Advirtió CNS fallas en penal desde 2013

14/07/2015
03:28
PIERRE-MARC RENE
-A +A

[email protected]

Torres sin vigilancia, equipo detector de partículas prohibidas inoperante y obsoleto, así como cámaras con horas erróneas son algunas de las fallas que la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) encontró en agosto de 2013 en el Cefereso 1 Altiplano en el Estado de México, de donde se fugó Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Según el documento “Inspección al Cefereso 1 Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México”, elaborado por personal de la dirección General de Inspección y Evaluación para la Operación, se hicieron nueve observaciones sobre la seguridad.

Los resultados de la inspección, que se presentaron a Manuel Mondragón y Kalb, quien en ese momento fungía como el titular de la CNS, mencionan que el penal cuenta con un sistema de circuito cerrado de televisión conformado por 793 cámaras de las cuales 385 son de tecnología análoga y 408 de sistema híbrido, sin embargo, dos de ellas “mostraban horas diferentes a las reales”.

Indica que “el Centro cuenta con un registro biométrico para el acceso del personal, equipos Garrett para la detección de metales, equipo no intrusivo de Rayos X, equipo detector de partículas prohibidas (IOSCAN 500 DT) y equipo detector de partículas (SENTINEL II), mismo que se encuentra inoperante y sin posibilidad de ser reparado por encontrarse descontinuadas sus refacciones”.

También se observó que durante los diversos traslados de internos a las diferentes áreas, como comedor, juzgados y servicios médicos, “son acompañados por una sola persona de Guardia y Custodia”, las cuales trasladan entre 10 y 20 reos.

Si bien el acceso a los tres niveles de la cárcel es mediante puertas de apertura electrónica, controladas por personal de seguridad y custodia que se encuentran dentro de un diamante de control, una sola persona es la que “sube y baja para dar el acceso a los tres niveles, lo que retrasa los accesos del personal”, dice el documento.

Indica que el penal cuenta con 20 torres de vigilancia. De las nueve torres de vigilancia que se encuentran dentro del centro, “sólo cinco estaban cubiertas con personal, mientras que todas las torres en el exterior estaban descubiertas por falta de personal”. Por lo que se recomendó reforzar el perímetro con los cinturones de seguridad adecuados, ya que “la zona representa un alto riesgo”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS