Se encuentra usted aquí

Astudillo: Nunca más otro Iguala

El priísta señala que como gobernador en su mandato no habrá lugar para crímenes
"Los guerrerenses quieren a un gobernador decidido, responsable, transparente,honesto, que trabaje, que no se enriquezca y que se ocupe de los problemas del estado" Héctor Astudillo, virtual gobernador de Guerrero
09/06/2015
03:19
-A +A

[email protected]

Acapulco, Guerrero.—El virtual candidato ganador de la gubernatura de Guerrero, Héctor Astudillo (PRI), adelanta que de ser ratificado su triunfo por las autoridades electorales, en su mandato tratará de que nunca más vuelvan a ocurrir hechos como los de Iguala, donde desaparecieron 43 estudiantes.

Adelanta que “predicará con el ejemplo” y será su responsabilidad hablar con todos los gobernantes para evitar casos como el de José Luis Abarca, ex edil de Iguala, consignado por ser el presunto autor intelectual de la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre, y por tener vínculos con el crimen organizado.

“Trataré de que nunca más vuelva a ocurrir eso contundentemente, yo voy a predicar con el ejemplo, como siempre lo he hecho”, dice en entrevista con EL UNIVERSAL.

“Será mi responsabilidad hablar con todos los que sean gobernantes que van a llegar conmigo, que van a ser compañeros de viaje para que cuiden todo eso, sin duda”, afirma.

Reconoce que no puede impedir que los otros candidatos impugnen el resultado de la elección. “Están en su derecho de hacerlo, pero serán los órganos electorales los que lo resuelvan.

No es la primera vez que el candidato del PRI-PVEM contiende por el gobierno de la entidad guerrerense. En 2005 también compitió por el cargo pero perdió ante el abanderado del PRD, Zeferino Torreblanca.

De ser confirmada su victoria por lo órganos electorales en las urnas, Astudillo Flores recuperaría Guerrero para el PRI luego de ser gobernado por el PRD durante dos mandatos, el segundo de ellos incompleto debido a que Ángel Aguirre Rivero se separó del cargo al pedir una licencia luego de las críticas por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Astudillo no descarta sumar a los candidatos de la oposición, Jorge Camacho (PAN) y Beatriz Mojica (PRD) a su equipo de gobierno, pues son “muy valiosos guerrerenses”.

Contra dos tigres

El candidato del PRI aventaja en los conteos por la gubernatura del estado, luego de los comicios del domingo. Dice que sólo ha dormido dos horas.

En su casa de campaña todavía están colgados los mapas con los distritos electorales que fueron prioritarios para ganar la gubernatura. Su voz es ronca porque, dice, ha dado más de 30 entrevistas en las últimas horas.

Sereno, reitera que Guerrero sigue siendo una “jaula chica con dos enormes tigres”: la pobreza y la inseguridad, pero que a partir del 27 de octubre, fecha en que rendirá protesta como gobernador, “yo le voy a entrar con los tigres”.

El ex alcalde de Chilpancingo comenta que en su administración no habrá impunidad, que él no se dedicará a investigar personas, pero advierte tajante que no se solapará ningún acto de corrupción ni habrá nepotismo.

Afirma que para salir de la pobreza y la marginación es necesario crear “un Pacto por Guerrero”, similar al que al inicio del sexenio convocó el presidente Enrique Peña Nieto, con todos los actores políticos y sociales del Estado donde incluso, agrega, convocará a todas la fuerzas de izquierda.

Siempre sonriente, Mercedes Calvo, esposa de Astudillo, se acerca al virtual ganador de los comicios, masajea sus hombros, le da ánimos. Discreta se despide y sale del salón que fungió como cuarto de guerra durante la jornada electoral del domingo.

“Éste es el reto más amplio de mi vida, no solamente mío, sino de cualquier guerrerense en este momento”, afirma el virtual gobernador.

Pedir ayuda al Presidente

¿Convocaría a un Pacto por Guerrero, similar al que hizo el presidente Enrique Peña Nieto pasa sacar adelante al estado?

—Sí, hay que hacerlo, vamos a buscar un modelo que funcione para el caso específico de Guerrero, Un Pacto por Guerrero vale la pena.

¿Convocaría a todos los actores y partidos de izquierda?

—Sí, absolutamente a todos, Guerrero después de la crisis en Iguala necesita paz, eso es lo que la gente quiere”.

¿Qué tipo de gobernador requiere el estado de Guerrero?

—Los guerrerenses quieren ver a un gobernador decidido, pero también responsable, transparente, honesto, que trabaje, que no se enriquezca, que no ofenda a los ciudadanos y que se ocupe de los problemas de Guerrero.

¿Cuáles son los temas que deberá atacar de inmediato?

—Dos cosas que están muy ubicadas, cómo mejorar la seguridad pública y cómo generar condiciones de mayor desarrollo en Guerrero.

¿En qué áreas solicitará ayuda a la Federación?

—Yo le pediré ayuda el presidente Enrique Peña Nieto, no sólo para seguridad pública y para generar empleos, sino para mejorar el nivel de vida de los guerrerenses, hay que invertir en lo social, en los niños, en los jóvenes, en el turismo y en el campo”.

No ando persiguiendo a nadie

¿Revisará lo que dejó de hacer la administración de Ángel Aguirre?

—Yo no ando persiguiendo a nadie, pero no voy a permitir la impunidad. No estoy viendo como un objetivo primordial a quién voy a meter a la cárcel o a quién le voy a hacer algo indebido, lo que Guerrero está esperando son mejores condiciones de vida.

¿Se refiere al atraso en construcción de obra pública, como el Aca-bus?

—Ése es un asunto muy delicado, está a muy poco tiempo de que reviente. Si no funciona al 30 de junio tendrán una penalidad de 500 millones de pesos. Se trata de asuntos que hay que resolver y pronto.

¿Después de la crisis de Iguala y Ayotzinapa, porqué el PRI obtuvo el triunfo?

—Nosotros nos convertimos en una opción, las circunstancias se dieron. Lo de Iguala y Ayotzinapa fue una circunstancia, y yo hice mi chamba como candidato. Para mí es importante que el PRI vuelva a gobernar Guerrero.

¿Cuál es su balance sobre el gobierno de Rogelio Ortega?

—No quiero opinar, ni hacer comentario que vaya a colocar una relación, que de por sí no la hay. La mejor opinión la tiene el pueblo de Guerrero, yo prefiero ser prudente.

¿Usted y los otros aspirantes son muy cuidadosos al hablar de Angel Aguirre Rivero, qué le deben?

—No, ninguno, yo no tengo ningún compromiso con nadie, voy a hacer lo que me corresponda hacer como gobernador electo. Reitero mi prioridad que como gobierno será hacer un llamado a la paz y a la concordia.

Los maestros

Ayer mismo, en entrevista radiofónica con Radio Fórmula, el priísta dijo que dialogará con la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y con el Movimiento Popular de Guerrero.

Destacó que a la entidad a la que llegará como gobernador, es un Guerrero “convulsionado y desgobernado”, por lo que “hay que formar un gran equipo y hay que pedir ayuda”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS