallejo, Mixcoac y Zaragoza, en la Ciudad de México; y en el Municipio de Tlalnepantla de Baz, en el Estado de México.

En conferencia de prensa, el titular de la STPS, Alfonso Navarrete Prida, detalló que los analistas captaban a sus víctimas en centros móviles o directamente en las oficinas de Infonacot cuando iban a solicitar su crédito, pero descubrían que no eran sujetos del mismo o no tenían documentación comprobatoria, los 16 asesores lo gestionaban o metían documentos falsos para que les fuera aprobado.

A cambio, pedían 30% del monto otorgado y, para garantizar el pago, obligaban a los clientes a que firmaran pagarés que destruían después de que se les entregaba su comisión; en algunos casos, hacían valer estos documentos de crédito independientemente de que hubiesen recibido o no el dinero acordado.

“Los ayudaban a agilizarlos [los créditos], algunos de ellos expidiendo documentos apócrifos para que pudieran entregarse. Al momento de cobrar, el trabajador sufría una merma en el dinero que le estaban prestando”, detalló.

“Se descubre una dinámica de lugares, se repetían actos con los mismos funcionarios de Fonacot, con la misma irregularidad en la suplantación de algunos papeles, y con una dinámica acreditada que sí ocurría, y el trabajador, sabiendo que había una irregularidad en la obtención del crédito, no quería denunciar", añadió.

Los montos de los créditos que se obtenían eran bajos, puesto que en promedio no rebasaban los 30 mil pesos. Entre las conductas que se denunciaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) y el órgano interno de control del Infonacot están la de fraude y abuso de confianza.

Navarrete Prida señaló que en cuando menos uno de los casos que documentó la secretaría a su cargo, se detectó colusión con otras instituciones y la “fuerza pública” para cobrar los pagarés que firmaban los clientes a los gestores por lo que hay “indicios sólidos” y “solidez suficiente” para llevar a una denuncia penal.

Insistió en que “no para aquí, honestamente no lo creo” al mencionar que esta situación podría estar repitiéndose en otras entidades.

“La dificultad fue que en un inicio, aún sabiendo lo que estaba ocurriendo, caía en la esfera de los particulares porque no era un dinero que se estuviera desfalcando al Infonacot. Los montos son bajos y por eso se dificulta detectarse con facilidad porque se paga en el corto plazo”, mencionó.

“En uno de los casos, cuando teníamos ubicada a una de las víctimas para hacerle valer el cobro de los pagarés no obstante que ya había entregado su 30% y no le habían devuelto los mismos, llegó fuerza pública a su domicilio para hacer valer el cobro. Eso es un indicio de que es más grande este asunto”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS