Voto 'histórico' deja al Verde endeudado

El coordinador del PVEM en el Senado negó que hayan pagado a artistas y futbolistas por tuitear el día de la elección; admite que se adquirió un crédito por 100 mdp ante las sanciones del INE
"No pagamos por ningún tuit; ni al Piojo, ni a artistas" Carlos Alberto Puente Salas, Coordinador del PVEM en el Senado
19/06/2015
03:48
Juan Arvizu Arrioja
-A +A

[email protected]

Con 47 curules en San Lázaro aseguradas en la próxima 63 Legislatura, el éxito del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es que suma la mayoría con el PRI, y con ello dará gobernabilidad a la Cámara de Diputados. “Vamos a seguir acompañando al presidente Enrique Peña Nieto, a quien reconocemos como nuestro líder político”, dice el coordinador de la bancada Verde en el Senado, Carlos Alberto Puente Salas.

Esa mayoría, que califica como histórica, se construyó a costa de enfrentar sanciones. Puente Salas asegura que le fueron impuestas por el INE sin que en campaña su partido haya violado la ley electoral, y para cubrirlas se abrió una línea de crédito por 100 millones de pesos, con el banco Multivalores (Multiva), perteneciente al Grupo Empresarial Ángeles.

Niega que hayan pagado a futbolistas o a artistas por tuitear a su favor el 7 de junio, día de la elección.

“Esa mayoría es la primera que tiene un Presidente de la República en la mitad de su sexenio, desde Carlos Salinas de Gortari, y la han alcanzado PRI y PVEM, aun cuando éste enfrentó sanciones de la autoridad electoral y quedó debajo de la expectativa que motivó su campaña de colocarse como la tercera fuerza política de México”, dice.

Aunque no ganó 60 curules, se logró la mayoría junto con el PRI en unas elecciones intermedias que se desarrollaron en un momento complicado, en el que todo mundo advertía que venía una debacle.

En una escala en su oficina del Senado, después del 7 de junio, que consideró una jornada intensa, en un proceso en el que el Partido Verde fue “muy protagonista”, Carlos Alberto Puente Salas, coordinador en la Cámara Alta, representante ante el INE, vocero de su partido, líder estatal y presidente de la Comisión de Juventud, comenta con EL UNIVERSAL las tareas de campaña.

¿Cuánto pago el Partido Verde a Miguel Herrera, El Piojo, por los tuits a su favor el día de la elección?

—¡No! De ninguna manera.

Hay idea de que se le pagó.

—No. Es lamentable a dónde hemos llevado la prohibición del ejercicio de una expresión personal, en algo que ni siquiera está regulado. Las redes sociales no están reguladas. Cualquier mexicano tiene el derecho expresar libremente sus ideas ahí. La veda no aplica para esos mexicanos mientras no lo hayan hecho afuera de una casilla.

Senadores lo hicieron mostrando su boleta de cómo votaron y no pasó nada. Los seguidores de Andrés Manuel (López Obrador) lo hicieron. ¿Qué ésos no son famosos? Bueno, cada quien tiene sus adeptos en la parte donde los puede encontrar. No le pagamos a nadie.

¿Los concitaron?

—La motivación estuvo cuando Acción Nacional propuso que la Selección Nacional de Futbol no jugara de verde, cuando toda la vida lo hemos dicho: “Ponte la verde”. La selección va y juega de verde.

Realmente le podemos faltar al respeto al electorado al pensar que si ese día la Selección juega de verde va a tener más votos el Partido Verde. Se me hace una postura enana.

Salió el tema con el técnico (Miguel Herrera), una vez que coincidimos en un lugar público. Le dijimos: “Nos quitaron la verde”. Él comentó: “¿Cómo puede ser así?” Y el día de los comicios la suya fue una expresión libre.

¿Hay que regular el Internet y las redes sociales en próxima reforma política?

—De ninguna manera. En el Verde sostenemos y pensamos que tenemos que ir por un modelo de mucha mayor apertura, de mayor libertad. Hoy los políticos tenemos la prerrogativa única de expresar nuestras ideas y los ciudadanos no.

Red de apoyo

¿Cómo 20, 30 personas famosas participan de la misma forma, en el mismo día, en las mismas horas? ¿Extraña coincidencia, entendimiento colectivo de ellos?

Sin referir que fue estrategia el que los famosos salieran en redes sociales con mensajes a favor del Verde, Puente Salas comenta el caso de Fernando Reyna, de Guerrero, en lista plurinominal, militante desde años antes de que anduviera con su esposa Galilea Montijo. “Es natural que su esposa lo apoye, ¿estás de acuerdo?”, aseveró.

Los legisladores del Verde tienen vínculo con deportistas, explica, porque en diversas Legislaturas del Congreso de la Unión su partido ha presidido la Comisión del Deporte. “Tratan de denostar al Verde. ¿Cuánto, entonces pagó (Vicente) Fox a (Roberto Gómez Bolaños) Chespirito y Kate del Castillo, por aparecer en su campaña?”

Defiende más a los famosos en la operación del 7 de junio. “No lo hicieron utilizando un medio de comunicación electrónico, como puede ser radio y televisión, que es lo que está prohibido y lo hacen en redes sociales, en algo que no está regulado”.

Se les acumularon multas. Los estrategas del partido consideraron pasarse de la línea, caer en falta, al fin que las sanciones se pagan de dinero que no es del bolsillo de ustedes, sino de las prerrogativas.

—No había un cálculo de decir que nos multen con tanto y sigue siendo negocio, como todo mundo dijo. Falso.

Cuando dije “bolsillo”, era el personal.

—Hay una responsabilidad en la que estaría empeñando la funcionabilidad del partido durante los próximos años. Si se confirmaran todas las multas serían más de dos años de prerrogativas. Muchas se han venido cayendo, han bajado, fueron excesivas. La última era de risa. Castigaron con tiempos de radio y televisión algo que era publicidad fija en lo que el beneficio que supuestamente se había obtenido ya nos habían multado .

El deporte de esta elección fue “multar al Verde”, por parte de la autoridad electoral. Es triste y lamentable. No se midieron.

¿Cuánto estará hoy el monto de las multas?

—No queremos aún dar un estimado siquiera.

Hay cuentas de unos 400 millones de pesos.

—Puede ser un poco más.

¿El número de curules satisface?

—Ahí está el gran resultado del Partido Verde. Nuestro sistema electoral deja muy claro que no es la fotografía real el porcentaje de votación que se obtiene de la fuerza de un partido político.

Efectivamente, Morena tiene un porcentaje mayor de votos, pero el Verde va a tener más diputados, que es lo que a nosotros nos importa.

Las cuentas nos dan que vamos a tener 47 diputados federales. Histórico para el partido, creo que ésta ha sido la gran elección del Partido Verde al margen de los porcentajes.

Estábamos en posibilidad de haber llegado a ser la tercera fuerza política, ahí estaban los números No se logró.

Para lograr la tercera posición, ¿con que margen?

—Con 13 puntos, con base en sondeos y preferencias. Hoy el grupo es de 26, cuando fui diputado en la 60 Legislatura éramos 17; hablar de un grupo de 47 diputados federales es algo muy diferente para el partido y nos va a permitir lograr y cumplir los compromisos que hicimos con la ciudadanía.

Fueron los más multados por el INE. ¿Qué sabor de boca le deja esta circunstancia?

—De frustración, en ciertos momentos. Es difícil explicarle al ciudadano por qué a nuestro partido se la pasaron multándolo por cumplir con una obligación que es rendirle cuentas a los mexicanos; haberse gastado el dinero de los grupos parlamentarios en lo que se tiene que gastar. ¿Dónde está el dinero de los otros grupos? ¿Sobresueldos? Yo quiero pensar que en el Senado todos ganamos igual.

En informes de labores, ¿cuánto gastó?

—Te paso la tarjeta para ser puntual en el monto que traemos.

¿Basta con 47 diputados en una campaña en la que fueron tan protagonistas? ¿Valió la pena?

Es un gran resultado para el partido. Esperábamos más. Sí. Las expectativas y las metas siempre van a ser más altas. Estamos satisfechos. Hicimos nuestro máximo esfuerzo. No nos guardamos nada. Dimos todo.

El Verde no se dedicó a violar la ley electoral. Nos aplicaron una retroactividad con una modificación de criterios. Y de ahí nos dieron una muy clara administración de la justicia que semana por semana venían los fallos.

De repente no entendías cómo con una persona haciendo clara campaña anticipada al 2018, nadie se atrevió ni tuvo el valor de señalarle nada. Me refiero a Andrés Manuel López Obrador, pero contra el Verde, todo.

¿PRI y PVEM aseguraron esa mayoría con esa alianza y esta participación dinámica de ustedes? ¿Las estrategias del PRI y PVEM estaban hermanadas?

—No.

¿Asociadas, vinculadas?

—Cada uno tiene propuestas muy claras y concretas. Ofrecimos al electorado algo muy diferente a la oferta que le llevó el PRI.

¿Qué aporta el Verde a la democracia con su participación en este proceso por terminar?

—Es un partido que puso la muestra a todos los demás. Si aplicamos los recursos que nos dan a los grupos parlamentarios, lo que pueden hacer lo vieron en las calles.

Decían “es que el derroche del Verde”. Bueno, imaginen el derroche del PAN, que recibe cuatro veces más que el Verde, o el PRD que recibe tres veces más. ¿Dónde están los recursos?

Con la experiencia de este proceso electoral, ¿en qué hay que trabajar para contar con una mejor ley?

—Acercar la política a la gente. Están hartos porque los hemos aislado. No hay oferta verdadera para los mexicanos. Ofrecen que van construir escuelas, carreteras, hospitales. ¡Mentira! Lo dicen nada más por ejercer la facultad de elaboración del presupuesto. No hacen las carreteras, ni los hospitales.

Por eso, la gente cada tres años se siente traicionada y engañada.

¿La práctica democrática está empobrecida con tanto dinero que corre en las campañas?

—Tenemos que volver a hacer el ejercicio de la política, a verdaderamente tener un debate con los ciudadanos.

Dicen los políticos que el día de las elecciones es clave para ganar o perder

—En el Verde pensamos diferente. Se tienen todos los otros días para hacer una gran campaña y esperar la voluntad del electorado.

¿Hubo regreso al pasado en estas elecciones?

—No. Estamos avanzando, hay algo que la reforma electoral nos dio: un paso adelante. Nos ayudó a ver la alternancia en estados en que se veía difícil, como Sonora, Guerrero y Michoacán.

Necesitamos una reforma que termine con la “espotización”. No más spots. El que quiera, que los pague de su prerrogativa y dejen de hartar a la cuidadanía. El PAN y el PRD usaron los mensajes para descalificar, porque no cuesta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS